Inicio » Noticias » Cine y televisión » ¿Cómo Star Wars cambió (para bien y para mal) el cine para siempre?

¿Cómo Star Wars cambió (para bien y para mal) el cine para siempre?

¿Cuándo el cine se convirtió en lo que conocemos hoy? Una de las sagas más conocidas de la historia tiene la culpa: Star Wars marcó un antes y después...

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Felinesio el 30/01/2020

En este sitio hemos comentado infinidad de veces sobre cómo el cine comercial predomina por sobre el resto y parece que será así por mucho tiempo más. Esto es algo a lo que ya estamos acostumbrados: remakes, sagas interminables de ciencia ficción, explosiones por sobre trama, etc. Algunas veces estas películas salen bien, aunque podemos concordar que la mayoría de las veces salen mal. 

Pero, ¿cuándo fue que el cine se comenzó a convertir en lo que lo conocemos hoy en día? Para sorpresa de muchos, este cambió comenzó gracias a una de las sagas más conocidas, por no decir la más conocida, de la historia: Star Wars.

El Cine antes de las galaxias

Pongamos un poco en contexto toda esta situación, para ello tenemos que recordar la época de los 70. En aquellos años el cine de autor seguía en lo más alto y teníamos películas como La naranja Mecánica, El Padrino, El Exorcista, Annie Hall, Taxi Driver, etc. Todos estos clásicos fueron, y son hasta hoy, una obras maestras que muchos recuerdan y ven una y otra vez. Este tipo de films nos solía proponer cosas diferentes o tramas que exploraban a los personajes de maneras profundas o inmersas.

La única pega que tenían este tipo de películas, eran su restringido acceso al público general, ya que usualmente solo el público más adulto podría llegar a disfrutarlas o entender la idea del director. Esto último hacía que el cine no recaudase demasiado dinero, con algunas excepciones claro. Buenos ejemplos de ello son Taxi Driver o El Padrino, las cuales recaudaron 29 millones  y 245 millones de dolares respectivamente. Dentro de las excepciones encontramos películas como Tiburón o El Exorcista, con ganancias de 470M y 441M respectivamente, aunque estas películas se acercaban un poco a lo que sería ya el cine blockbuster.

Sin embargo, el cine se seguía haciendo de esta manera, nadie se podía ni imaginar lo que tenía en manos George Lucas.

Los efectos especiales y el dinero del merchandising

Es el año 1977 y nos encontramos frente al estreno de una de las franquicias más grandes de la historia, considerada como un hito y una revolución en el uso de los efectos especiales, pues implementó cosas nunca antes vistas y que, para esa época, era algo de aplaudir.  Lucas sabía que todo su proyecto sería un éxito incluso antes de su estreno, pues él renunció a parte de las ganancias que generaría la película con tal de quedarse con la mayor parte de la recaudación del merchandising.

Star Wars arrasó en la taquilla con una historia en que su principal atractivo no era la exploración de sus personajes o los temas más humanos, sino que se daba paso a explorar algo desconocido para la época: la fantástica ciencia ficción del espacio. Ello, junto a sus efectos especiales, logró una revolución, pues nadie puede negar la creatividad que plasmó George en su obra.

Esto hacía que todo lo que rodeaba a los personajes se transformara en algo más importante que ellos mismos, en otras palabras, la creatividad del mundo de Star Wars dejó sin espacio a centrarse en una historia algo más original.

Se podría decir que esta película es la forma perfecta de representar el camino del héroe en el cine, por ello y su revolución, la guerra de las galaxias se ganó un lugar en la historia. ¿La recaudación? 775 millones de dolares.

Pero hay algo de lo que no he hablado, sobre la renuncia de Lucas del dinero de la película a cambio del dinero del merchandising. Y es que incluso los personajes que aparecían 1 minuto en pantalla, pero eran llamativos, tenían sus propias figuras de colección, haciendo que las ganancias fuesen mucho mayores. 

Here comes the money (Here we go) (Money talks) Here comes the money Money, money, money, money, money Dollar, dollar Dollar, dollar Ching ching Bling bling Cut the Chatter You ain't talking money Then your talking don't matter Ching ching Bling bling Patting pockets You make a dollar dollar Can't a damn so stop it Stop it Here comes the new kid on the block Hold all your bets here's where the buck stops See first of all I am stepping out on my own Bout time I elevated to claim my own throne Success in my blood Call it home grown Pores reeking testosterone Power and money got me crazy, cocky No longer need you papi I know your mad because you can't stop me And if you wonder how this playa just scooped your honey I think she smelled my cologne It's called brand new money Making me make some moves my name a damn thing funny Pimping hood rats and playboy bunnies They see the Money, money, money, money, money They say it They say it Money, money, money, money, money They want They want They want Money I'm global dollar dollar And roll without, baby Dress and looking spiffy Don't like clean money I want my riches to be filthy Cos with this retirement fund I can't get none til I'm sixty So what am I supposed to do Roll and do Stand there empty pockets Selling thing I only do Ching ching Bling bling Cashing cash in lumps It's a four wheel here to jack And I'm selling them out my trunk Whenever, whatever it takes to shake Dollar dollar Although in that direction wait a minute Holla, holla All wants to know Where they go Where they went And I'm making monster money Smelling just like a

Here comes the money

Para hacernos un idea, la saga a día de hoy ha recaudado unos 10.000 millones de dolares solo en entradas vendidas. Mientras que, en merchandising, las cifras se disparan por encima de los, y ojo aquí, 45 mil millones de dolares. Estas cifras hicieron que la forma de hacer cine cambiase y, a día de hoy, estas mismas cifras hacen que el cine siga así.

El cine de autor se encuentra en una galaxia muy, muy lejana

Todo lo que significó Star Wars en su momento hizo que todo el cine se volcase a ese modelo de negocios y a transformar muchas películas en algo más «Family Friendly» y sobre todo, que tuviese potencial de general merchandising coleccionable, y no solo en el cine, sino que en la series también. Indiana Jones, E.T, Volver al Futuro, Los Cazafantasmas, Jurasic Park, etc. Estos films tienen una cantidad desesperante de figuras u otros artículos coleccionables, logrando que muchas producciones pongan personajes en los guiones sin ningún otro fin que vender muñecos.

«Pero todas las películas que mencionas anteriormente son buenas». En efecto, no son una oda al cine y al arte, pero son muy buenas películas invadidas por impulso «Star Wars». El verdadero problema es que hoy en día ya ni esfuerzo hay en crear producciones originales y eso es por una simple razón, Star Wars hizo que las prioridades cambiasen: la recaudación por sobre la historia.

Esto es algo que, lamentablemente, ha opacado a muy buenas películas, tomemos de ejemplo Parasite, una de las películas más premiadas de estos días que llegará a nuestro país casi un año luego de su estreno en corea. Y lo más seguro es que no alcance a estar ni un mes en cartelera, pero al menos tuvimos a tiempo el estreno de la increíble última película de Jumanji, ¿no?.

De paso, recordemos que la misma guerra de las galaxias fue victima de sus propias armas, ya van por 11 películas y varias series, quedando muchas más por haber y vender (ejem, Baby Yoda).

Ojo, no estoy atacando en contra del cine comercial y su merchandising, este tipo de cine nos ha dado buenas películas, que si bien no son grandes revoluciones, nos divierten y nos hacen fanáticos de sus historias. Al final, todos tenemos en nuestro hogar una figura o funko pop de Marvel, Star Wars o Jurasic Park, y más de alguno ha llorado o gritado con momentazos en películas de superhéroes.

Sin embargo, el cine de autor que proponía las historias que te dejaban pensando o planteaban una crítica social que nos hacía ver el mundo de otra forma se hace cada vez más difícil de encontrar.  Hoy el cine es así y, probablemente, no cambie nunca más, pues el cine que venda más figuras y atraiga a todo tipo de público siempre va a generar más ingresos.

De esta forma, Star Wars plantó un antes y un después en la forma de hacer cine, logrando darnos grandes películas y sagas de fantasía, pero que a su vez, dejó de lado a una de las partes más importantes del séptimo arte. 

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

Sígueme en mis redes sociales:

Sobre Felinesio

Distópico por naturaleza y tengo 20 años de puro caos. Veo películas, series y duermo, a veces escribo también ¯\༼ •́ ͜ʖ •̀ ༽/¯

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí