Inicio » Noticias » Literatura » El Corazón de la Bestia

El Corazón de la Bestia

Un libro que habla sobre el amor sin prejuicios, los defectos y la aceptación de ellos: El Corazón De La Bestia.

Tiempo de lectura: 7 minutos

Escrito por Conejo Lector el 22/06/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

“Nadie está a gusto con su propio cuerpo”, o eso dicen por allí.

Es verdad que, a una temprana edad, la mayoría de los jóvenes y adolescentes se encuentran con un estereotipo de como deberían ser, su forma de vestir, su cuerpo, preferencias y sus gustos propios de edad.

Portada del Libro en Español

Bajo esta premisa de dudas nace “El corazón de la Bestia”. Escrita por Brie Spangler, una autora e ilustradora estadounidense nacida en Oregon con dos álbumes ilustrados, siendo esta su primera novela juvenil y con temática LGBTQ+.

Antes que todo, avisamos que esta nota contiene algunos spoilers del libro. Así que, si deseas leerlo sin saberlos, por favor salta todo lo que viene a continuación.

¿Somos lo que ven los demás?

El protagonista de nuestra historia es Dylan, un chico de 15 años que desde el inicio nos habla de sus problemas y especialmente, sus inseguridades gracias a su apariencia. Demasiado alto, grande y con mucho vello corporal, en su escuela recibe muchos apodos, “la bestia”, “bola de pelos”, e incluso, su mejor amigo lo llama “el yeti”.

Debido a una fea caída desde el techo de la institución por ir a buscar una pelota, Dylan termina en el hospital en donde el traumatólogo, después de conversar con él por un rato y descubrir que es lo que le pasa, le recomienda una psicóloga para ir a una terapia grupal.

Dylan es obligado asistir a terapia, y es aquí es donde Jamie entra es su vida, una chica con la que comienza a conversar y a conocerse durante un tiempo debido a una atracción mutua, enamorándose como cualquier pareja.

Sin embargo, Dylan no se da cuenta de ciertas características y cosas que ocurren con Jamie, especialmente con su físico, su timidez, sus miedos e inseguridades. Sin embargo, no es hasta que la coprotagonista lo dice, cuando él se percata de la realidad: Jamie es una chica trans.

Esto no solo hace que la relación de ambos cambie, sino que hace que Dylan abra los ojos al resto del mundo y no solo a sus propios problemas. Las dudas sobre sus sentimientos por ella comienzan a abatirlo, y también la duda de si su difunto padre lo aceptaría o no.

A medida que avanzamos no solo vamos descubriendo sus aciertos y sus errores, sino que vamos entendiendo temas como la transexualidad, el amor propio y la aceptación de los propios defectos.

Problemas, cambio y aceptación.

Los problemas dentro del libro son variados dentro de su trama, pero no son difíciles de distinguir. Cada personaje tiene una problemática distinta y ayuda a que la narración sea fluida y no forzada.

Dylan tiene sus problemas de aspecto, y con ello, problemas en su escuela, para él es un dolor incurable, independiente del incondicional apoyo y consuelo de su madre.

Por mucho que esté acostumbrado a la variedad de apodos que tiene por su aspecto, no significa que se sienta cómodo con ellos, sino lo contrario, le traen más problemas de autoestima. Pero tampoco es un santo, no le cuesta juzgar a los demás por su apariencia, haciendo exactamente lo que critica de los otros (y esto solo por nombrar algunos de sus defectos).

En muchas oportunidades, este personaje tiende a ensimismarse es sus pensamientos, sin mirar que los demás también tienen problemas. Un ejemplo de esto es cuando su mejor amigo intenta hablarle para desahogarse, Dylan simplemente le ignora.

Sería algo contraproducente si no fuera porque es el punto de la misma trama para que Dylan evolucione. Lo cual deja un paso a que sea un poco más realista.

Jamie es quien parece tener su identidad más resuelta. Sabe quién es y que quiere ser. Esto lo podemos ver mas notoriamente en la segunda mitad del libro. Su familia ha aceptado su cambio, e incluso respetan su nueva identidad de género.

Si bien se habla con recurrencia de las personas trans y todo lo que esto conlleva; como el cambio de identidad, la discriminación o la aceptación por parte de amigos y familiares, Jamie no es simplemente una chica trans. Tiene sueños, metas, una historia, defectos y virtudes, lo que la convierte en un personaje más realista.

Sin embargo, esto no significa que su madre no se preocupe por todo lo que su hija sufriría por culpa de la sociedad en la que vive. Aunque es entendible la necesidad de Jamie por independencia, es normal la preocupación de la madre por protegerla.

Segunda portada del libro

Esto mismo ocurre con la madre de Dylan. Dándose cuenta de que su hijo está enamorado de Jamie, intenta prohibir su relación y alejarlo de ella. Precisamente debido a la cantidad de discriminación que puede recibir su hijo. Cosa que de hecho en un punto llega a ocurrir, pero que logra ser manejado por el protagonista.

Los hechos que van surgiendo a medida que va avanzando la trama muestran la evolución de los personajes y de cómo se van enfrentando a si mismos. No llega a ser una lucha de ellos contra el mundo, sino una lucha contra sus propios demonios y prejuicios.

Conclusión

Este libro realmente coloca diversos temas a la palestra sin necesidad de abarcar más de lo necesario. En una sociedad en donde aún existen conversaciones tabú, es siempre bien agradecido que un libro se tome el tiempo de abordar el tema, y más aún, cuando lo exponen de manera sencilla y lúdica para que los jóvenes y adolescentes puedan comprenderlo.

Una cosa que hay que dejar claro, es que la novela no es del todo perfecta. Hay temas que no se tratan de la misma manera como los temas centrales. Un ejemplo concreto es el ir a terapia y la importancia de esta, en especial para el protagonista.

Brie Spangler, autora del libro

Dylan no solo tiene problemas con su físico, sino que en varias ocasiones reprime sus sentimientos reales y hasta se comporta de manera agresiva. Algo que la terapia pudo haberle ayudado en su momento. Sin embargo, se entiende que este no era el tema central de la historia, sino las diferencias de ambos y como el pensamiento de Dylan cambia a medida que va conociendo a Jamie.

Tampoco es que esto haga que la novela no tenga su encanto. En especial porque no usan la transexualidad como un tema arduo y complejo, o como una lucha constante, o como una lucha constante, sino que la presenta como una característica a indagar de un personaje. Esto también aporta a la educación del lector.

Su tema principal es el amor sin prejuicios, el no juzgar ni por el físico de la persona; ni por su orientación y mucho menos por el género con el que se identifica. El aprender a aceptarte tal como eres sin comparaciones con los demás.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

16 publicaciones.

Sobre Conejo Lector

Lectora compulsiva y amante de los libros. Intento leer, ver y jugar de todo un poco, aunque soy muy fan de la fantasía. Amante de los perritos