Inicio » Noticias » Vídeojuegos » Reseña: Helltaker

Reseña: Helltaker

Lanzado de forma gratuita el año pasado en steam, Helltaker es "es un corto juego sobre elegantes chicas demonio".

Tiempo de lectura: 4 minutos

Escrito por Pía Marian el 10/09/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Desarrollado en su totalidad por el polaco Łukasz Piskorz, también conocido como Vanrippe y lanzado en mayo del 2020, Helltaker es un juego de puzles con elementos de simulación de citas. 

La trama sigue a Helltaker, un hombre adulto cuyo gran sueño es tener un harem de chicas demonio. Por esto, decide ir al infierno a buscarlas, convenciéndolas una por una de irse con él. 

Jugabilidad

Cada vez que Helltaker llega a un círculo del infierno, se deben resolver una serie de puzles relacionados con empujar piedras en una determinada cantidad de movimientos para llegar a la chica (salvo en el nivel del último jefe que incluye mecánicas diferentes). Posteriormente, se debe tener una breve conversación con la demonio en cuestión para convencerla de irse con el protagonista. 

Un error en esta conversación implicará que la demonio lo matará y generará un game over que obligará al jugador a realizar todo el proceso nuevamente. En caso de hacerlo bien, ella aceptará unirse al harem de Helltaker, en la mayor parte de los casos aclarando que su estancia a su lado será corta y probablemente dolorosa. 

Presentación y diseño de personajes

Este es, probablemente, el punto fuerte del juego, dado que los diseños de los personajes, a pesar de ser muy similares entre sí, logran verse estilizados y dar cuenta de muy buena forma a qué va cada personaje. 

Pequeños detalles como los guantes y lentes de sol de Justice (que le dan un aspecto más chabacano en comparación a las demás), los cuernos blancos de Lucifer (además de la copa de vino que trae en la mano), o la apariencia de Judgement, completamente distinta a la de sus compañeras. Son pequeños detalles que ayudan a construir la personalidad de cada una.

A esto se suma la capacidad del juego para dar a entender, de forma corta y precisa, la personalidad de cada chica con cortas líneas de diálogo, valiéndose también de escenas pequeñas. Momentos como Malina quejándose de la escasa cantidad de videojuegos de estrategia disponibles en el infierno, aceptando unirse al harem porque piensa que los personajes jugarán juntos y luego pasando la frustración del epílogo con alcohol cuando el protagonista le ofrece un panqueque dice bastante respecto a ella.

Este tipo de pequeñas interacciones dejan perfectamente claro al jugador quienes son estos seres y cómo se relacionaban entre sí antes de la llegada de Helltaker. 

Juego pequeño, fandom grande

No es extraño pensar que el fandom alrededor de Helltaker sea enorme, pero sí suena raro admitir que no está enteramente conformado por contenido relacionado a la R34.

Su autor suele realizar pequeños cómics que muestran la vida cotidiana de los personajes, algo que alimenta, a más de un año después de su salida, a una comunidad bastante ansiosa por conocer más de sus personajes. Por esto, no es difícil encontrar ships, fanart, teorías y fanfic.

En youtube también se puede encontrar una variedad interesante de contenido. Desde canciones como Take me o What the hell, hasta curiosidades respecto a los personajes o fandub de los comics. Material que, increíblemente, también se halla en español.

Conclusión

Helltaker es de ese tipo de cosas que están hechas con mucho más amor del que uno esperaría, puesto que la premisa de “un juego corto sobre elegantes chicas demonio” hace pensar en algo mucho menos trabajado. 

El juego es una experiencia altamente autoindulgente, pero honesta, divertida y entretenida. Lo suficiente para que valga la pena dedicarle la hora que tardas en pasártelo.

Yo, personalmente, fui por lindos diseños de chicas demonio y acabé siguiendo el twitter del autor solo para mantener, de alguna forma, el contacto con estos personajes.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

78 publicaciones.

Sobre Pía Marian

Creo que desde siempre he sentido fascinación por las historias, sin importar el empaque en que vengan. Y por eso me encanta hablar sobre ellas. Editora freelancer, escritora amateur y miembro del staff de Comiqueros.