Inicio » Noticias » Cine y televisión » Reseña: Malcolm & Marie – Una noche de furia vacía

Reseña: Malcolm & Marie – Una noche de furia vacía

Durante de un año regular para el cine, Sam Levinson filmó Malcolm & Marie, una película protagonizada por una pareja en una noche de furia

Tiempo de lectura: 7 minutos

Escrito por J Martínez el 19/02/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Un director de cine y una actriz frustrada. Eso es todo lo que el director de Euphoria, Sam Levinson, usa en su nueva película: Malcolm & Marie. Si a esto le sumamos la notable calidad técnica del director y a dos actores absolutamente consagrados como son Zendaya y John David Washington, queda un conjunto digno de bastante expectación.

Hija del año en que se grabó, la película solo necesita a dos personajes para mostrar su atributos. Pero donde hay que aplaudir, también hay que reprochar. ¿En qué se destaca? ¿Dónde falla?

Excelencia técnica

La obsesión por los planos bonitos y el detalle técnico es algo que Sam Levinson ya venía mostrando, sobre todo en Euphoria. Esta película sigue con esta obsesión por el detalle, aunque mucho más sobria que la producción de HBO. Se dejan los brillos de lado, destacando, en primer lugar, que la película está completamente en blanco y negro.

Esta decisión de color (que, personalmente, nunca he comprendido) termina quedando muy bien con la sobriedad de los planos que el director va usando. Nunca hay movimientos demasiado bruscos, a excepción de un par de momentos de locura de los personajes.

Por el lado de la música, el director vuelve a acompañarse de Labrinth. Y si bien la banda sonora funciona, hay un par de canciones que no terminan de encajar con la puesta en escena tan sobria que tiene. No destiñen el conjunto, pero sí dan esa sensación de “esta canción no pega aquí”.

Una película consciente de lo que hace

Uno de los primeros diálogos que escuchamos de Malcolm, es una burla al mundo de la crítica de cine. No solo se queda en eso, sino que, más tarde en la película, es toda la industria la que se ve analizada y criticada por el personaje de John David Washington. Aquí, vemos cómo se ríe de que los críticos siempre buscan un mensaje en las películas, además de hacer un par de acotaciones bastante acertadas de los tiempos actuales.

El cine no necesita tener un mensaje, necesita tener corazón y electricidad”. Esta frase es una de las –muchas– críticas que se hacen, y es justamente algo que se extrapola a la realidad de Malcolm & Marie. Una película que es puro corazón y electricidad, con actuaciones muy potentes por parte de ambos actores, pero que realmente no busca dar un mensaje ni una lección.

Otra frase para el bronce; “no puedo eludir un cliché porque soy negro, pero caer en otro porque soy hombre. La identidad cambia constantemente”. También aquí se hace un comentario muy interesante, aunque ya no tanto de esta película, sino de la crítica de cine en general, porque es común ver críticas en donde se toma más en cuenta al director/a (y sus acciones y comentarios) que a la propia película.

Y es que al final, este es el acierto de Malcolm & Marie. Criticar (exagerando en muchas ocasiones) cómo se hace el cine, qué es lo que busca y cómo los críticos encuentran cosas en las películas que no siempre están ahí, mostrando que todos buscan cosas frescas y auténticas, pero no siempre es lo que el director quiere dar.

Pero…

Lamentablemente, no porque sea consciente de lo que está haciendo, significa que esto funcione. Está bien, la película es puro corazón y electricidad, pero por momentos es demasiado corazón y electricidad. La actuación de John David Washington se pasa en 50 revoluciones a la hora de pelear y tampoco es que Zendaya se quede atrás. Por el historial de ambos, es bastante probable que esto sea una decisión del director, pero no deja de llamar la atención.

Tampoco busca dar un mensaje (aunque busque hacer una crítica), pero esto ocasiona que la película no sea clara. ¿De qué trata Malcolm & Marie? ¿Es una historia de (des)amor? ¿Busca mostrar la noche de furia de una pareja? ¿O todo esto es solo una excusa y escenario para gritar todas las críticas que el director tenía guardadas? Es muy difícil decir algo claro aquí, pero la verdad es que solo en la parte que trata del cine termina siendo interesante.

Como historia de amor se queda muy corta. También como esa noche de furia de una pareja demasiado violenta. La sinergia entre los actores no es demasiado buena, lo que ocasiona que no se sienta cariño entre ambos. Para sumar a este problema está el hecho de que el guion es inexistente y los diálogos son muy exagerados.

La película no avanza de A a B. Todo termina tal cual empieza. Sí, es entendible considerando que es “una noche de peleas de una relación”, pero ni siquiera es que las peleas tengan corazón o razones detrás. Todo ocurre porque sí, la tensión se eleva de un momento a otro y desaparece igual de rápido.

Pero la verdadera razón por la que las peleas no funcionan es que, al final, todas son monólogos demasiado rebuscados. Primero de Malcolm, después de Marie, luego de Malcolm otra vez, y así hasta que la película termina. ¿Qué ocasiona esto? Que al final, más que sentir que tenemos a dos personajes expresando lo que sienten, sentimos que es el director quien es el que le está hablando al espectador, solo cambia la voz.

Conclusiones

Tenía bastantes expectativas con Malcolm & Marie. La mezcla de Zendaya, John David Washington y el director de Euphoria prometía bastante en el papel. En la realidad, la película se desvía hacia temas que no te esperas, y aunque estos temas puedan terminar destacándose, todo lo que está alrededor no funciona del todo bien, lo que termina incluso afectando las cosas que hace bien.

El juicio que hace hacia el mundo del cine y la crítica está bien. La forma en que lo hace… no tanto. Y aunque logra mantenerte interesado en durante las casi 2 horas que dura, esto es más merito de su soberbia puesta en escena que de otra cosa.

Lamentablemente, la película se queda corta a la hora de definir a sus personajes y la relación entre ellos, lo que hace que el espectador se distancie de ellos. Por esto es que al final solo siente como una crítica del director. Una crítica interesante que se hace con una puesta en escena bella, pero en el contexto equivocado.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

66 publicaciones.

Sobre J Martínez

23 años. Holi, no sé que más poner