Inicio » Noticias » Cine y televisión » Justice League de Zack Snyder: la justice hecha película

Justice League de Zack Snyder: la justice hecha película

Justice League de Snyder es un hecho. Batman, Superman, Wonder Woman y compañía se enfrentan a Darkseid en el corte del director más esperado

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Esteban Beaumont el 24/03/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,83 de 5)
Cargando...

No hay mucho que decir de nuevo en torno al movimiento del Snyder Cut. Tal vez vivimos el triunfo más importante de un grupo de fanáticos contra la poderosa industria del cine. Es casi un milagro, ya que lo más fácil era cerrar la tumba de Justice League y seguir adelante con nuevos proyectos. Pero si algo sabemos de Dios es que, si existe, es un increíble guionista. Zack Snyder no solo pudo mostrar su visión de la JLA, sino que tal vez pueda volver a ese mundo que tanto ama, ya nada está escrito en piedra.

Con cuatro horas de duración, La Liga de la Justicia de Snyder es la misma historia que vimos en el cine, pero aplicado de manera diferente. Nuevo enfoque, nuevo desarrollo, distinto guión, distinto desarrollo, distinto final y distinta idea de cómo plasmar algo. No es perfecta, pero es superlativamente mejor que la que vimos en el cine

La Liga

Es mejor porque tiene mejores personajes y el ejemplo más claro es Cybrog. Uno entiende porqué Ray Fisher fue el que más buscó que saliera esta versión. Su personaje es profundo y sufrido, Snyder entiende los conflictos internos de Cyborg y los traspasa a la pantalla con una sublime actuación. Fisher se abre paso como uno de los superhéroes mejor interpretados, muy lejano a su desabrido rol del 2017.

Batman muestra sus traumas luego de Batman v Superman. Aprendió de sus errores y ahora tiene que convertirse en el corazón de la liga, inspirarlos como lo hubiera hecho Superman. Por primera vez vemos a Batman acompañado de puros metahumanos, siendo un humano entre dioses. Todo acompañado por un Alfred muy distinto, un Alfred que combate el crimen codo a codo.

Wonder Woman es poderosa. Parece increíble que Joss Whedon haya dejado afuera la escena en que le dice a una niña que puede ser lo que quiera. Esa escena refleja de manera perfecta todo lo que es Wonder Woman, todo lo que representa. Por lo demás, la inclusión de más minutos para las amazonas es un acierto que solo suma acción.

Flash sigue siendo el alivio cómico y es el responsable de la mayor cantidad de escenas que descolocan. Muchos chistes que en un principio hacían pensar que eran de la mente de Wheddon, finalmente fueron de la mente de Snyder. Punto aparte sus escenas de acción, visualmente hermosas.

Jason Momoa sigue demostrando ser lo necesario para que se tome en serio a Aquaman. Es rudo, canchero y fuerte. Un rey completo, que además tiene más tiempo para mostrar sus conflictos con Atlantis y la realeza. Aunque sus escenas en el agua se ven un poco lentas.

Finalmente está Superman. Quien logra completar su transformación. Ya no es Dios en la tierra como lo vimos en Man of Steel. Ahora es un hombre tratando de ser Dios. Vuelve de la muerte con una luz de esperanza y una humanidad increíble, lo que justifica decisiones tomadas en Man of Steel. Viendo el panorama completo, esa película mejora.

La aparición de los otros personajes solo suma. Lois Lane pierde su brillo periodístico en un claro ejemplo de un corazón destrozado. El comisionado Gordon, Mera o el padre de Flash, ayudan a entender a los personajes. Están al servicio de ellos y no son un simple fanservice. La aparición de Martian Manhunter no pasa a ser más que un agradable cameo.

Villanos

Además de la evidente aparición de Darkseid como villano a vencer en una secuela pensada por Snyder, Steppenwolf tiene un desarrollo mucho más profundo. El poner a Steppenwolf como alguien que busca recuperar la confianza de su jefe o enmendar un error, lo coloca en una posición de inferioridad muy interesante

Esa dependencia que tiene de alguien, no solo lo hace vulnerable, sino que le da un carácter solemne a ese ser del que depende. No es un villano que quiere dominar el mundo porque en el guión sale que es el malo. Es alguien que en dominar el mundo ve la forma de recuperar su posición de mano derecha u hombre de confianza.

Justice League de Zack Snyder no es la “El Señor de los Anillos de los superhéroes” como leí en un tuit. Es una película más de Zack Snyder. Un Snyder que tiene una iconografía y cinematografía hermosa, con planos grandísimos y un muy buen trabajo de la cámara lenta. Pero también es un director que necesita de cuatro horas para desarrollar a un personaje. La pregunta que ahora se instala es… ¿Es posible el Snyderverse? ¿Puede ser esta película el nuevo canon? Hace 3 años la respuesta era no. Pero con el triunfo de los fanáticos y las buenas sensaciones, ya no es tan descabellado

El epílogo de las pesadillas es el caballito de batalla. La escena dejó más dudas que respuestas y abrió más caminos que cerrar en una larga película. Las ganas de ver eso están por supuesto, aunque Warner no tenga ganas de hacerlo. ¿Será que los fanáticos puedan anotarse otro punto? Tal vez eso signifique darle más poder al espectador del que merece o tal vez sea un acto de Justicia.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

72 publicaciones.

Sobre Esteban Beaumont

Comiquero y Cinefilo. Fanático de DC. Mantengo una relación de amor y odio con el genero de terror. Puedo completar casi cualquier dialogo de Los Simpsons. Hablo de cine en Otra Toma, un podcast de Spotify. Comento todo lo que veo y leo en Twitter