Inicio » Zona Oriental » Platinum End, cuando el cielo y el infierno se unen

Platinum End, cuando el cielo y el infierno se unen

 Tsugumi Ohba y Takeshi Obata vuelven a unir sus talentos para crear una historia alucinante: Platinum End nos llevará a un viaje sin retorno.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Escrito por Li el 06/12/2021

La última colaboración de dos grandes titanes del manga: Ohba y Obata. Actualmente su anime está en emisión, así que es un buen momento para hablar de este gran manga de fantasía oscura. Pueden encontrar las reseñas de sus anteriores colaboraciones en nuestra página: Death Note Bakuman.  

“La vida de Mirai es tan mísera que este, presa del desánimo por haber perdido a su familia y por ser acosado por sus tíos y sus compañeros de clase, decide suicidarse. Sin embargo, lo que debería ser su final se convertirá en un nuevo principio en el que tendrá la oportunidad de convertirse en el nuevo Dios… solo si consigue sobrevivir.” 

Manga Shonen, 14 tomos.
Autores: Tsugumi Ohba (Historia), Takeshi Obata (Dibujos). 
Publicada: 2015 por la editorial Shueisha en la revista mensual Jump SQ. 

El cielo

Al comenzar a leer Platinum End, un maravilloso manga lleno de suspenso, un siente que está reviviendo una parte de la colaboración anterior realizada en Bakuman, ya que una de las historias que crean este maravilloso dúo de mangakas, los Ashirogi Muto, tiene cierto parecido con esta historia. Esto puede ser muy interesante para los fans de Bakuman, ya que son varias las historias tan interesante que se merecían tomar vida propia. En palabras de sus mismos autores, disfrutaban de sobremanera el crear variadas historias dentro de la misma. 

Al igual que sus dos obras anteriores, esta te captura inmediatamente. Entre ángeles, tragedias y batallas, los humanos se enfrentan a sus tristezas, cansados del horror. Otros humanos usan el poder de los ángeles para explotar sus perversidades en busca de situarse en el poder, nada alejado de la realidad. Así se va dando forma a esta historia profunda y llena de cuestionamientos como solo ellos saben hacerlo. Obata nos muestra un trazado y dibujos de una calidad abismal, que llenan las páginas de un ritmo vertiginoso, con múltiples y bellas ilustraciones de páginas completas. 

El Infierno

Ohba nos señala a Dios como un ente que busca entregar su dominio libremente. Propone el libre albedrío y es al mismo tiempo un monstruo que nos consume la vida misma, que nos lleva sin mayores tapujos a la muerte. Son sus ángeles quienes nos cobijan en sus brazos para llevarnos al reino celestial, o acaso también nos toman con desdén a otra realidad. El infierno y el cielo son un mismo lugar, así como la tierra, donde con garras y dientes logras sobrevivir a este magma de ilusiones, siempre rodeados por la real muerte, mientras atónitos buscamos la felicidad. 

Leer una obra como esta va más allá de solo el goce inmediato, ya que sus planteamientos son profundos y delicados. Meditar sobre la muerte, sobre cuál es nuestra felicidad y cómo constantemente nos vemos abatidos por un entorno hostil. Todo esto hace que esta obra te lleve a una reflexión luego de dejar los tomos a un lado: ¿estamos listos para sacrificar nuestras vidas por un bien mayor? ¿Sería posible dejar nuestras vidas a un costado y morir de forma plena? Y la pregunta que me hacía al volver a recordar lo magnánimo de esta obra de arte: ¿Cuál es el mejor momento para morir?

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí