Inicio » Noticias » Vídeojuegos » Reseña: Halo 3: ODST, la melancolía de una ciudad

Reseña: Halo 3: ODST, la melancolía de una ciudad

Tras Halo 3, Bungie decidió explorar otras facetas de la saga, empezando por ponernos en la piel de sus marines en Halo 3: ODST

Tiempo de lectura: 10 minutos

Escrito por Diego Sandoval el 16/03/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Para sorpresa de muchos, en el 2008 se anunció una expansión para Halo 3 llamada Halo 3: Recon, que luego se llamaría Halo 3: ODST. Esta expansión nos contaría una historia situada en un momento de la campaña de Halo 2 y, por primera vez, nos pondría en la piel de los marines, específicamente de la unidad Orbital Drop Shock Trooper, abreviado ODST

Hacer una historia con este enfoque, causó mucha curiosidad en los fans, ya que era un modo de conocer un lado más humano del conflicto. Bungie también usaría esta entrega para experimentar con nuevas ideas jugables y, por sobre todo, crear cimientos para futuros trabajos del estudio. 

Con esto dicho, vamos a repasar uno de los capítulos más experimentales en la saga de Halo

Jugabilidad

Halo 3: ODST conserva mucho de la base de Halo 3, pero adaptando todo dentro dentro del contexto de que no estamos manejando a un Spartan, sino un Marine. Bajo esta premisa, no contamos con escudos regenerativos, no podemos empuñar dos armas al mismo tiempo, y hay daño al caer de una altura alta.

El sistema de salud es una fusión entre uno clásico y uno de un shooter contemporáneo. Contamos con una barra de vida que, luego de un ataque, nos dará un lapso de tiempo durante el cual resistiremos el daño, pero luego perderemos vida si recibimos otro impacto. Además, nos sanamos con botiquines. 

El flujo de juego sigue siendo fiel al de la saga, aunque siendo marines, nos sentiremos más indefensos frente a los enemigos. 

Contamos con todo el armamento de la serie, junto con armas propias de los Marines. 

El HUD se adapta a los cascos de estos marines. Se descarta el radar a modo de profundizar en la vulnerabilidad de los soldados, y se agrega una brújula para ayudar a orientarse en la ciudad.  

A nivel de diseño de juego, esta vez se apostó por un mundo abierto compacto, el cual debemos ir explorando para buscar pistas que nos guiarán a diversas misiones. Lo interesante de este enfoque, es que se siente muy sofisticado, agregando lo justo, sin que no se pierda la inmersión con la ambientación. No es un entorno libre en donde se nos llena de tareas secundarias, aquí es todo más pequeño para expresar una idea. 

El juego tiene una duración menor en comparación con Halo 3, pero dura lo justo necesario al tratarse de una expansión. 

En resumidas cuentas, esta es una experiencia más breve, pero a la vez muy intensa por el desarrollo de sus misiones, y por sobre todo su riqueza narrativa, la que veremos a continuación. 

Historia 

Este juego se sitúa, cronológicamente, durante los hechos de Halo 2, específicamente en el momento que la nave del Covenant que lideraba la invasión en Nueva Mombasa se retira a velocidad luz, creando una onda expansiva que dejó arruinada a toda la ciudad.

En Halo 3: ODST controlamos a un miembro de este escuadrón, llamado coloquialmente, el novato. Vemos que el equipo se está preparando para pelear en Nueva Mombasa. Mientras sucede todo, se expone cómo es la relación entre ellos, incluyendo un conflicto entre parejas. 

Buck y Dare, una pareja dispareja

Cuando andaban descendiendo hacia la ciudad, la onda expansiva arrasó con la ciudad y sus cápsulas de descenso, creando un caos en su operación. El novato fue sumamente afectado por la onda, por lo que al aterrizar quedó inconsciente por 6 horas. Al despertar, el novato se topó con una ciudad completamente desolada por la guerra.

El novato irá explorando la ciudad, buscando pistas sobre el paradero de sus compañeros. Mientras tanto, nosotros veremos las perspectivas de cada uno de los miembros de la ODST.

El Novato esta conectado con todos los personajes del escuadrón

Estamos ante uno de los argumentos más experimentales de la saga. Si bien nuestro protagonista es el Novato, nosotros controlaremos a cada miembro del escuadrón. Cada uno de del equipo tiene algo distintivo del uno del otro, sobretodo Buck y Dare. Este enfoque narrativo, permite mantener una historia con matices, propio del universo de Halo

Nuestro protagonista es el catalizador de cada una de las historias que veremos, para luego unirse en una. Pero hay otro personaje más, la ciudad de Nueva Mombasa. La estructura de mundo abierto, nos propone conocer a fondo la ciudad, expresando en cada rincón un sentimiento de soledad y melancolía, para demostrar una urbe que ansía despertar. 

El juego nos relata bien el cómo los soldados comunes tuvieron que hacer frente a esta invasión sin la ayuda de un Spartan, dándonos distintos tonos de gris para esta trama.

La historia, incluso sin saber tanto de contexto de los anteriores juegos, se logra mantener bien, gracias al desarrollo de los personajes y el conflicto. 

Música 

Para esta ocasión Michael O`Donnell apuesta por el uso de unos pianos muy emotivos, para crear melodías que generan nostalgia al jugador, mientras recorre las ultrajadas calles de Nueva Mombasa.

Si algo destaca la banda sonora de Halo es el uso del piano. Acá se explota este instrumento, siendo el mejor uso de este en la serie. Aún se mantiene el corte épico del trabajo musical, pero dotándolo de ese aire melancólico de ODST

Gráficos 

En Halo 3: ODST usa la misma tecnología gráfica de su hermano mayor, agregando una mayor potencia en el uso de iluminación. La iluminación de este juego es una evolución palpable en esta entrega, es de admirarse porque complementa a la narración visual de la obra, sobre todo en Nueva Mombasa, ya que mientras todo está arrasado, las luces siguen prendidas, como si esta urbe quisiera renacer. 

La paleta de colores es distinta en comparación al resto de juegos de la serie, aquí se usa colores más apagados y tenues, dando una sensación de soledad, tristeza, o hasta apocalíptica. 

Conclusiones 

Bungie hizo bien en empezar a explorar nuevas perspectivas del universo de Halo, creando juegos más experimentales, más que solo agregar un más y mejor. Halo 3: ODST será un juego breve, pero es de esos que aprovecha su corta duración para entregar algo único. 

Con respecto al multiplayer, ese juego aportaba un modo horda a Halo 3, que después se volvió un estándar en la franquicia. No se quiso profundizar tanto en la reseña, ya que la base del multiplayer es la misma del juego anterior.

Un vistazo al futuro

Halo 3: ODST marcaría cimientos para futuros trabajos de Bungie. Hasta existe una referencia que presagiaba el desarrollo de Destiny. De hecho, esa estructura de mundo abierto la veríamos en ese trabajo del estudio, para las misiones de patrulla. 

Si ya veríamos el lado más humano y vulnerable de los marines, con Halo Reach veríamos eso, y llevado al límite con los Spartans. Pero antes de, si Halo hizo posible definitivamente a los FPS en consolas, ahora le tocaba hacer posible a los RTS en máquinas de sobremesa, con Halo Wars.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

42 publicaciones.

Sobre Diego Sandoval

Conocido también como Dr. Cayman en la web. Soy un amante del arte en todas sus corrientes y por sobretodo del videojuego. Actualmente me dedico al arte digital y al diseño de videojuegos. Puede que en una vida pasada pude haber sido un doctor de la plaga o un loco de remate.