Inicio » Vídeojuegos » Mini Review: Out There Somewhere – Una pequeña joya escondida

Mini Review: Out There Somewhere – Una pequeña joya escondida

El juego plataformero desarrollado por MiniBoss y distribuido por EQGAMES, Out There Somewhere, resalta entre los indies de Steam.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Escrito por J Martínez el 06/07/2019

Todos sabemos la abrumadora cantidad de juegos que Steam posee en su catálogo. De esta inmensa cantidad, un gran porcentaje son juegos que, o son gratuitos, o cuestan muy poco dinero.

Lamentablemente de estos juegos extremadamente barato, se podría decir que el 90% de estos son juegos que no vale la pena siquiera probar (es muy probable que el porcentaje sea mayor), ya que simplemente son juegos casi amateur, que son copias de otros juegos o que no tienen ningún cuidado ni finalizado.

Dentro del primer grupo se encuentra Out There Somewhere. El juego de plataformas desarrollado por MiniBoss y distribuido por EQGAMES nos entrega una mecánica bastante innovadora, en la que poseeremos una pistola de portales, como lo hace Portal, con la diferencia que ahora, en vez de pasar por un portal y aparecer en otro, apareceremos instantáneamente en el lugar en donde disparemos.

Al ser un juego tan barato, no es ilógico que este sea cortísimo, así que tal como el juego, vamos a revisar Out There Somewhere de la forma más corta posible.

Puzzles, puzzles, y más puzzles

El juego se sustenta, principalmente, en la mecánica mencionada con anterioridad. Cada una de las pantallas, o casi todas, se basa en usar nuestra pistola de portales para poder avanzar por ella. Además, por supuesto, la dificultad irá subiendo a medida que superemos las fases. Al principio todo será muy simple, y prácticamente sólo deberemos ir viendo donde ponemos nuestro portal. Pero una vez que avancemos en el juego, tendremos que ir dominando otros aspectos que nos van introduciendo poco a poco, como conservar nuestro salto cuando nos transportamos por un portal, usar los rayos de energía azul y verde a nuestro favor o lanzar dos portales rápidamente para ponernos a salvo antes de que un portal llegue al destino que necesitamos.

Por otro lado, si vamos sin intentar completar el juego al 100%, el mapa será bastante lineal. Siempre sabremos por donde tenemos que ir y al menos tendremos una idea de como completar la pantalla en la que estamos. Ahora, si tratamos de completar el juego al 100% sí que será algo más complejo, tendremos que explorar más con el fin de encontrar los coleccionables que existen, además de lograr encontrar y visitar todas las pantallas. Además, uno de los logros es terminar el juego en menos de 10 minutos así que puedes hasta hacer speedruns en el juego, cosa que, aunque yo no he hecho, me imagino que debe ser muy entretenido con la mecánica de los portales.

Simpleza artística, pero funcional

En el apartado artístico es donde se siente el bajo precio del juego. Aunque en ningún momento el aspecto gráfico se siente molesto, si que es notable que es muy simple. Lo mismo ocurre con el apartado de sonido, que no es de lo mejor que he escuchado, pero tampoco llega a molestar. Lamentablemente para el juego donde más se resienten estos aspectos es al comienzo, donde comenzamos en una especie de Shoot em’ Up en el que el aspecto gráfico no es lo fuerte. Aunque claro, como el juego es de este género, es entendible que más adelante este aspecto mejore, aunque sea ligeramente.

Conclusión

Si me preguntan, si tienes un poco de dinero y quieres comprarte un juego con él, Out There Somewhere es una de las mejores opciones que tienes. La modificación a la clásica mecánica de los portales le queda de forma magnífica y hace cada nivel muy entretenido. Y aunque la relación duración/precio es extrema aquí (el juego no dura mucho más de una hora), te aseguro que será una de las horas más divertidas que tendrás con un juego.

Out There Somewhere está disponible para PC a través de Steam a $0,99 dólares ($500 CLP)

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí