Inicio » Noticias » Cine y televisión » Obras Infravaloradas: Simbad, la leyenda de los 7 mares

Obras Infravaloradas: Simbad, la leyenda de los 7 mares

Hoy hacemos la review de otra de las peliculas animadas de Dreamworks, Simbad: la leyenda de los 7 mares, lanzada el 2 de julio de 2003

Tiempo de lectura: 8 minutos

Escrito por Blackburn el 27/07/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Producida por DreamWorks y lanzada a la pantalla grande el 2 de Julio de 2003; Simbad, la leyenda de los 7 mares es una película de animación que contó con la participación de bastantes actores famosos, tanto en su idioma original como en su doblaje latino; donde destaca la participación de Brad Pitt (quien reemplazo a Russel Crowe como la voz de Simbad), Michelle Pfeiffer y Catherine Zeta-Jones. Mientras que la versión latina contó con la participación de Mauricio Islas, Susana Zabaleta, Dulce Guerrero, Victor Hugo Aguilar entre otros destacados doblajistas.

Simbad toma inspiración del cuento Simbad el Marino, el cual es parte del libro de cuentos de origen Medio-Oriental Las Mil y Una Noches; donde se narran las historias fantásticas que envuelven a este personaje a través del océano indico. El largometraje tiene bastantes elementos que lo hacen destacar, como bastantes fallos que generaron una ola de críticas mixtas a nivel especializado.

Si bien la película superó el presupuesto de 60 millones de dólares que se invirtieron, llegando a recaudar mas de 80 millones de dólares, esto, a nivel de industria, hizo que la película no se haya considerado rentable. Pero aun así, bastantes personas recuerdan con mucho cariño esta obra de animación que analizaremos a continuación.

Sinopsis

Simbad, el líder de un barco pirata, tiene la intención de robar una reliquia que se encuentra resguardada en otro barco, con el fin de pedir rescate por el mismo y amasar una fortuna que les permitiría una jubilación en Fiyi. Al realizar el asalto descubre que el protector del barco es un viejo amigo suyo: el Príncipe Proteo de Siracusa.

El príncipe pide al pirata (y al mismo tiempo, un amigo del pasado) que no robe la reliquia conocida como el Libro de la Paz, situación que se interrumpe ante el ataque de un monstruo marino, enviado por Eris, la Diosa de la Discordia. Producto del ataque, Simbad cae al mar (arrastrado por el Monstruo), donde la Diosa tienta a Simbad de robar el libro y llevarlo a su reino en Tártaro.

Ya en Siracusa, Simbad se niega a robar el Libro de la Paz después de ver a su viejo amigo junto a su prometida: Lady Marina de Tracia. Eris, anticipando la conducta de Simbad, se transforma en este último con el fin de robar el libro y desatar el caos en las 12 Ciudades. Producto de esto, las autoridades de Siracusa apresan a Simbad y le condenan a muerte. Él alega que no fue el autor del robo, a lo que Proteo se ofrece como rehén con el fin de que Simbad zarpe con el fin de recuperar el Libro de la Paz. En caso de que Simbad falle, será Proteo quien pague con su vida por las «acciones» del pirata.

Historia y aspectos técnicos

Por desgracia, el argumento que impulsa la historia es bastante simple. Comparándolo a otras entregas de DreamWorks, esta película flaquea bastante en este sentido. Las razones que impulsan la travesía de Simbad pecan de ser forzadas, tanto por la excesiva confianza que tiene Proteo en el pirata, como en los sucesos que ocurren en el final.

A pesar de esto, el desarrollo de la historia tiende a ser divertido, cargado de acción y escenas que son bastante fluidas para el año en que fue lanzada. El desarrollo de la relación entre Simbad, Marina y la tripulación, si bien es acelerado, no se siente poco orgánico. Y esto tiene directa relación en cómo se encuentran construidos los personajes y los aspectos que los destacan. Cabe notar que, en temas de humor, la película tiene chistes para todo publico; ciertas bromas infantiles y otras más para un público adulto.

Por último, respecto a lo que fue su animación, donde encontramos tanto la animación tradicional como el CGI, tengo que decir que es bastante buena. Se criticó el tema de la animación CGI dentro de la película, pero mirándola a más de 18 años de su estreno, es una película que no ha envejecido mal. Su estilo artístico me recuerda mucho a películas de la misma productora, como son Spirit, el Camino Hacia el Dorado y el Príncipe de Egipto. El CGI se nota, pero no considero que sea algo para linchar directamente a la película, teniendo en cuenta lo nuevo que era el uso del CGI en ese tiempo y que había entregas con este elemento que realmente funcionaban mal.

Personajes

Si hay algo por lo que esta película destaca es por sus personajes; hay películas que, si bien no destacan por su historia, destacan por quienes se encuentran en ella.

Simbad, como protagonista principal, está dotado de un gran carisma, lo cual lo convierte en un personaje entrañable. Marina escapa de ser la clásica princesa en apuros; destaca por su carácter fuerte y su capacidad para salir de aprietos, contribuyendo en la solución de varios (como sucede durante el ataque de las Sirenas). Otro personaje a destacar es el de Kale, quien destaca por su nobleza y valores morales (que escapan bastante a lo que se esperaría de un pirata), y Rat (o Rata), quien funciona perfectamente como alivio cómico, haciendo que su ser excéntrico y buen humor lo conviertan en un personaje muy querible.

Pero hay personajes que fallan durante la película, como son Proteo y Eris como villana. Proteo flaquea por su excesiva confianza en Simbad, cual se fundamenta en una lógica digna de Dominic Toretto; el sujeto confia ciegamente en que Simbad es un buen tipo. Pero, ¿qué fundamenta esto? Solo él lo sabe; no tiene pruebas pero tampoco dudas. Y Eris, si bien destaca por su voz seductora y que tiene un fundamento lógico (si consideramos el fundamento Mitológico del personaje), no termina de convencer como villana. No es mala, pero tampoco es buena.

Música

Al igual que en películas como Atlantis: El Imperio Perdido, Simbad no posee una canción original ni se desarrolla como un musical. A pesar de esto, tiene una banda sonora espectacular. Obviando la simpleza de la historia, las escenas de acción acompañadas de la banda sonora son algo glorioso, acompañando perfectamente la travesía del mítico marino. Todo el crédito lo merece Harry Gregson-Williams, quien también se encuentra detrás de la banda sonora en películas como Armageddon, Shrek, Man of Fire y Las Crónicas de Narnia.

Conclusión

A pesar de las fallas que uno puede encontrar, mirando desde el punto de vista de un adulto, Simbad, la leyenda de los 7 mares es una película divertida de ver. Es entretenida y sus personajes no dejan de gustarme; la recomiendo bastante. Eso sí, el final sigue sin convencerme. Esto está netamente ligado al cómo construyen a la villana y cómo un error de confianza desemboca en el fallo de sus planes.

La critica especializada consideró a esta como una película regular; una película que, si bien era interesante, no era maravillosa. Se criticó bastante el alejamiento que esta tenia de la historia original, cosa entendible ya que Simbad está inspirada, no adaptada. También se criticó la notoria diferencia entre elementos animados por computadora y los animados tradicionalmente.

Finalmente, ¿es Simbad: la leyenda de los siete mares una buena película? Si, pero claramente dista bastante de otras obras infravaloradas reseñadas anteriormente. De todas las Obras Infravaloradas que he reseñado esta es la más baja, pero tiene ese carisma de sus personajes y esos elementos de acción que me encantan y que sigo disfrutando al igual que cuando era niño.

Puedes ver esta película en Netflix o en tu pagina de internet pirata favorita.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

21 publicaciones.

Sobre Blackburn

ser humano de gustos variados, de los que puedo destacar los vieojuegos, el airsoft, los comics, peliculas, anime y manga. espero disfrutes mi trabajo y cualquier acotacion o comentario es bien agradecido.