Inicio » Noticias » Cine y televisión » Reseña “A Quiet place”: Menos diálogos, más emoción

Reseña “A Quiet place”: Menos diálogos, más emoción

El suspenso y el silencio requieren un timing perfecto para causar miedo. Y "A Quiet Place" logra mantenerlo durante cada minuto de película.

Felipe Quitral Escrito por Felipe Quitral
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

¿Recuerdan esa sensación en las películas de suspenso, cuando hay un completo silencio y sabes que está a punto de pasar algo? A Quiet Place toma ese momento de tensión y lo extiende durante toda su historia.

Sin embargo, esta película oculta muchas otras virtudes (y defectos) a través de su casi completo silencio.

Un misterio necesario

Toda la historia gira en torno a la familia Abbot tratando de sobrevivir a un apocalipsis orquestada por extrañas criaturas que son muy sensibles al sonido.

Una de las primeras cosas que nos pueden llegar a preocupar es cómo se relata el origen de este caos. Afortunadamente, el director John Krasinski, más conocido por su papel como Jim en The Office, sabía muy bien qué hacer con esto. La película se salta el origen. Una excelente decisión, pues a lo largo de la misma nos sueltan pistas de qué es lo que ocurrió sin necesidad de mostrarlo explícitamente.

El habernos contado un origen habría supuesto varios minutos extra de una historia que ya conocemos: el mundo vive con normalidad, de pronto atacan unas criaturas extrañas, la mayoría de la población muere y el resto trata de sobrevivir.

Dentro de los primeros minutos nos quedan en claro dos cosas. Primero, que no se tendrá miedo en asesinar a personajes que parecen intocables en otras películas, como los niños, dando un peso tremendo a las acciones de los personajes y al suspenso de la historia. Segundo, se hablará poco, muy poco.

Sin embargo, hay algunas cosas que resultan poco creíbles, como, por ejemplo, sin entrar en grandes spoilers, el embarazo de una de las protagonistas. Con lo meticulosa que es la familia en casi todo, y teniendo en cuenta que cualquier sonido los puede matar ¿realmente es una prioridad tener un bebé, que poco ruido no hace, en mitad de todo ello? Siendo el conflicto principal que mueve el resto de la historia, hace un poco de ruido aquella decisión de los personajes.

El silencio al servicio de la dirección

Igualmente, la historia no es nada del otro mundo, y agujeros lógicos como el señalado anteriormente deja aún más que desear. Sin embargo, Krasinski supo arreglar sus propios errores otorgándonos una dirección del suspenso exquisita. La sensación de que en cualquier momento todo va a explotar o algo va a salir terriblemente mal es constante. Y es que en la hora y media que dura está película, te atrapa y no te vuelve a soltar hasta el final.

La tensión se sostiene a tal punto que lo único que queremos es que los protagonistas no cometan otro error. Y al director no le importa demasiado el morbo que puedan generar algunas escenas, como la del clavo o el parto, pues estás encajan perfectamente con lo que busca la película.

Así mismo, las relaciones de la familia y los problemas entre la misma se logran desarrollar bastante bien a pesar del escaso dialogo. Sumando las excelentes interpretaciones de John Krasinski y Emily Blunt, obtenemos una muy buena película de suspenso.

Como se señaló antes, el principal problema radica en algunas bases de su historia, mas no en cómo se ejecuta la dirección. El final que se da se siente un tanto forzado, más hecho para dar una conclusión heroica que un cierre más natural.

A esto se le suma su inminente segunda parte, la cual se estrenará el próximo año, y promete narrarnos el origen real de este apocalipsis. Esto tira por la borda las alabanzas sobre la omisión del origen. Pero bueno, estará Cillyan Murphy en la segunda parte, habrá que ver qué se trae entre manos John Krasinski con tal calibre de actor.

Sea como fuese, A Quiet Place es una excelente película, que, si bien flaquea un poco por su historia, sabe reparar sus propios errores con una excelente dirección y control del suspenso. A Quiet Place está disponible en Netflix, para que vayas ahora mismo a disfrutarla y a guardar silencio.

Felipe Quitral
51 publicaciones.

Sobre Felipe Quitral

Hola! Soy Felipe, distópico por naturaleza y tengo 19 años de puro caos. Veo películas, series y duermo, a veces escribo también. Sic mundus creatus est