Inicio » Literatura » La obra de Stephen King: Más que un Best Seller

La obra de Stephen King: Más que un Best Seller

La magnitud de la obra de Stephen King sin duda traspasa el best seller. Ejemplificaremos su alcance a través de algunas de sus creaciones.

Tiempo de lectura: 7 minutos

Escrito por Diego Nicolás el 31/01/2022

El título de best seller deseado por muchos y que acapara las librerías, solo resulta una de las sendas que puede cruzar la obra de un escritor. Un camino quienes, del otro lado de la calle, se auto reconocen como escritores serios, levantan una cerca separándose de sus primos lejanos por solo cometer la entretención a la masa popular. Y Stephen King es uno de ellos, impuesto bajo la misma casilla inamovible.

La presente nota pretende demostrar que Stephen King es más que un best seller, es un escritor cuyo ingenio e imaginación ha gestado todo un universo donde la ficción, la aventura, los miedos (infantiles y adultos), convergen en la vida misma. Para dicho propósito se utilizarán tres de sus obras para ejemplificar la magnitud de su talento.

The Shining (El Resplandor)

Reconocido mundialmente como uno de los grandes ejemplares del terror, cuyo impacto fue potenciado por la adaptación de Kubrick a la pantalla grande. Sin embargo, no se le otorga justicia cuando se clasifica solo como una “gran novela de terror”. Esta es la razón por la que el propio autor está en total desacuerdo con aquella reinterpretación, ya que la historia va más allá de un tenebroso hotel que estimula a un hombre a intentar asesinar a su propia familia.

El conflicto que se desata en El Resplandor trata, por un lado, la lucha de un hombre atormentado por su pasado, intentado salvar su profesión y el amor de su familia mientras debe hacerles frente a sus propios demonios. Desde la otra vereda encontramos a un niño que debe aceptar un peculiar talento, que, a través de un descubrimiento horrible, de alguna manera le advierte el paso sobre el abismo en que se encuentra su padre.

Los matices variados que encontramos en los personajes siembran una brecha enorme entre la adaptación fílmica y la obra literaria. La pretensión de un hombre de anteponer a sus seres queridos sobre las ataduras de la tragedia personal, dejan al descubierto la humanidad de Jack Torrance. La culpa, la violenta naturaleza, el alcoholismo y un inusual despertar, hacen que la historia sobre esta devastada familia sea digna de analizar con mayor profundidad.

Misery

Una de las tantas obras de Stephen King donde se aleja de lo paranormal y lo fantástico para situarnos en el miedo real del secuestro y la tortura. La tragedia a la cual es sometido el escritor Paul Sheldon de la mano de una ferviente y desquiciada fan, la imponente Annie Wilkes; una de las mejores villanas para la cultura popular.

A parte de la tortura física que padece el protagonista, se encuentra una problemática que tiende a pasar desapercibida frente la brutalidad gráfica. El artista preso de su propia obra. Entre algunas paginas se evidencia el deseo y la lucha del autor por desprenderse del éxito comercial que le ha obsequiado sus historias sobre Misery, pero la presión de la editorial, de su agente y sus propios lectores, han hecho que su anhelo de dedicarse a su obra más seria sea una titánica tarea.

 Aquí entra el verdadero significado de la figura de Annie, quien lejos de ser una antagonista genérica, es la personificación misma de la mutilación creativa; obligándolo a seguir escribiendo sobre Misery y despreciando su nueva y más preciada creación.

Este conflicto puede ser una proyección del propio King, como uno de los altibajos en su reinado como escritor célebre y que lo debe acompañar al momento de enfrentarse a la hoja en blanco, con el peso de la expectativa de sus lectores.

It (Eso)

Si en algo podemos estar todos de acuerdo, es que It es una de las novelas más ambiciosas del autor y hablar de Eso es hablar de Derry; un pueblo asediado por una entidad ancestral mucho antes de que este fuera bautizado, al igual que sus jóvenes protagonistas, que resultan ser un reflejo atractivamente natural de nuestra propia infancia.

Bajo la representación inmortalizada en la consciencia colectiva de “un payaso asesino”, se sitúa el incomprendido y desvalido paso entre la infancia y la adultez. La transición que se ve acorralada por los males que subyacen en la sociedad: el racismo, el maltrato infantil, la homofobia y el bullying, por nombrar algunos. Donde en un espectacular juego entre el pasado y el futuro, vemos cómo el miedo y el odio resultan ser el combustible para la macabra obra de Pennywise. Siendo esa influencia sobre el hombro, tan sutil como directa, que lleva a los adultos a distraer su mirada, por la ausencia de «eso» que poseen los niños y que resulta ser una arma de doble filo para el antagonista.

Desde otro enfoque, la entrada a Derry es una puerta a los miedos que se pretenden enterrar en la adultez, pero también es una puerta al poder que sostiene la infancia. Aquello que habita en lo más recóndito de nuestro interior y que olvidamos al crecer ante la hostilidad presente como si fuera la salvación. Por ende, la necesidad de la conexión o el reencuentro con el pasado, para vencer una vez más el mal que se nutre de nuestra propia oscuridad.

Conclusión

Aunque te parezca un cliché frases como “el libro siempre será superior a la película”, en la obra de King es una realidad más que plausible por la inmensidad del contenido que se presenta. Esta es la razón de por qué su trabajo puede alcanzar tanto al lector ocasional como al acérrimo. Es el efecto que conduce la experiencia de hallar personajes tan cercanos como complejos, de conflictos tan fantásticos como reales sobre una narrativa tan sólida como dinámica. La cosecha de la mente de un pequeño niño asustadizo de Maine.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí