Inicio » Noticias » Zona Oriental » Anime » Posteo de Justicia: Oikawa Toru – El deportista orgulloso

Posteo de Justicia: Oikawa Toru – El deportista orgulloso

Hay personajes que esconden más de lo que aparenta, por eso traemos otro Posteo de Justicia, esta vez sobre Oikawa en Haikyuu

Tiempo de lectura: 7 minutos

Escrito por Juan el 01/04/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

¿Era necesaria la nota sobre Oikawa? Era necesaria la nota sobre Toru “Me desfilo a todo el resto del manga” Oikawa. Y es que el “Gran rey” a pesar de no parecer ser querido por su autor y, de hecho, opacado por el mismo autor en varias ocasiones, recordemos no fue a las nacionales, nunca venció a Ushijima y tenía que lidiar con el constante fantasma de un niño más talentoso que él en su cuello.

A pesar de eso, es probablemente uno de los personajes de los que más se habla fuera de los del roster principal, el Karasuno. ¿Es Oikawa el mejor personaje de la serie? Debatible, pero sin duda es uno de los más humanos, sin lugar a duda la representación del poder del orgullo y la superación.

El camino: Como avanzó

Oikawa es todo lo que debe ser un deportista, y es que el nació con algo que no se puede aprender, que no se puede regalar, el hambre de gloria. Oikawa quiere ser el mejor y su orgullo no le permite nada menos.

Oikawa se ganó su talento a pulso, desde pequeño le apasionó el voleibol, y fue entrenando poco a poco para mejorar cada día más, no es un colocador nato, ni un rematador zurdo de nacimiento, pero lograba mejorar gracias a su esfuerzo. Días de entrenamiento, practicaba sus saques hasta quedar agotado, estudió y trabajo duro para lograr alcanzar a quién es un genio de nacimiento… (¿Dónde vi esto antes?).

Desvelarse estudiando

Todo iba bien en el camino de Oikawa, había logrado hacerse de un lugar en su equipo y mejorado considerablemente, pero de pronto un joven Kageyama se une al equipo, y comienza a amenazar todo lo que había logrado. Su tensa relación con Ushijima (quien lo vencía en cada encuentro), lo hacía tener un complejo de inferioridad tremendo, tanto así que cuando el Kageyama chiquito amenaza con quitarle su puesto, este no puede más y lo amenaza con golpearle.

Es entonces que ocurre uno del momento más importante de la vida de Oikawa, gracias a su mejor amigo Iwaizumi, quien lo calma de un cabezazo y le dice que no importa quien sea mejor jugador, el que gana, es el mejor equipo, el que tenga los mejores 6.

Desde entonces se enfoca en lograr sacar el 100% de todos sus compañeros, ya que, gracias a su amigo, comprende una nueva forma de pelear.

Su aporte

Es desde aquí que conocemos a Oikawa en la serie, como un jugador ya formado, y hay que decirlo, completísimo, un jugador experto Easy, hace saque, remates, pases, salvadas, las hace todas. En su nuevo equipo, el Aoba Johsai ocupa el puesto de colocador titular y capitán.

Lamentablemente, sigue perdiendo frente el Shiratorizawa, pero ha mejorado increíblemente sus habilidades para la estrategia y no se deja intimidar por Hushijima. Ahora puede notar de manera muy rápida las debilidades del oponente y su plan de ataque, también las virtudes de su propio equipo para aprovecharlas del todo. Todo esto es gracias a que se transforma en alguien mucho más empático desde su incidente con Kageyama e Iwazumi.

Precisamente, por esto es que termina ayudando al joven colocador del Karazuno, para que se transforme en la mejor versión de si mismo para su equipo.

Oikawa, durante el segundo partido contra el Karazuno, aprovecha al máximo el perro loco, a quién si bien es Iwazumi quien lo pone en su lugar, es Oikawa quién le entrega los balones o lo usa de señuelo cuando más le conviene al equipo, haciendo uso de su gran habilidad de sacar lo mejor de los demás, sin embargo, el mejor momento de Tooru vendría al final.

En el final del partido se la juega con todo por una colocación extrema, desde afuera de la cancha apuntando a su amigo… a ver, no, creo que no se está asimilando bien esto, repito, Oikawa, cansado, con 3 sets encima, le coloca el balón a su mejor amigo desde afuera del campo de juego, y lo único que hizo fue apuntarlo con el dedo.

Le pegoooo

Lamentablemente no es suficiente y el Seijo pierde por un rebote, ya que Oikawa iba a recibir bien el balón, pero este venía de rozar la mano de su compañero. Afortunadamente el Gran Rey nos deja un momento más para el recuerdo.

Mi Inútil orgullo

A ver… contexto primero, luego de la derrota, Ushijima (el mismísimo) se le acerca para molestarlo, y sacarle en cara que debió ir al Shiratorizawa, que pudieron ganar mucho trabajando juntos, pero que arruinó esa posibilidad “por seguir tu inútil orgullo” y es en ese momento, en el que Oikawa le da el mayor tapaboca de toda la serie.

Le dice que si, en esta vez volvió a perder, pero que no importa, nunca creyó que su camino fuera el equivocado, así que no se confíe ni se olvide de su orgullo inútil. El orgullo de Oikawa lo llevó a donde está, es lo que lo define y motiva. Y si bien pudo tomar el camino más fácil, él está comprometido a hacer las cosas a su manera. Algo que el líder del Shiratorizawa, nunca podrá entender.

Final

Oikawa es un gran personaje, aunque no esté a la vista del espectador todo el tiempo, su evolución en pos de convertirse en un mejor jugador es notable. Desde ser un joven egoísta, que trata de vencer a Ushijima, a que este mismo sea quien aflore unos sentimientos de ira y frustración, para luego ser salvado por su mejor amigo en el momento que pudo costarle una suspensión. Oikawa lográ convertirse en un mejor deportista y persona. Aparte es el más gracioso de la serie, ¿cómo no te va a gustar Oikawa?

Mucho se habla sobre Hinata, que Nishinoya, que Tsuki, pero muchas veces se deja de lado a uno de los mejores personajes de Haikyuu, larga vida al Gran Rey, Toru Oikawa

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

19 publicaciones.

Sobre Juan

Soy de Conce tengo 24 años y disfruto quejarme de monitos chinos Amo el café y la pizza Prof. Pokemon Estudio Electrónica Ojalá tener un Stando

X
No olvides leer nuestra última revista digital