Inicio » Vídeojuegos » Reflexión: las relaciones humanas en el videojuego

Reflexión: las relaciones humanas en el videojuego

Revisemos cómo los videojuegos muestran las relaciones humanas en The Last of Us, Gears of War y Metal Gear.

Tiempo de lectura: 9 minutos

Escrito por Tomás el 09/02/2022

El humano se rige por cierta naturaleza en la que se basa un actuar, y dentro de ese actuar está la capacidad de sociabilizar. De esta forma las personas pueden hablar, interactuar, reír, jugar, amar, odiar y mucho más

Por ello, en el videojuego moderno existen historias que buscan crear personajes auténticos con relaciones idénticas a las humanas y que logran alcanzar diferentes grados. Porque al final, el humano es difícil de entender, ya que cada persona es un mundo totalmente diferente; sus horizontes, ideas, concepciones, percepciones difieren, en cierto grados, de otras personas.

Ellie y Joel

El 14 de junio de 2013 se lanzó The Last of Us, juego exclusivo para la PlayStation 3 desarrollado por Naughty Dog, distribuido por Sony Computer Enterntaiment.

Dicha historia fue escrita por Neil Druckmann junto a un equipo de guionistas. En esta obra se presenta a Joel, un padre destruido por no haber podido defender a su hija Sarah, que terminó muriendo en sus brazos tras haber recibido un disparo.

Joel está roto. Se ha cerrado al mundo, se ha endurecido y solo sobrevive por sobrevivir. Su vida no vale nada porque su mundo se ha roto

Ellie es una muchacha que no tiene figuras a seguir, pero busca con quien estar, porque le da miedo la soledad. Le da miedo el abandono, que se olviden de ella; no quiere desaparecer de la vida de aquellos que le importan.

Cuando ambos están juntos es un choque muy fuerte de entidades. Joel no quiere a Ellie y Ellie no quiere a Joel. Este la ve simplemente como un trabajo más, una responsabilidad que no quiere.

Ellie ve a Joel como un amargado que no confía en ella. Pero más importante aún, ella misma se ve como un objeto sin valor, que lo ha perdido todo, al igual que Joel.

Pero pasando entre adversidades y dificultades, logran ver que realmente pueden confiar en el otro: pueden cuidarse las espaldas.

Hay un momento en el que Tessa es mordida y posteriormente asesinada, haciendo que Joel entre en un estado de estrés e ira contra Ellie. Acepta que tras años por la muerte de su hija no lo ha superado, explotando y así decirle a Ellie «tú no eres mi hija, ni yo soy tu padre…» demostrando que ve en ella a Sarah.

Ellie, estando derribada mentalmente porque acepta que es una carga para el resto, con miedo le menciona a Joel que tiene temor de que este la deje abandonada, al igual que los demás.

Al final se dan cuenta que se quieren, que se necesitan. Ellie es la hija que Joel nunca vio crecer y Joel es el padre que Ellie nunca tuvo. Su confianza aumenta, aceptan lo que significan el uno para el otro, que no tienen que volver a estar solos.

Marcus y Dom

El 7 de noviembre del año 2006 se estrenó Gears of War, siendo publicado de manera exclusiva para la Xbox 360 por Microsoft Game Studios y desarrollado por Epic Games y más estudios, escrito por Jason M. Hough.

En esta ocasión el mundo vuelve a estar en ruinas debido a una guerra contra una raza alienígena. Los últimos vestigios de la la humanidad se retuercen por mantenerse con vida a la par que unos soldados de elite dan su vida para defender a su raza.

Entre ellos destacan dos soldados en especifico: Dominic Santiago y Marcus Fénix, hombres de acción que han visto perder todo a su alrededor. Especialmente Dominic, ya que su mujer ha sido capturada por el bando rival.

Esperando lo peor, Dominic desea verla una vez más, abrazarla una vez más, poder sonreírle una vez más. Pero es tarde, una vez logran encontrarla el daño ya ha sido provocado y es irreversible

Marcus conoce a su amigo, su mejor amigo. Busca ayudarlo, apoyarlo, pero su amistad se desvanece debido a que Dominic entra en un abismo del que no puede salir. Su vida se encuentra en una encrucijada que decide no resolver.

Marcus de igual forma, lo considera su hermano. Han vivido mucho juntos, se entienden y se comprenden, se cuidan el uno al otro, no se sueltan porque si uno lo hiciera, el otro estaría ahí para su amigo

En una maniobra suicida, Dom decide sacrificar su vida por un bien mayor que son sus amigos (y la humanidad) para que puedan completar la misión. Marcus queda destrozado, su mejor amigo lo había perdido hasta la última gota y él no pudo hacer nada.

Naked Snake y The Boss

El 17 de noviembre de 2004 es lanzada la tercera entrega de la saga de Metal Gear Solid, siendo nombrado Metal Gear Solid 3: Snake Eater, juego exclusivo para PlayStation 2 y, eventualmente, con una versión para más consolas.

Desarrollado por Kojima Productions y distribuido por Konami, esta obra fue escrita por Hideo Kojima, autor de la saga.

Estando en la piel de un espía con el nombre clave Naked Snake, nos enteramos que su mentora, The Boss, la persona a la que él debe sus habilidades, enseñanzas y conocimiento de batalla, tal parece ha desertado, uniéndose al lado rival,

Su guía ha desaparecido y él debe encontrar su camino, decidir qué es lo que seguirá siendo; un soldado o un hombre perdido que finge saber donde está parado.

Tras el primer encuentro en un puente que tiene Snake con The Boss, esta última le rompe el brazo y lo deja a su suerte lanzandolo al río.

Snake se salva, logra llegar a la costa del bosque y así, asistiéndose con primeros auxilios, continúa su misión, intentando aceptar la idea de que debe asesinar a su mentora, esa persona guía que lo ha hecho ser quien es.

Finalmente logra estar frente a frente con ella. Un combate eterno en un prado de flores blancas como la nieve. Pero un soldado debe ser un soldado y su deber es lo que importa, por lo que finalmente logra su cometido.

Asesinando a The Boss el prado se llena de flores rojas. La sangre ha brotado y Naked Snake ha cambiado su piel. Ahora él es Big Boss; se volvió el cazador, aunque dudando hasta el último momento. Nunca dejó de dudar y de preguntarse si todo lo que vale él es un soldado.

Él ha sido el encargado de cortar el lazo más fuerte que tenía con una persona. Dio el primer paso para enfrentarse a su nueva realidad, la que él ha decidido.

Conclusión

Finalmente, cada uno de los que ha jugado algún juego con historia ha alcanzado a identificarse con algún personaje. Ha visto la transformación de ese dolor, carcomiéndolo por dentro, haciéndolo creer que todo debería acabar.

Porque todos han sufrido, llorado, hecho un grito de auxilio en silencio que no pueden romper, visto lo que es que se rompa el suelo del que se sostenía, perdido las razones para seguir adelante, o no han podido ver lo que hay más adelante suyo.

Pero se han encontrado con otros que han visto el mismo vacío. Han podido ver que alguien los entiende, que los pueden guiar, que realmente pueden unirse al resto, que encontrarán a una persona con la que compartir todo su mundo, todo lo que sienten

Porque se han encontrado amistades y más gracias a los videojuegos. Porque han visto que hay un horizonte más allá del que conocen, que otros los apoyarán y guiarán.

Porque nadie ha estado solo realmente. Porque todos podrán encontrar a su mentor, a su hermano, a esa figura a seguir.

Las relaciones son así. Entregas de ti para el otro y esperas lo mismo. Esperas no sentirte débil y que todo sea mejor al día siguiente, y que a pesar de las grandes adversidades, se pueda contar con alguien.

Nadie tiene porque llorar en silencio.

Punpunia.cl

Sobre Tomás

Joven apasionado por el mundo geek en general, pero que se ve enamorado por los videojuegos desde chikito chikito.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí
X