Inicio » Noticias » Literatura » Los Superhomos: Ciencia ficción chilena del más alto nivel

Los Superhomos: Ciencia ficción chilena del más alto nivel

Los Superhomos es una de las grandes obras de ciencia ficción chilenas del siglo pasado cuyo mensaje se mantiene vigente a pesar de los años

Tiempo de lectura: 9 minutos

Escrito por Lord Dragón el 22/11/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Los Superhomos es un libro chileno de ciencia ficción escrito por Antoine Montagne publicado el año 1963

Antonio Montero Abt, también conocido como Antoine Montagne, fue un notable escritor chileno, pionero en el campo de literatura fantástica. Fue uno de los primeros escritores nacionales en abocarse a la ciencia ficción, junto a sus colegas Hugo Correa y Elena Aldunate, quienes formaron parte de la denominada edad de oro de la ciencia ficción chilena.

Si bien no fueron los únicos autores destacados de esa época, fue este trío quien alcanzó mayor reconocimiento (tanto a nivel nacional como internacional) y difusión, de modo que su obra influyó fuertemente en el desarrollo del sci-fi y la narrativa fantástica en general en nuestro país.

Antonio editó sus primeros escritos a principios de los sesenta, y se mantuvo escribiendo hasta el final de sus días, incluso una de sus novelas fue publicada de forma póstuma.

Argumento

Ha ocurrido lo impensable. Los conflictos entre países han escalado y han terminado por destruir literalmente el planeta. Se lanzaron bombas atómicas que barrieron con la civilización y pusieron a la humanidad al borde de la extinción.

Luego del holocausto nuclear, solo unos pocos humanos sobrevivieron. Se estima que solo un 4% de la población mundial logró salvarse (aunque no todos en buen estado) y tras varios años escondiéndose de la radiación en la superficie, finalmente pudieron salir cuando bajó el nivel de toxicidad.

Los humanos sobrevivientes se han unido y formado una especie de comunidad mundial para planear el futuro y evitar que se repitan los errores del pasado. Sus planes los conducen a la creación de una utópica comunidad, en donde la forma de vida de los tiempos antiguos ha sido suprimida y ahora conviven en perfecta armonía, sin guerras, egoísmo, ni odio.

Los científicos, quienes trabajan colaborativamente a nivel global en pos de mejorar la calidad de vida humana, han alcanzado un nivel de desarrollo y avance impensados en una época anterior. Uno de esos científicos busca sanar a aquellas personas que han sido severamente dañadas por la radiación y que milagrosamente sobrevivieron. Al trabajar en el cerebro descubre de forma accidental un procedimiento que libera todo el potencial de la mente humana.

Estos pacientes demuestran un nivel cognitivo excepcional, una salud y longevidad sobrehumanas, una fuerza y habilidad increíbles y en general superan en todos los aspectos al humano convencional. Son llamados los “Superhomos” y en poco tiempo su capacidad superior los lleva a crear tecnología nueva que parece salida de otro mundo.

Su intelecto extraordinario les permite en semanas hacer descubrimientos que a los seres normales les tomaría siglos y su desarrollo científico no tiene precedentes. Es tanta su inteligencia que llegan a comprender el universo a un nivel inimaginable y a verlo todo con distintos ojos, donde los valores y creencias del humano normal no tienen cabida.

La física y el espacio

Lo primero que destaca de esta obra es su sorprende nivel literario de la obra. No tiene nada que envidiarles a los grandes de la ciencia ficción mundial que se publicaban por esos años. Si no se conociera la identidad del autor, se podría perfectamente confundir con algún relato de Bradbury o Asimov.

Este libro es de ciencia ficción pura y dura, es decir, que está repleta de información científica real y datos fidedignos. Por otro lado, en ella se plantean o discuten teorías validas (al menos lo eran por esos años) sobre la física, la astronomía y los viajes espaciales.

Nuestros protagonistas citan en varios pasajes la teoría de la relatividad de Einstein, ya que sus postulados son esenciales para la investigación científica llevada a cabo por los personajes de la novela.

Como los superhomos han superado el intelecto de todo ser humano, han creado maquinas y naves espaciales nunca antes vistas, que les posibilitan poner a prueba todas esas teorías sobre el universo, los viajes en el tiempo, la velocidad de la luz, etc.

Su tecnología los conduce a nuevos descubrimientos (en esta parte ya no es ciencia comprobable sino pura especulación dentro de la ficción) que cambian radicalmente todo lo conocido y concebido sobre las leyes del universo. Tienen las herramientas para viajar a otras dimensiones y sobrepasar los limites de todo el entendimiento humano.

Vaticinando un desastre

La claridad con que describe los problemas del futuro (o sea ahora) y que en su obra desencadenan la catástrofe nuclear de los años dos mil es impactante. 60 años atrás ya auguraba las grandes contrariedades que aquejan al mundo en la actualidad y que van en franco aumento.

La sobrepoblación alcanzando niveles alarmantes y la falta de recursos para sustentar ese número de habitantes, la aniquilación de especies animales al punto de extinguirlas y desbalancear el ecosistema con consecuencias fatales, la demencial explotación de recursos naturales que literalmente están secando al planeta, y, por si fuera poco, también previó los conflictos políticos y de poder entre occidente (Europa y USA) y oriente (China)

Si bien en nuestra realidad no llegamos (aún) al punto catastrófico sin retorno de la guerra nuclear (lo cual se entiende pensando que escribió esto en plena Guerra Fría), lo predicho por el autor no deja de ser inquietante. Todos los puntos que planteó como fuente de problemas en el futuro terminaron ocurriendo realmente, aunque en menor medida.

Esto indica una excelente lectura de la actualidad de esos años, donde pudo ver la germinación de las dificultades venideras al seguir el curso de acción que se estaba tomando por esas fechas.

Filosofía en la sociedad post-apocalíptica

Uno de los aspectos más notables de esta obra es la filosofía que ha adoptado la sociedad utópica post apocalíptica. Han visto el costo de llevar una vida plagada de violencia, individualismo y destrucción, y han acordado iniciar de cero en nuevo mundo donde esas fallas humanas han sido superadas.

Las nuevas generaciones nacidas después del resurgir humano, fueron criadas y educadas bajo estos nuevos paradigmas, de modo que la sola idea de emplear violencia les parece inconcebible y vomitiva. Con la fuerte convicción de los sobrevivientes y la nula exposición a estos temas por parte de los jóvenes, finalmente se logró erradicar de raíz esa forma de vida anticuada y nociva.

Con esto el autor propone a la educación como elemento fundamental para el desarrollo y evolución de las comunidades y afirma que un cambio de mentalidad en la enseñanza podría moldear positivamente a toda una generación. Una idea interesante y potente que refleja las convicciones personales de Antonio Montero.

El problema de la ética

Los cuestionamientos morales y antropológicos están a la orden del día y son una constante durante todo el libro. Algunos lo expresan abiertamente los personajes y en otros se introduce sutilmente para que el lector los analice.   

Con interrogantes como: ¿Es correcto experimentar en las víctimas del holocausto nuclear? ¿Son los superhomos humanos o pertenecen a una nueva especie? ¿Son acaso una creación original o son el punto culmine de la evolución? ¿Qué derechos tienen sus creadores sobre ellos? ¿Son sus creadores responsables de los actos de los superhomos? ¿Es correcto anteponer las necesidades de los humanos por sobre la de los superhomos?

Pero no se queda ahí. Antonio, de manera brillante, pone a prueba a la nueva sociedad, al enfrentarlos a unos seres superiores en todo sentido y para quienes la ética humana no es más que un cuento para niños. Los protagonistas se enfrascan en un dilema, en donde deben enfrentar el espíritu de la nueva sociedad y sus creencias contra la amenaza de una aniquilación total.

Opinión personal

Los Superhomos es una entretenida y excelsa novela de ciencia ficción, la que además constituye un ejercicio de especulación científica y una revisión a los postulados físicos del siglo pasado que tanta importancia tuvieron para la evolución de la astrofísica.

Y no, no se asusten, que el libro no requiere que el lector sepa mucho de ciencia ni tenga estudios avanzados, ya que todo se explica amenamente y no entra en detalles técnicos incomprensibles

Y eso no es todo, pues con las disyuntivas que plantea el autor, nos vemos obligados a recurrir a la ética para dilucidar el embrollo en que nos envuelve la trama. Te deja pensando en lo que harías tú en su lugar y en la validez de las ideas y acciones tomadas por los personajes en cuestión.

Por si fuera poco, incluye además una fuerte crítica social y política a un mundo donde las armas la corrupción el egoísmo y el poder han llevado a la ruina, tal como sigue pasando en nuestros días.

No es una obra que te deje indiferente y sobre la cual se pueden hacer varias lecturas.

EVALUACIÓN

Gran libro, que no ha sido loado lo suficiente para lo bueno que es.
9/10
NOTA FINAL

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

6 publicaciones.

Sobre Lord Dragón