Inicio » Cine y televisión » Possum (2018): terror psicológico puro

Possum (2018): terror psicológico puro

Possum (2018) de Matthew Holness es una película de terror psicológico donde Philip deberá lidiar con un muñeco que lo atormenta hace tiempo.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por C.B. el 22/08/2022

Matthew Holness es conocido por su carrera dedicada al humor. Ha trabajado junto a comediantes ya consagrados como Ricky Gervais, actuando incluso en la versión británica de The Office.

Sin embargo, el terror también forma parte de su repertorio. Su personaje más conocido, Garth Marenghi, busca parodiar a un escritor de terror poco talentoso.

Pero sus incursiones en el género también exploran lo más oscuro. Muestra de ello es su gran filme Possum de 2018, una adaptación cinematográfica basada en un cuento homónimo escrito por él mismo para la antología de terror The New Uncanny: Tales of Unease (2008).

La película parece ser deliberadamente ambigua, planteando más dudas que respuestas. Varias escenas poseen un carácter simbólico y algunas son dispuestas en orden distinto del cronológico.

Sin embargo, el argumento principal puede resumirse de la manera siguiente: Philip es un titiritero de mediana edad que vuelve a la vieja casa de su niñez en Norfolk, en la que vive su tío.

En el camino lleva consigo un bolso cuyo contenido no se nos revela explícitamente, pero a partir de la escena primera podemos intuir que es algo siniestro. Pronto sabemos que lo que lleva en el maletín será algo central para la trama: Possum el muñeco.

El resto de la película girará en torno a Philip intentando deshacerse de Possum, pero este, como si tuviera vida propia, siempre regresa a él.

Paralelamente, la razón de que Philip viajara a la antigua casa de su niñez con su tío es por ser sospechoso de la desaparición de un joven.

Philip, interpretado por Sean Harris.

Atmósfera perturbadora

Lo más destacable es, por lejos, la ambientación. En lugar de optar por los sustos o por un tipo de horror más explícito, la película nos guía lentamente hacia una incomodidad latente.

Tanto la casa del tío como los lugares abiertos transmiten una intranquilidad perturbadora. Se nos pone en alerta de que algo está mal, pero no sabemos qué es.

Dentro de esa ambientación, un papel central juega el propio muñeco que da nombre al filme. Una cabeza que pretende ser humana, pero totalmente vacía, desprovista de cualquier atisbo que nos haga empatizar mínimamente.

Philip sosteniendo al muñeco Possum

Las largas patas de araña, además, terminan por advertirnos lo suficiente como para querer acercarnos. Una presencia tal bastaría para aterrorizar a cualquier niño y acabar con la cordura de cualquier adulto.

En el cuento original, parece ser que Possum estaba hecho de partes de animales muertos. De ahí su nombre, que designa a un tipo de marsupial.

La propia cordura de Philip se ve llevada al límite, pues al parecer lleva largo tiempo queriendo deshacerse de Possum. Lo hace una y otra vez a lo largo de la película. Pero resulta un esfuerzo inútil.

Sean Harris, en este sentido, nos deslumbra con su gran actuación como Philip, transmitiendo la profunda vulnerabilidad del personaje. Asimismo, Alun Armstrong como el tío Maurice hace un gran trabajo como un personaje desagradable e inquietante.

Maurice, el tío de Philip, interpretado por Alun Armstrong.

Das uncheimliche

Possum está basada en muchos aspectos en una teoría psicoanalítica desarrollada por Sigmund Freud en 1919. Como el mismo nombre de la antología en que apareció el cuento original indica, la obra trata la temática de lo que en inglés se traduce por “uncanny”.

Freud, en el ensayo mencionado, examina un vocablo particular del alemán: lo “uncheimlich”, traducido habitualmente al inglés como “uncanny” y al español como “ominoso” o “siniestro”.

Freud en 1926

«Uncheimlich», explica Freud, significa tanto hogareño como extraño, siendo una palabra peculiar pues abarca su propio antónimo. El sentido de este concepto que le interesó a Freud es que refiere a “lo que ha debido quedar oculto, pero ha salido a la luz”.

Freud desarrolla este concepto con sus propias ideas sobre el inconsciente y lo reprimido y nos ofrece ciertas condiciones por las que algo se vuelve uncheimlich o lo produce en los individuos.

Así, partes desmembradas, dobles o döppelgangers, repeticiones involuntarias y, por supuesto, muñecos con vida propia, son algunos de los elementos característicos de lo uncheimlich.

Terror y trauma

Aparte de clásicos del cine de terror, Holness ha declarado que una de sus influencias son los metrajes de información pública sobre crímenes que veía de niño. Su capacidad perturbadora de presentar oscuros casos reales es algo caraterístico también de la película.

La temática de la infancia juega un papel central, pues se nos van revelando ciertos traumas que aquejan al personaje de Philip desde que era niño.

La ambigüedad de la que hablábamos antes se refleja también en el propio protagonista, actuando a veces como un niño o dejando la duda acerca de su moralidad.

La película trata temas delicados, por lo que recomendaríamos tener ello en cuenta al momento de verla. Ciertas escenas pueden resultar bastante perturbadoras para ciertos espectadores. Sin embargo, vale totalmente la pena verla.

Lejos de los jumpscares, del terror sobrenatural, del gore, Possum nos pone frente al horror que significa enfrentarse a un pasado traumático. Aquí lo escalofriante no resulta tanto un ente que persigue al protagonista, sino lo reprimido que intenta volver, como diría Freud.

La gran maestría de Holness para explorar un tipo de terror más psicológico, pero con una gran profundidad, queda demostrada en el filme.

Punpunia.cl

Sobre C.B.

C.B., más conocido como C.B., es de las personas que le puede dar vueltas a una película durante meses. Le gusta reflexionar. Por ejemplo, sobre el arte ha pensado: "¿Arte? sí, es muy bonito".

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí