Inicio » Cine y televisión » Reseña: Mujercitas (2019) – Una increíble revisión a un clásico

Reseña: Mujercitas (2019) – Una increíble revisión a un clásico

Greta Gerwig nos regala una película sumamente tierna y sincera con Mujercitas, donde la relación entre las 4 protagonistas será el mayor acierto del filme.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por J Martínez el 02/02/2020

Pareciera que cada cierto tiempo tiene que aparecer un nueva adaptación al clásico libro de Louisa May Alcott, pues, a lo largo de la historia, han aparecido más de 12 revisiones, entre obras de teatro, series de televisión, adaptaciones animadas y, por supuesto, películas. Esto ocasiona que la historia de las hermanas March ya no sea tan fresca e innovadora como podría ser. Pero, honestamente, creo que no toda película debe serlo para destacar…

Y es que creo que no hay mejor momento para volver a visitar Little Women (título en inglés para la película y el libro), pues la historia de empoderamiento de Jo, sumado a los malos ratos que las demás hermanas deben pasar sólo por ser mujeres, no podría estar más acorde con los tiempos que corren. Y aunque este es quizás uno de los mayores aciertos de la película, no es el único, ya que Greta Gerwig logra manejar y adaptar el libro de manera increíble, al mismo tiempo que brinda una dirección impecable.

Las mejores hermanas del mundo

La película destaca, por sobre todas las cosas, por la ternura que emiten las 4 protagonistas. Y esto queda claro en los primeros momentos del film, mostrando inmediatamente las primeras interacciones entre ellas. Esto no hace más que acentuarse durante el resto de la misma, ya que a medida que se van desarrollando más los personajes (no sólo las 4 hermanas), más se van acercando a nosotros gracias a sus marcadas personalidades, la honesta comunicación entre ellos y una sinceridad que se agradece.

Jo es la protagonista de esta historia y es, evidentemente, quien más tiempo aparece en pantalla. Su historia nos contará los problemas que tiene por querer vivir su vida de manera independiente, sin un hombre que la mantenga; porque, según se dice, las mujeres sólo sirven para amar. Así, verá que su sueño de ser escritora está más lejano que cerca, y su intención de no contraer matrimonio será difícil de mantener. Interpretada de manera sublime por Saoirse Ronan, Jo será un personaje complejo, que actuará muchas veces como el eje central de las hermanas.

La segunda hermana que más tiempo tendrá en pantalla será Amy, interpretada por Florence Pugh (que este año se sitúa como una de las grandes actrices de esta generación). Será quien más faltas tiene y muchas veces parecerá que es difícil simpatizar con ella. Sin embargo, su personaje está tan bien escrito, y está tan bien actuado, que terminaremos con un cariño tremendo hacia ella a pesar de esto. Por supuesto que no dejará de tener sus propios problemas relacionados con su género, aunque los maneje de manera distinta a Jo.

Meg y Beth serán quienes menos tiempo aparecerán, pero sus historias son probablemente las que más emociones causan. El personaje de Emma Watson será el de una mujer mucho más tradicional, pero que es consciente de todos los problemas que el estereotipo de mujer presenta. Y, a pesar de que ella efectivamente quiere muchas de las cosas que este estereotipo dice, Meg luchará por hacerse un lugar como una mujer independiente. Beth por su parte, aguantará el 90% del peso emocional de la película, mientras que al mismo tiempo tiene un arco argumental muy tierno y emotivo.

Aunque la historia de cada hermana por separada es sumamente interesante, el fuerte de la película será la relación que existe entre ellas y el cómo se apoyan al 100% en todas las decisiones y situaciones que deben vivir. Transmitiendo una ternura increíble, el amor que estas 4 hermanas se tienen lo podremos sentir muy fuerte y nos emocionará de gran manera, llegando incluso hasta las lágrimas si nos pilla en un mal momento.

Evidentemente no serán los únicos personajes que aparecerán en la película. También está la interpretación de Timothée Chalamel, Laurie, un joven adinerado sumamente simpático y comprensible que aportará un montón al desarrollo de las 4 hermanas. O la mamá March, Marmee, que será otro soporte fundamental que tendrán, desarrollándose lo suficientemente bien para entender las personalidades de cada una de las mujercitas.

La dirección, la guinda de la torta

El aspecto técnico también logra destacar de buena manera. Una decisión importante que se tomó es la de contar la historia con 2 líneas temporales (que son sumamente sencillas de seguir). Esto, por extraño que pueda parecer, le sienta bien al filme y ayuda el hecho de que, probablemente, muchos de los espectadores ya conozcan la historia. Haciendo paralelismos y contrastes entre las situaciones que las hermanas van viviendo, las emociones logran aflorar aún más de lo que lo harían con un formato tradicional y se vuelven imposibles de ignorar.

¿Por qué digo que es muy sencillo seguir las dos lineas temporales? Pues, porque todas las imágenes que transcurren en el pasado tendrán un filtro muy cálido, que enfatizará la ternura y familiaridad que tuvieron las hermanas en su niñez. Mientras que las imágenes que transcurren después (digamos, en el presente), tendrán un filtro más frío, muy nostálgico, que reflejará y enfatizará la lejanía, los problemas y las tristezas que las hermanas tienen que vivir en su vida más adulta.

Los diálogos son otro aspecto que se debe elogiar. Cada uno de ellos son sumamente realistas y, gracias a las increíbles actuaciones de todos los involucrados, llenan de ternura cada escena en que aparecen las hermanas. Lo mejor de todo son ciertas líneas de diálogo, algo cortas, pero que están llenas de potencia y peso sentimental. Y la película está llena de estas, así que tenemos mucho potencial para nuestras nuevas citas favoritas.

Conclusión

El 2019 nos sigue dejando películas increíbles y, aunque el estreno acá haya llegado un poco tarde, Mujercitas es, sin dudarlo, otra película que dará mucho de qué hablar, no solo por su mensaje tan concreto y (aunque haya nacido hace 100 años) actualizado con los tiempos que vivimos, sino también porque es una obra que está dirigida de forma sublime. La ternura que emite no es algo fácil de conseguir y tampoco lo es el construir personajes tan queribles y emocionantes. Pero, aún así, Mujercitas se sale con la suya.

Y nada de esto hubiese sido posible, evidentemente, sin el trabajo de todas las involucradas en la película. Desde el impecable guion y dirección de Greta Gerwig, logrando diálogos sumamente potentes sin parecer que están fuera de lugar; hasta la más que notable actuación de las 4 hermanas, que son el alma de la película.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí