Inicio » Noticias » Literatura » No hay justicia para Carrie – parte final

No hay justicia para Carrie – parte final

¿Qué necesitan las películas para ganarse el título de buena adaptación? Un análisis sobre las tres adaptaciones a la pantalla sobre Carrie de Stephen King

Tiempo de lectura: 8 minutos

Escrito por Ally el 03/07/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 2,00 de 5)
Cargando...

Este artículo contiene muchos spoilers.

¿Importa que una película sea fiel al libro, aunque esta sea excelente (o todo lo contrario)? Hemos hablado de esto durante las 2 partes anteriores (link de la primera/link de la segunda) de esta nota. No existe una respuesta unánime sobre ello, pero vamos a revisar la tercera adaptación de Carrie a la pantalla de todas formas.

Corría el año 2013. Estaba todo perfecto para hacer una excelente adaptación al cine del libro: buena tecnología, buen cast, mucho público con hype esperando (aunque puede jugar en contra a veces) y mucho presupuesto. ¿Qué pasó?

Ese año salió la versión dirigida por Kimberly Peirce y escrita por Lawrence D. Cohen y Roberto Aguirre-Sacasa. Catalogada en género de terror, la cinta prometió mucho y fue un éxito de taquilla, pero lamentablemente no se salvó de las críticas.

La película se prometió como un remake de la versión de 1976, con un cast integrado por Chloë Grace Moretz y Julianne Moore, entre otros. Las actuaciones son algo que definitivamente hay que destacar.

Había algo en que se diferenciaban las 2 películas anteriores: las actuaciones de las del 76’ y del 2002 tenían una diferencia abismal en calidad, y la última fue muy criticada por esto, opinión que me parece muy acertada. Pero aquí es diferente. La misma diferencia existe en algo muy importante

Relación madre e hija

Las actuaciones de Chloë como Carrie encajan perfectamente con las actitudes introvertidas que el personaje muestra en el libro, incluso en sus momentos de rebeldía a su madre donde, a pesar que dice amarla mucho, la daña con sus poderes (esto con una pena visible).

En el caso de Julianne, la Margarett de esta película es cruda y violenta con su hija, mostrando una real situación de maltrato. Además hay una muestra explícita, por ejemplo, de cómo se autoflagela cuando siente que está pecando del chantaje emocional a Carrie cada vez que tiene la oportunidad.

Seguiremos hablando de este tema más adelante.

Lamentablemente, todas estas escenas están bajo el género de terror actual, que ha sido tan criticado por los screamers de sobra, y el poco “horror real” en la trama. Esta película tiene varias excepciones respecto a ello.

En defensa de la versión del 2013

Muchos cinéfilos defienden el cine de terror de los 80’ hacia atrás, diciendo que ese sí daba miedo y que las películas de esa época, en este género, sí eran buenas. Acá no se busca desmerecer esa opinión ni decir que una época es mejor que otra.

Tampoco se busca decir que esta versión es mejor que las anteriores (aunque, bajo una percepción personal, sí es mejor que la del 2002), sino que sigue lat misma línea que las notas anteriores: decidir cuál es la mejor adaptación del libro, desde un punto de vista personal.

Y creo que, sobre esta premisa, esta película está infravalorada (ya que no soy experta sobre lo técnico, como para opinar en profundidad). Aquí el porqué.

Primero, lo que ya se había adelantado, la relación de Carrie y Margarett aquí sufre de una violencia explícita y crudamente pasiva, lo cuál es maravilloso de mirar. Algo que Carrie odia de su madre es cómo la convence, constantemente, de que está equivocada, y de que merece el maltrato que sufre.

Esto lo vemos en el final cuando Margarett la convence de que recen y Carrie le hace caso, ya que ocurrió exactamente lo que su madre dijo que pasaría, viéndose pasiva a lo que su madre le fuese a hacer. Nunca creyó que sería un engaño de Margarett para intentar asesinarla.

Claro, la protagonista nunca fue alguien ignorante en el libro. Ella sabía bien lo que quería, y trató de aprender a controlar sus poderes. Pero hay algo aún más importante: su fe. Carrie era alguien muy devota a Dios, a pesar de lo cruel que era su madre con respecto a ello. Esta película lo muestra, dando a demostrar lo que está mal con Margarett; su fanatismo, no su religión.

Por esta misma línea, también se muestra que la madre de Carrie tenía un problema psicológico serio, y que no era solo “estricta” con Carrie, como pudimos notar en la versión del 2002. Esto es parte del libro, que se muestra en esta versión, y le da verosimilitud al personaje.

También, algo importante: el momento de la broma con los tampones a Carrie, lo cual se cruza con su relación con Sue en la película. Cuando le comienzan a arrojar los tampones, Sue se siente mal en el acto y se detiene, pero en paralelo, Chris la comienza a grabar con su teléfono. Resultado: todo el mundo se entera de ello porque suben el video a Youtube.

Desde ahí, se empieza a mostrar un geniuno arrepentimiento de Sue, y una rivalidad obvia con Chris debido a lo que pasó, dando como resultado que la rubia le pida a su novio Tommy que invite a Carrie al baile, el cual también empatiza con la situación y lo hace bastante feliz, de hecho.

Como paréntesis, esa conexión de Carrie con Tommy en la película, sin especificar mucho, es parte del libro, y salió bastante natural. Al igual que la relación de la protagonista con Miss Desjardín. A diferencia de la cinta del 76’ donde vemos cierta lástima, aquí se demuestra una conexión que nace por la preocupación hacia su estudiante, y justifica muy bien que Carrie la salve.

Más adelante, esta pelea entre Sue y Chris, junto al odio de esta última por Carrie, termina en la broma final del baile. Y, como remate de esta “broma”, nos sorprenden con la proyección del video de Carrie en la fiesta. Un buen uso a la actualización de época que le hicieron a la película.

En el libro, todos comienzan a reír cuando Carrie, al intentar escapar del gimnasio, se cae. Aquí es cuando muestran el video.

Sue, cuando se entera de todo, se ve más preocupada de Carrie que de los demás y la busca desesperadamente, hasta llegar a su casa.

Como este es un remake de la versión de los 70’, la muerte de Carrie y Margarett es como en esa película; la protagonista se desespera al ver que había asesinado a su madre, y comienzan a caer las piedras. Ahí es cuando llega Sue.

Ella le pide perdón por lo que ocurrió, la intenta salvar hasta el final, pero Carrie decide morir junto al cuerpo de su madre. Pero salva a Sue y la saca de la casa, la cual se cae a pedazos por las piedras. En esa conversación, Carrie le dice algo esencial: “¡¿Por qué no voy a lastimarte? ¡Mira en lo que me convirtieron!”.

En esa frase, se muestra algo muy importante del libro. Fue la gente la que llevó a Carrie a asesinarlos a todos en la fiesta. Y, al menos, en esta versión, ella lo sabe, a diferencia del libro donde muere llena de miedo sintiéndose culpable.

Sue, al final, cuando la va a ver al cementerio, muestra que siente empatía por ella. Nunca la culpa. Su vínculo no es tan fuerte como el del libro, pero está ahí y, probablemente, ella lo mantenga siempre.

Aunque, lamentablemente, no puede ser una película perfecta.

La desastrosa escena del baile (entre otras malas decisiones)

El morbo parece arruinar cada cosa que toca, cuando se trata de una película. El gusto de poner cada muerte, cada extremidad menos, cada persona quemada, cada persona aplastada

Aunque da mucho gusto gusto ver morir (y de manera dolorosa) a la gente que lastimó a Carrie durante la película, es una venganza crudamente innecesaria. Intentando hacer quedar la escena como parte del body horror, solo terminó como una escena con demasiada sangre que nadie recordará.

Al igual que cuando mata a Chris. Demasiada espera para algo que, sabemos, es inevitable.

¿Por qué no mejor destruir todo el pueblo y asesinarlos a todos con los cables eléctricos, como en el libro? Creo que muchos esperábamos eso, debido a que tenían todo para hacerlo, pero decidieron que sería mejor hacer exactamente lo mismo que en la película del 76’.

¿Qué es lo nuevo para aportar a la historia en esta película, si ni siquiera se intentó integrar momentos de la infancia de Carrie, o los momentos detectivescos del libro, o esa masacre final del pueblo? Solo son detalles que quienes hemos leído el libro notamos. Pero como película independiente a la obra original, no es capaz de defenderse, según mi percepción.

Para finalizar, cada uno puede decidir cuál versión le gusta más. En lo personal, la del 76’ me gusta más como película que como adaptación. Pero la del 2013 es mi favorita con respecto al libro, aunque sé que no es la mejor película.

¿Tú tienes tu favorita?

Si te interesa leer sobre Stephen King y las adaptaciones de sus obras, en Comiqueros hemos hecho varias notas, de las cuales dejamos el link.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

18 publicaciones.

Sobre Ally

No creo que mi biografía, alguna vez, diga algo interesante.

X