Inicio » Noticias » Cine y televisión » Reseña: Battlestar Galactica reimaginada

Reseña: Battlestar Galactica reimaginada

Siendo una de las series más complejas y profundas, Battlestar Galactica nos presenta una épica espacial sin precedentes.

Marcelo Franco Escrito por Marcelo Franco
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Battlestar Galactica es una serie de ciencia ficción y corresponde a una nueva versión de la serie homónima de 1978. Manteniendo el espíritu de la obra original, la historia nos lleva junto a la Galáctica, la única nave de guerra sobreviviente de un ataque contra la especie humana a gran escala, por parte de una raza de robots denominada cylons

Una obra no necesita de reconocimiento para brillar, pero lo tiene. Desde su estreno, ha sido aclamada por la crítica, la revista Time la eligió entre los 100 mejores programas de televisión de la historia, se encuentra entre los programas representativos de la llamada Edad Dorada de la Televisión, y ha ganado una gran cantidad de premios, siendo nominada a otros tantos.

Adama en el centro de mando de Galáctica

Antecedentes

La humanidad se encuentra dividida en doce colonias, repartidas en igual número de planetas, que toman su nombre de las doce constelaciones zodiacales. Cada una de ellas adora a uno de los Señores de Kobol, doce dioses que, según cuenta el lore, habitaron el planeta Kobol y crearon a los humanos. Estas deidades se encuentran inspiradas en el panteón de la mitología griega. 

Los humanos crearon a los cylons como sirvientes, los que tomaron consciencia de si mismos rechazando la esclavitud. Esto los llevaría a alzarse contra sus creadores, provocando la Primera Guerra Cylon. El conflicto alcanzaría los doce años sin tener un claro vencedor, por lo que ambas partes acuerdan un armisticio.

Con el acuerdo alcanzado, los cylons se retiran y son confinados a un planeta lejano, el cual no sería invadido por los humanos, y estos tampoco invadirán las doce colonias. Para simbolizar la separación, se trazó una línea ficticia que divide ambos espacios. En el límite se estableció una estación espacial, en donde se celebraría, cada año, una reunión entre representantes de ambas especies para velar por el cumplimiento del tratado. Pero en cuarenta años, ningún representante cylon se presentaría.

Combate Raider cylon contra Viper de Galáctica

Trasfondo

El piloto de la serie comienza con esa premisa, y nos situa en el aniversario número cuarenta del armisticio, en donde el representante humano acude a la estación espacial para velar por el cumplimiento del acuerdo de paz, sin esperanzas de que la parte contraria aparezca. Pero esto no resulta ser así; los cylons acuden al encuentro sólo para anunciar una invasión a las doce colonias, que comenzaría con un holocausto nuclear en el planeta Caprica

Del furtivo ataque, la única nave de guerra sobreviviente sería la Galáctica, una battlestar bajo el liderazgo del comandante Adama, que es una antigua nave de guerra que estaba próxima al retiro. Repentinamente esta se convierte en la única esperanza de poco más de cincuenta mil humanos, repartidos entre naves civiles procedentes de las distintas colonias. 

La flota colonial encabezada por la Galáctica

Temáticas

La historia explora diversos temas, lo que le entrega un enorme peso narrativo, ya que se toma la libertad de explorar demasiadas facetas humanas y cylons. Uno de los ejes narrativos que más se exploraron, a lo largo de los capítulos, son las consecuencias del confinamiento al interior de las naves, lo que llevaría a su tripulación a entrar en coflicto, poniendo en la balanza el deber y la responsabilidad, contra la precariedad en la que se encuentran viviendo.

Otro de los ejes centrales de la serie es el heroísmo de la Galáctica como último bastión de la humanidad; enfrentándose en múltiples ocasiones, siempre en desventaja, contra las fuerzas cylons que han emprendido una persecución contra los remanentes de su especie. Esto contrasta con la precariedad con la que viven los habitantes de cada una de las naves, en donde podemos ver tanto lo mejor como lo peor de las personas.

Colonial One, donde funciona el gobierno y administración de la flota

Pero no todo es perfecto, existe una problemática moral que se trata de enfrentar en la historia y que se encuentra presente, en mayor o menor medida, en cada capítulo. Esto lleva al espectador a cuestionarse porqué toma partido por la humanidad, cuando ellos pueden ser tanto o más terribles que los mismos cylons. Ahí es donde nace el patriotismo que tanto se cuestiona por muchos personajes, sobre todo los que tienen formación militar. 

Apoyamos a Adama porque es humano, y debemos estar en contra de los cylons porque son máquinas que, temerariamente, emprendieron un ataque que culminó con el casi exterminio de nuestra especie. Se explora muchas veces la idea de si la humanidad merece o no ser salvada, y el espectador se preguntará exactamente lo mismo.

Este conflicto entre bandos se refleja muchas veces, pero cobra mayor relevancia cuando vemos que las facciones civiles y militares de la flota colonial entran en conflicto con demasiada frecuencia y facilidad. Por esto, resulta fácil querer a la tripulación de la Galáctica por su heroísmo, pero con la misma facilidad los cuestionamos por el autoritarismo con la que su comandante pretende dirigir a la humanidad en muchas ocasiones: por la fuerza.

Pero en difinitiva, la temática que más se encuentra presente, en humanos como en cylons, es la búsqueda de un lugar donde vivir. Un espacio al que llamar hogar y sentir que allí es a donde se pertenece.

La religión

Tal vez el eje central de la serie. Los humanos tienen una religión politeista, basada en el panteón de la mitología griega. Uno de sus mayores exponentes es la Presidenta Laura Roslin, que, de acuerdo a las profecías de Pythia, ella es la líder moribunda que conducirá a los humanos hacia la Tierra. Esto la llevaría a enfrentarse en diversas ocasiones contra el comandante Adama, cuyo autoritarismo militar le impide creer en profecías, visiones y sueños. 

Starbuck en las ruinas de Caprica recuperando la Flecha de Apolo

Por su parte, los cylons creen en un único Dios universal, y poseen una devoción y fanatismo casi absoluto hacia él. Dirigen todas sus acciones y pensamientos en función de lo que su dios ha predispuesto para ellos. 

La predestinación es algo que tienen en común ambas religiones, que existe un destino trazado y que todo lo que está ocurriendo ya había sucedido con anterioridad. Esto fortalece el concepto de una historia cíclica, en donde ambas especies recorren un camino que ya había sido trazado con anterioridad, dándole una enorme relevancia al destino y el papel que ciertos personajes juegan en la historia. 

El concepto de los cylons

Esta especie de robot fue creada por la humanidad, pero estos se desarrollaron por cuenta propia. Los centuriones son fácilmente reconocibles, por su aspecto robótico y los raiders, un caza de combate que comprenden el grueso de sus fuerzas militares. Estos ejemplares se presentan meramente como máquinas creadas como instrumentos, pero son mucho más que eso. Pertenecen a la especie cylon, y por lo tanto tienen vida, aunque se les suele asociar mucho más con los animales que las personas. Sin embargo, estos tienen capacidad de raciocinio limitada.

Centuriones cylons y una número seis.

Todas las construcciones hechas por los cylons son, en realidad, ejemplares de su especie, los que se encuentran dotados de una vida hibrida entre partes orgánicas y tecnológicas, por lo que incluso las naves y estrellas de combate estan hechas de tejido vivo.

Pero no todos los cylons lucen como robots. Existen doce modelos que fueron creados a semejanza humana. Estos se encuentran agrupados por el número de serie al que pertenecen, siendo la número seis la más reconocible entre los modelos. Cada uno de estos modelos posee características propias de su producción y están predispuestos a ciertos comportamientos.

Órbita de Kobol

Conclusiones: una obra más que recomendada

Battlestar Galactica es una serie de enorme magnitud. Posee una ambición pocas veces vista en series de ciencia ficción, ya que se resiste a pasar a la historia como una de tantas historias que enfrenta a la humanidad contra una peligrosa raza de máquinas que los llevan a la extinción. 

Esta versión reimaginada de la original, se aleja en muchos sentidos de la primera, pero presenta la oportunidad perfecta para muchas personas que quieren adentrarse en el mundo de la ciencia ficción más profunda. Es una compleja historia que explora las razones para existir de los humanos y los cylons, y no teme contrastarlos.

Kara Thrace “Starbuck”

En cuanto a elementos fuera del contenido, la ambientación es increíble. La construcción de los escenarios, ya sean naves o planetas, es muy realista y eso refuerza la vulnerabilidad en la que se encuentra la humanidad. Esto se acompaña de buenos efectos especiales, lo que dota a la serie de un apartado visual notable.

Respecto a la dirección de arte, pocas veces se puede ver una tan buena en alguna producción de televisión. A través de cada puesta en escena podemos conocer mucho sobre la vida de los habitantes de cada nave, sobre todo en la Galáctica, donde cada habitación se encuentra representada de tal manera, que no necesitas que te cuenten de manera directa en qué condiciones viven los miembros de la tripulación.

Seis en el centro de mando cylon

En Battlestar Galactica, los personajes son esclavos del argumento como si estuvieran predestinados a cumplir con su destino. Un camino ya trazado; la historia se vuelve a repetir. Pero no debemos olvidar que es un sistema complejo

La flota colonial vive en constante persecución. Se enfrentan día a día a la extinción, y los problemas que surgen parecen no terminar. Escasez de alimentos, agua y otros elementos vitales para la vida van calando profundamente en las personas, y sus personalidades se van moldeando a medida que avanza la serie.

En un sistema complejo, que se repite demasiadas veces, eventualmente, algo sorprendente puede ocurrir

Pero dentro de todo, a medida que nos adentramos más en la historia, se va entendiendo el verdadero mensaje. Uno que es optimista y que lleva a través de un camino marcado por el dolor, la pérdida y el sacrificio, para poder alcanzar finalmente la paz

La obra Battlestar Galactica reimaginada se compone, de manera principal, de una miniserie piloto de dos capítulos, y una serie de cuatro temporadas, que actualmente se encuentran disponibles en Amazon Prime. Completan el contenido otras producciones, principalmente spin-off, películas, webseries y un juego de mesa.

Marcelo Franco
11 publicaciones.

Sobre Marcelo Franco

Soy una persona sencilla: me gusta leer, escribir y jugar.