Inicio » Noticias » Zona Oriental » Manga » Luna creciente sobre un país en guerra y Vagabundo: Los pilotos de Ruoruni Kenshin

Luna creciente sobre un país en guerra y Vagabundo: Los pilotos de Ruoruni Kenshin

Analizamos los 3 mangas previos a Ruroruni Kenshin; Luna creciente sobre un país en guerra, y las dos versiones de Vagabundo

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Andrelo el 15/09/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Rurouni Kenshin, o conocido en occidente como Samurái X, es un manga que logró reconocimiento a nivel mundial a mediado de los 90s. Su éxito ha sido tal, que a casi 30 años de su estreno, la franquicia sigue sacando dividendos a través de spin off, videojuegos, live actions, etc.

Pese a esto, el camino por lograr un manga con características de “clásico” no fue fácil, y su autor, Nobuhiro Watsuki tuvo que pasar por varios “experimentos” para dar con su objetivo final. Es por esto que procederemos a revisar Luna creciente sobre un país en guerra, y las dos versiones de Vagabundo. 3 mangas que forjaron el camino para Rurouni Kenshin.

Luna creciente sobre un país en guerra

Obra debut de Nobuhiro Watsuki en el mundo del manga. Sengoku no Mikazuki, título original japonés, es una historia basada en el periodo Sengoku (1467-1568), protagonizada por Seijuro Hiko. Así es, el mismísimo Seijuro Hiko, maestro del estilo Hiten Mitsurugi Ryu. ¿Tendrá relación con el personaje de Rurouni Kenshin? Más adelante lo veremos.

Este manga fue pensado inicialmente como una historia fantástica-medieval. Su protagonista, Hiko, sería un caballero y el escenario sería un mundo parecido a Europa del norte. Sin embargo, al momento de realizar el manga, Watsuki se dio cuenta que había muchas historias de este estilo, por lo que decidió re-imaginarla para el periodo Sengoku.

La historia autoconclusiva de un capítulo, se centra en la guerra entre el reino Nagumo y Kitakata, y cómo Seijuro Hiko e Ishinta son los llamados a ponerle fin al conflicto bélico. Si bien es una historia bastante simple, comienza a dar pistas de lo que sería el futuro trabajo de Watsuki en el mundo de los samuráis.

Hay varias cosas interesantes en este manga que recuerdan a Rurouni Kenshin. Primero que todo, el nombre de su protagonista. Mucho se ha dicho en foros de internet que este es el mismo Seijuro Hiko maestro de Kenshin. Evidentemente por una cosa de tiempo (esta historia transcurre 300 años antes) no puede serlo.

Pese a esto, recordemos que el nombre Seijuro Hiko es un título heredado, que se traspasa generación en generación al maestro de la escuela Hiten Mitsurugi, por lo que sí, podría ser un maestro antecesor del Hiko que conocimos. Obviamente, estas son solo conjeturas, ya que al momento de crear Luna Creciente, Watsuki aún no había ideado el universo RK. Sin mencionar que el Hiko de esta historia no usa la capa característica de cada maestro.

Sobre los diseños, interesante también es que Ishinta es un clon de Yahiko. Por lo que se asume que en Rurouni Kenshin, Watsuki retomó este diseño para la creación del pupilo número uno del Kamiya Kashin. De la misma manera, Natsu (enamorada de Ishinta) recuerda mucho a Tsumabe del Akabeko.

Vagabundo, la historia de un espadachín Meiji (1992)

Vagabundo es un manga de 45 páginas que no fue publicado. Watsuki comenta que en realidad no quería escribir ni dibujar esta historia. Él quería ambientar su nuevo trabajo en tiempos modernos, pero como su manga anterior (Luna Creciente) fue tan bien recibido, su editor le pidió que vuelva a hacer un cómic histórico.

Si bien la historia tiene solo 45 páginas, le tomó más de 8 meses terminarla, para finalmente ser rechazada. Esto le generó un bajón anímico, por lo que tuvo que madurar la idea por otro año más, hasta que dio con el Rurouni Kenshin que todos conocemos.

Vagabundo es un claro piloto de lo que sería Rurouni Kenshin. Se presenta a Battousai y su estilo Hiten Mitsurugi. Además, el actual vagabundo también porta una sakabatou. Por otra parte, también hay diferencias, tal es el caso de que Megumi, Yahiko y Kaoru son hermanos en esta historia.

Vagabundo, la historia de un espadachín Meiji (1993)

Medio año después de que le rechazaron el trabajo anterior, Watsuki pudo publicar esta especie de remake de Vagabundo en la Shonen Jump. Si bien es una historia solo de 31 páginas, gustó mucho al público, lo que significó el pase para hacer una historia de larga duración. La que todos conocemos: Rurouni Kenshin.

La historia de Vagabundo (1993) sigue los lineamientos del manga anterior: Un vagabundo que llega a la ciudad y salva a la persona de turno. Lo interesante de este manga (al igual que el anterior) es que el protagonista no tenía nombre definido. Solo se conoce como vagabundo o Hitokiri Battousai.  

Aquí el diseño de Kenshin es mucho más parecido al diseño final, aunque su pelo se ve más melenudo y con líneas más suaves. Por otra parte, Chizuru, la joven salvada por el vagabundo, es un típico diseño de Watsuki de chica con Hakamas.

Si bien, cada uno de los 3 mangas vistos anteriormente tienen elementos que ayudaron a construir el universo RK, cada uno brilla con luces propias. Obviamente, están lejos de ser obras maestras, pero sí tienen ese encanto que se ve a lo largo de Rurouni Kenshin. Con una pequeña búsqueda en google podrán encontrarlos para leer de forma online.

Nos leemos luego

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

67 publicaciones.

Sobre Andrelo

Saludos mortales. Me llaman Andrés. Fonoaudiólogo de profesión y padre de afición. Todo lo relacionado con el manga, anime, comics, videojuegos, cine, y ñoñez en general, tiene su lugar en este espacio.