Inicio » Cine y televisión » Pulp Fiction: Un clásico inolvidable

Pulp Fiction: Un clásico inolvidable

En el año 1994 se estrenaría un largometraje que marcó un antes y un después en la historia del cine y de la carrera de Quentin Tarantino: Pulp Fiction...

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Felinesio el 27/11/2019

Luego de la buena aceptación de la primera película de Tarantino, Reservoir Dogs, en el año 1994 se estrenó un largometraje que marcó un antes y un después en la historia del cine: Pulp Fiction. Con 1 Palma de oro en el festival de Cannes, 1 Globo de Oro (con 6 nominaciones) y 1 Óscar (con 8 nominaciones) sin lugar a dudas generó un impacto tremendo en los años 90. Un impacto que increíblemente sigue generando a la mayoría que la vea hoy en pleno 2019.

Pero, ¿qué hace especial a esta película por sobre a muchas otras del mismo genero? ¿por qué muchos la titulan como «obra maestra»? Bueno… por su puesto que hay demasiadas razones para ello, las cuales repasaremos y analizaremos si realmente se merece todas las credenciales que se le han otorgado, pero desde ya te puedo adelantar que se merece incluso más de lo que se le ha reconocido ya.

La historia no necesita ser pretenciosa para ser buena

Seamos francos, existen demasiadas películas que sus tramas se basan en objetivos increíblemente ambiciosos, véase salvar al mundo, evitar el próximo apocalipsis o salvar al presidente. Pulp Fiction es algo tan simple, pero a su vez tan bien trabajado, que eleva esa simpleza a un grado de excelencia. Su historia está dividida en 3 «sub-historias». Por un lado está Vincent y Jules, matones de un mafioso (Masellus Wallace) que intentan recuperar un maletín. A su vez tenemos a Butch, un boxeador que se mete en problemas con este mafioso- Y por último tenemos a Mia (La esposa de Marsellus) y a Vincent en un especie de cita. Si bien existen más tramas, las principales son estas 3, que terminan por chocar y formar la historia final.

Y es aquí donde la película obtiene una de sus más grandes fortalezas, y es en la disposición en la que están montados los actos de la película. Si bien, todas las tramas forman parte de una historia lineal, todo esta organizado de tal forma que, por ejemplo, la última escena de la película sea la primera (cronológicamente). Algo que si bien ya esta visto varias veces en el cine actual, tenemos que entender que para el año 1994 era algo que prácticamente nadie había intentado hacer, quizá por el miedo a la confusión que pueda existir por la audiencia o algo así. Sin embargo, no hay ningún problema y esta «desorganización» de los actos hace que el film sea otro completamente diferente, convirtiéndose en una de las primeras películas en atreverse a presentar de esta forma sus tramas.

Un guion divertido, orgánico y perfecto

Si alguna vez oíste sobre esta película probablemente también hayas oído sobre su espectacular guion. Los diálogos entre los personajes son algo que destacan desde el minuto 1. Si estás acostumbrado a ver películas más comerciales notarás inmediatamente la gran diferencia que existe entre ellas y Pulp Fiction. Cada palabra que sale de la boca de los actores no está de más, cada frase tiene su intención y, por lo tanto, en ningún momento se siente forzado.

De hecho esto último es muy importante, lo orgánico y natural del dialogo hacen que realmente creas en lo que dicen. Muchas veces hemos visto películas que uno se dice a sí mismo: «En serio, nadie habla así en la vida real». Que sí, que es una película, una ficción, pero existe una diferencia entre trabajar un dialogo forzado y aburrido a uno que sea divertido y creíble.

Otra de las formas en que nos podemos dar cuenta de que el guión funciona tan bien son en la cantidad abrumadora de momentos memorables de la película, momentos que no están sujetos a escenas de acción (al menos no todos), sino que se vuelven memorables en diálogos, como el que giran en torno a una hamburguesa de queso (Royale with cheese) o a un masaje de pies, sí, un masaje de pies. A mí parecer, si uno se quiere dar cuenta cómo se hace un buen guión sin recurrir a la teoría y descubrirlo viendo una película, Pulp Fiction es una de esas películas que te enseña cómo se hacen las cosas desde sus primeros compases.

El broche de oro lo ponen los actores y la banda sonora

Hoy en día con la reputación que posee Quentin Tarantino es bastante normal que muchos actores famosos quieran trabajar con él, por lo que no es demasiado difícil conseguir un cast de lujo. Sin embargo, en 1992 no poseía todo el prestigio que posee hoy, si a eso le sumamos el ajustado presupuesto de tan solo 8 millones de dolares (pensemos que una película de hoy en día suele gastar mínimo 100), no nos explicamos como es que con tan poco pudo conseguir tan buen cast. Veamos los nombres que componen al conjunto de actores y nos daremos cuenta de la hazaña que se logró con tan poco dinero: John Travolta, Samuel L. Jackson, Uma Thurman, Harvey Keitel, Tom Roth, Amanda Plummer, Maria de Medeiros, Ving Rhames, Eric Stoltz, Rosanna Arquette, Christopher Walken y Bruce Willis.

Fascinante el calibre de los actores ¿No? Por lo tanto, no esperemos actuaciones de calidad mediocre, pues todos rozan la excelencia.

Ahora bien, una buena película sin una buena música no puede llegar muy lejos y para nuestra fortuna (y la fortuna del cine) no es el caso de Pulp Fiction. La banda sonora que la acompaña es espectacular, temas clásicos y enérgicos nos llevan devuelta a la época en la que se ambienta la película. Entre todos el que más destaca es «You Never Can Tell», principalmente porque esta canción da forma a probablemente el mejor momento de toda la película, el baile entre Vincent y Mia.

¿Una de las mejores de la historia?

Sin mucho más que decir, pues mi intención es no estropear la experiencia a quienes aún no la hayan visto, queda señalar que la película conserva y le da forma a muchos aspectos que Quentin Tarantino llevaría consigo durante toda su carrera, especialmente la violencia sin ningún tipo de censura empleada durante sus películas.

Pero entre tanta ovación queda solo preguntarse algo bastante obvio ¿Es Pulp Fiction una de las mejores películas de la historia? Es un clásico,  marcó un antes y un después en la creación de películas, se destaca en todos sus apartados y sí, es una de las mejores películas de la historia.

Sobre Felinesio

Distópico por naturaleza y tengo 20 años de puro caos. Veo películas, series y duermo, a veces escribo también ¯\༼ •́ ͜ʖ •̀ ༽/¯

  • Sígueme:

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí