Inicio » Noticias » Cine y televisión » Happy! y la extrema violencia

Happy! y la extrema violencia

¿Cansado de ver las mismas historias de navidad? Pues en Happy! le dan una nueva mirada con muchas peleas, sangre, sexo y drogas.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Scar Cortés el 14/07/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Para aquellos que no les gustan las historias navideñas o esas típicas narrativas muy felices, cursis y melosas, pues Happy! es una opción para darle otra mirada a la típica celebración del 25 de diciembre. Pero antes de eso, un poco de contexto.

Origen

Gracias a Grant Morrison y Darick Robertson es que se logra tener las cuatro entregas del cómic de Happy!. Para varios fanáticos, los nombres de los creadores de este cómic les deben sonar, pero para quienes no, es momento de que los busquen y vean por qué son tan importantes. 

Es hora de contar de qué va esta historia. Puede que parezca algo estilo realista policial, pero hay elementos fantásticos que resaltan y por ello ya no es tan realista. Sin embargo, esto no molesta en la lectura, más bien es un aporte para que sea más entretenida la trama.  

Tenemos como protagonistas a Nick Sax, un ex policía que ahora mata por dinero y pareciera ser “indestructible”, y su compañero; un caballo imaginario azul llamado Happy. 

Pareciera una broma, pero no, realmente el compañero de aventuras es un ser imaginario llamado Happy. Tanto a Nick como al lector le sorprende esto, y pese a que pareciera que este señor debió consumir cosas ilegales, la verdad es que realmente lo puede ver y que este ser sí “existe”. 

Ambos se encuentran en vísperas de navidad y Happy esta en apuros para buscar a alguien que lo ayude. Busca entre varias personas hasta llegar a él, y con esto es que parte esta historia. Eso sí, a modo de advertencia, esta historia toca temas algo delicados; humor negro, sexo, drogas, mafia, y tráfico de niños. 

Serie

Si bien la base de la serie pareciera ser algo escasa en cuanto a contenido, pues el cómic es algo limitado, la realidad es que esta adaptación explora muchos otros temas que en el cómic solo se mencionan y no son desarrollados por completo. 

Por ejemplo, el pasado de Nick y su ex esposa, qué ocurrió en el departamento de policía, la existencia de otros seres imaginarios, y varias cosas más un tanto inquietantes. 

Algo que la serie logra hacer muy bien son las peleas, copiando un poco a los animes en cuanto a la cantidad de sangre que puede tener un ser humano cuando alguien lo golpea. En la serie los huesos y sangre aparecen por montón; puedes ver una y otra vez cómo los personajes se destrozan. Pareciera que los especialistas en el área de medicina son magos o los protagonistas son prácticamente indestructibles.

Hay que sumar los misterios que aparecen en algunas partes de la trama y la fantasía que contiene la serie; no solo hay seres imaginarios, sino que también hechiceros y seres del más allá. Tiene tantas cosas, que al mencionarlas podría sonar que están saturando de contenido, pero no, todo funciona a la perfección.

Y lo perturbador que tiene la serie es que no hay mucha censura. Es más, las drogas y sexualidad que hay son para replantearse qué tanto sabe uno sobre el contenido para adultos. 

La trama principal

Es momento de resumir cómo empieza esta serie.

La historia se establece en víspera de la navidad, por lo que nos conduce hacia una madre y su hija viendo un espectáculo de un animador de su propio show para niños. Hasta el momento todo estaba bien, pero la pequeña es secuestrada por un Santa Claus perverso y su única esperanza es que su amigo imaginario busque ayuda. 

Con este pequeño resumen se puede entender el objetivo de Nick y Happy, pero los obstáculos reales son las formas en cómo Nick se enfrenta a la mafia, los secuaces de un ser poderoso, y la obstrucción de la policía. 

Algo que ya sabemos es que Nick Sax es un ex policía, pero ¿cómo un simple ser humano se puede meter en tantos problemas? Es algo que nunca tendremos una respuesta, a menos que vean la serie, se lean el cómic, o hagan ambas cosas. 

Sangre por doquier

Las cantidades de enfrentamientos que tiene Nick es impresionante. Es sorprendente que su única debilidad sea su corazón. Y no de forma obvia, sino que este señor sufre de ataques cardíacos, por lo que tiene que estar pendiente de sus medicamentos o usar algunas sustancias ilícitas para mantenerse bien. 

Nick Sax es como Jackie Chan para las peleas; usa todo lo que ve como arma. Pero a diferencia del chino, Nick no teme matar de las formas más brutales posibles. Tal es el nivel de violencia que hasta Happy tuvo que vomitar por ver cómo su compañero golpeaba a unos cuantos. 

Las peleas a puño limpio o con algún arma (tanto de fuego como blanca) son solo una parte del arsenal. La cantidad de sangre, huesos, extremidades de alguien o las entrañas de otros también son parte del programa, pues aquí se usan todos los elementos posibles para crear una buena pelea con un ambiente alocado. Además de las peleas de Nick, Happy no se queda atrás; él también tiene sus peleas contra otros seres imaginarios en donde, de paso, prueba el sexo y las drogas. 

Por ello no es recomendable que niños menores de 15 años vean esto. En caso que ya lo vieron o están en ello, pues Comiqueros no se hace responsable por los posibles traumas que puedan tener.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

8 publicaciones.

Sobre Scar Cortés

Audiovisual, guionista y dibujante por diversión.