Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Internacional » Los Invisibles de Grant Morrison, o cómo ser en un snob lector de prólogos

Los Invisibles de Grant Morrison, o cómo ser en un snob lector de prólogos

En la década de los 90, Grant Morrison escribió Los Invisibles, creando un manual para convertirse en un snob

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por VladMIR el 11/08/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Desde 1994 al 2000, en el sello Vértigo, Grant Morrison escribió su serie más personal y a la vez la más compleja; Los Invisibles. Para contextualizar qué llevó a la creación de esta historia, debemos relatar que en 1989 escribió la obra que lo llevó a la fama, Arkham Asylum. Como dicen los entendidos: “el murciélago vende”, y los royalties producidos le dieron las ganancias suficientes para irse de vacaciones.

Estas vacaciones implicaron meditación, viajes místicos, alguna que otra abducción extraterrestre, y unas cuantas experiencias pansexuales (entiéndase la palabra a su significado real y no a la versión suave que aplican algunas estrellitas de pop). En fin, todo lo que le serviría como inspiración para crear Los Invisibles.

Gran Morrison antes, durante y después de Los Invisibles

Argumento

Los Invisibles son una organización secreta que tiene como fin enfrentar y combatir al gran enemigo de la humanidad: la coacción al libre pensamiento y espíritu creativo de las personas. Los adversarios son otra organización secreta que tiene como fin controlar y formar las mentes de las personas en una uniformidad sumisa.

Los Invisibles funcionan en base a células compuestas por 5 miembros. El grupo protagónico es liderado por King Mob (o el alter ego de Morrison en sus sueños), una suerte de James Bond sin la pacatería inglesa; Lord Fanny, bruja transexual en pleno machismo noventero; Ragged Robin, una psíquica mentalmente inestable, con complejos por los mimos; Boy, ex-policía afroamericana, quien es buena con las patadas; y el miembro más joven (con el que ingresamos al mundo de los Invisibles), Jack Frost, adolescente rabioso, rebelde, delincuente juvenil, destructivo, machista, con mucho potencial psíquico.

Análisis

Esta obra es compleja y de difícil lectura, por lo que, para profundizar en el contexto de su publicación, los problemas de su serialización, la censura a la que fue sometida, y lo más importante, el aporte que implicó esta serie al mundo de los cómics, invitamos a los lectores a leer dos buenos análisis de esta obra.

Del año 2007, en el blog Zona Negativa

De año 2013 del blog Pijamasurf

Instrucciones para convertirse en un Snob Lector de Prólogos

Snob: persona que imita con afectación las maneras, modismos, opiniones, de aquellos a quienes considera distinguidos

Lector de prólogos: persona que falsamente asume poseer conocimientos profundos basándose en la sola lectura de prólogos o resúmenes de una obra

La instrucción es: lean Los Invisibles.

Leyendo Los Invisibles 

ADVERTENCIA: entramos en la esfera de los spoilers y las opiniones personales

En septiembre de 1994, comenzaba la publicación de una historia llena de referencias artísticas, filosóficas, literarias y cinematográficas. Además de referencias a la magia espiritual de todas las culturas conocidas e inventadas por Morrison, con mucha acción, sexo y violencia desmedida, que solo es el sazonador de la historia.

El primer número es una representación de la Naranja Mecánica, con el papel de Alex DeLarge, interpretado por el adolescente Dane McGowan (el futuro Jack Frost mencionado antes), que, ante actos delictivos de la peor calaña, es sentenciado a un reformatorio especial para los delincuentes juveniles. Pero antes de ser sometido al lavado cerebral, escuchando la Novena de Beethoven, es rescatado por King Mob. Éste le explica que pertenece a una sociedad secreta llamada Los Invisibles, y están interesados en sus poderes psíquicos latentes. Desaparece dejando al insoportable Dane solo en la ciudad.

Antes de rescatar a Dane, King Mob se encontraba en un viaje alucinógeno de estética sesentera, en contacto con John Lennon, quien le indicará que Dane tiene potencial mágico y debe reclutarlo (Sí! John Lennon perteneció a Los Invisibles). Anteriormente John Lennon y Paul McCarthy habían tenido un encuentro extrasensorial con Dane.

John Lennon será solo uno de los famosos que pasaron por estas páginas

Solo llevamos un número, y tenemos referencias musicales, cinematográficas, estéticas. Además de diálogos complejos e inentendibles, sin contextos, ni explicación. Y en el ámbito metafísico, solo un conocido de temas espirituales, con capacidades de viajar y experimentar con drogas chamánicas, entenderá los diálogos.

El resto de la serie que se publicará por más de 6 años tendrá la misma temática. Creciendo gradualmente la batalla, entre el caos de la libertad del intelecto y el orden de la sumisión humana, hasta un final apoteósico sobre el objetivo superior de la humanidad como ente espiritual.

Cómo me volví Snob

El primero encuentro con esta obra, por el año 2003, fue unos tomos sueltos a los cuales pude echar mano. El autor estaba en boca de muchos entendidos, su paso por la Liga de la Justicia dejó marca, estaba revolucionando a los mutantes, y Los Invisibles tenían una misteriosa fama, con Alan Moore dándole su respaldo. Un lego, si quería subir de grado, debía leer esta historia.

Fue un encuentro confuso, como una primera experiencia sexual, donde choca la teoría con la práctica. Algo cambia en la perspectiva personal, pero aún no está claro cuál fue ese cambio. Lo único cierto es que ya entraste al círculo donde se habla de temas que antes solo oías (aunque solo sabes lo básico del tema). Pero necesitas leer el cómic completo.

El segundo encuentro fue con mejor preparación, mayores conocimientos, conceptos más desarrollados. Vas entendiendo las referencias, comprendiendo las ideas metafísicas, y adquiriendo conocimientos de espiritualidad que antes te eran incomprensibles. En resumen, Los Invisibles es un compilado de prólogos de diferentes ramas, escritos por un autor que estudió mucho de estos temas y quiso resumirlo todo en una historia de cómics. Es un constante devenir de cuestionamientos a la realidad.

El conocimiento adquirido te deja en un grado superior, ahora puedes pasear por los pasillos de los antros intelectuales, con la petulancia de saber cosas que otros son incapaces de soñar. Akira (la película con el primer doblaje español) y esa minucia de Evangelion, son meras historietas del ratón Mickey.

King Mob en acción

La Rehabilitación

El tercer encuentro, es el aterrizaje del alucinamiento mental. Comprendes que construyes un altar de cartón, pero que la experiencia adquirida, por el consumo de productos de diferentes ramas de las artes de entretención, es un chapuzón a ese altar que se derrumba.

Los Invisibles es una gran obra, contestataria y cuestionadora de la realidad. Pero para comprenderla a cabalidad, habría que pasar lo mismo que Morrison cuando se inspiró. Algunos viajes de drogas, practicar la magia del caos, y sufrir alguna abducción alienígena.

Sonríe, explotará el mundo

Conclusión

Lean los Invisibles, no es de lectura fácil, pero si han seguido a Morrison, leyeron Animal Man, Doom Patrol, Flex Metallo, Kid Eternity, All Star Superman, Crisis Final, Batman, entre otras, sabrán que no se arrepentirán del bombardeo de conceptos que implica leer la serie.

La Biblioteca Grant Morrison, que está publicando ECC Cómics, comenzó a editar esta serie, con el primer volumen correspondiente del 1 al 12 original. Se puede conseguir en las librerías especializadas.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

35 publicaciones.

Sobre VladMIR

Opinólogo de nacimiento, Criticón de alma, Troll ocasional. Lector desde mi tierna e inocente infancia. Digievolucioné de maravillado a snob mediante el cine y los comics. Crecí al cinismo cuando descubrí a Terry Pratchett. Y en los comics Marvel patea a DC.

X
No olvides leer nuestra última revista digital