Inicio » Noticias » Cine y televisión » Reseña: For All Mankind

Reseña: For All Mankind

Reseña de la serie For All Mankind, que muestra una carrera espacial alternativa en la que la URSS llega a la luna antes que EEUU.

Tiempo de lectura: 7 minutos

Escrito por Alejandro el 22/11/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

La carrera espacial entre Estados Unidos y la Unión Soviética es uno de los hitos más relevantes y recordados dentro del marco de la guerra fría entre ambas potencias, las que durante casi 20 años dieron todo de sí para adelantar al otro por la conquista del espacio.

La Unión Soviética puso en órbita el primer satélite artificial, envió al primer hombre y a la primera mujer al espacio, mientras que Estados Unidos logró enviar al primer hombre a la luna. Pero ¿qué hubiera pasado si en vez de que Neil Armstrong pisara la luna, fuera un hombre soviético?

For All Mankind es una serie original de Apple TV+ que desarrolla esta premisa; una historia alternativa donde Estados Unidos es derrotado en la llegada a la luna y en donde la carrera espacial no termina, llevando a la humanidad más lejos que nunca.

La serie tiene a la cabeza a Ronald D. Moore, escritor de varios episodios de Star Trek La Nueva Generación, Star Trek DS9 y creador de la excelente Battlestar Galáctica 2003.

La derrota de EEUU

Año 1969, millones de personas en todo el mundo están sentadas frente a sus televisores y ven cómo por primera vez en la historia un hombre llega a la luna, muchos celebran, pero otros están profundamente heridos y derrotados. En el momento en que la bandera de la Unión Soviética se clava en la superficie lunar, la historia cambia para siempre.

La NASA entra en crisis, es la derrota más grande de su historia, y saben que, si hubieran sido un poco más arriesgados o menos conformistas, habrían llegado antes a la luna. Y el segundo golpe no se hizo esperar, ya que, en la siguiente misión soviética, la cosmonauta Anastasia Belikova, se convierte en la primera mujer en pisar la luna.

Otro golpe profundo al ego Estadounidense, quienes recién ahí se percatan que no tienen mujeres astronautas, que su red de información y espionaje no funciona correctamente y que su moral está por el suelo.

A partir de estos hechos se desarrolla la historia, donde se muestra la reorganización de la NASA tras la derrota, la intervención política para lograr limpiar la imagen machista de EEUU, el lado humano y familiar de los astronautas y el desarrollo de una carrera espacial que pasó a otro nivel de intensidad e importancia.

Las Mujeres de Nixon

Tras la llegada de Anastasia Belikova a la luna, el gobierno de EEUU ordena de inmediato el envío de mujeres a la luna, lo cual no es posible, ya que todos los astronautas de la NASA son hombres. Así, motivados por acallar críticas y obtener ganancias políticas, se reclutan astronautas mujeres para futuras misiones Apolo.

Estas mujeres van a ser el corazón de la serie. Son personajes interesantes y complejos, que tienen que ganarse su lugar en un mundo lleno de prejuicios y machismo, y que saben que si cometen un error pueden condenar a todo su género.

La serie no solo denuncia el machismo de la sociedad, también desliza críticas al cuidado de la salud mental, la homofobia y el manejo y aprovechamiento político de los conflictos.

Realidad Alternativa

La serie combina elementos reales con elementos de ficción, lo cual es usual en este tipo de series que muestran realidades alternativas, pero lo hace de manera sobria. No hay una sobreexplotación del recurso y de las referencias, y logra reivindicar elementos de la vida real que muchas veces pasaron desapercibidos, pero que en esta realidad alternativa son fundamentales.

Así, la elección de mujeres en la NASA incluye miembros del programa Mercury 13, que existió en la vida real y originalmente planeaba enviar mujeres al espacio, pero que fue desechado por una terrible discriminación a sus integrantes y que fue ratificado por el Congreso de Estados Unidos.

Muchas veces hay giros de trama que el espectador tiene que verificar si son reales o ficción, como en el caso del pasado del director de la NASA Wernher von Braun o el derribo del vuelo KAL 007.

Tono de la serie

La serie tiene un tono íntimo y humano, centrándose en las experiencias y en los sacrificios de los astronautas y el equipo directivo de la NASA, lo cual la mayoría de las veces cobra más relevancia que los hechos espaciales.

Las dos temporadas de la serie tienen tonos muy marcados y diferentes.

La primera temporada se centra en la formación de las astronautas mujeres y su batalla para llegar a la luna. Es una temporada muy centrada en el espíritu de superación y los sacrificios de los astronautas, además de mostrar cómo la tragedia marca a uno de los protagonistas. Aquí se ve como la ambición se puede encausar de buena manera para lograr un quiebre radical en la historia tal como la conocemos.

La segunda temporada viene tras un salto de tiempo de 10 años, y esta se centra en el posible inicio de la Tercera Guerra Mundial producto de las tensiones en la luna. Los límites éticos del asentamiento lunar, el uso de armas en la luna y la desconfianza mutua entre las dos potencias marcan la temporada.

Se evidencia que la intención de la serie es mostrar lo gris de las situaciones, sin determinar que hay buenos y malos marcados. Cuando se muestra a los Soviéticos como villanos, se debe principalmente a la paranoia de los propios Estadounidenses, quienes culturalmente los ven así.

Hay un gran manejo del drama, los personajes saben que viven al límite y que la tragedia puede ocurrir en cualquier momento. Aún así hay muertes y accidentes que impactan.

Visualmente la serie es espectacular. Las escenas de la luna y la fotografía están muy bien logradas, además de escenarios propios de los años que se adaptan. También están muy cuidados los aspectos técnicos de los viajes espaciales, se ve como funciona la NASA, los problemas que se producen en un alunizaje y las dificultades para vivir en la luna.

Armas en la luna, nada puede malir sal.

Problemas

La serie tiene algunos problemas que pueden hacer ruido o disgustar al espectador. Su ritmo es pausado, sobre todo en los inicios de temporada, con primeros capítulos que buscan establecer bases de la historia, pero que cuesta que arranquen. Si bien hay un buen manejo del drama humano, hay momentos en que este se siente excesivo o innecesario.

Para el espectador que busque aventuras espaciales, la serie no entrega tanto contenido como se podría esperar, ya que predomina el desarrollo de los personajes y escenas en la Tierra.

Hay situaciones que se pueden sentir poco reales, o que son suavizadas, como la intervención política en la NASA, donde astronautas o funcionarios desobedecen órdenes, incluso presidenciales, y no hay castigo.

El elemento político es difícil de valorar, ya que en muchos momentos se está al límite de caer en la caricatura, sobre todo en la segunda temporada, con una crisis en aumento ante la Unión Soviética.

Valoración

Estamos frente a una gran producción audiovisual. Parte de una premisa interesante y su mezcla de realidad y ficción, junto con el gran desarrollo intimo de los personajes, da una serie notable y que deja al espectador con muchas ganas de saber cómo va a seguir esta carrera espacial.

La serie permite que el espectador se plantee dudas sobre donde estaríamos hoy en caso de que la humanidad hubiera sido un poco más ambiciosa o si algunos cambios sociales se hubieran hecho antes.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

35 publicaciones.

Sobre Alejandro

Fanático de DC Comics, el futbol y el cine.