Inicio » Noticias » Literatura » ¿Cómo leer a H. P. Lovecraft? Primera parte

¿Cómo leer a H. P. Lovecraft? Primera parte

La influencia H.P. Lovecraft en la literatura de terror es innegable. En este especial de cuatro partes veremos cómo leer su legado fantástico.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Escrito por Pía Marian el 02/01/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando...

Si no te importa demasiado mantener algún tipo de orden en tus primeras lecturas, hay algunos cuentos e historias que son bastante buenas para empezar. Pero primero, una aclaración.

Lovecraft fue un autor altamente prolífico cuyo estilo y temas evolucionaron bastante con el pasar del tiempo, por lo que suele dividírsele en tres etapas, que, cabe destacar, no son completamente herméticas, pues hay muchos temas que se tocan antes o después, a pesar de que la mayor parte de sus obras de ese tiempo estén dentro de esas categorías.

Primera etapa: El mejor fan

Las primeras historias de Lovecraft como escritor huelen, saben y se parecen mucho a los cuentos de Edgar Allan Poe, algo bastante normal si tomamos en cuenta que ese literato era su gran ídolo. Las historias en este momento son bastante más sencillas de leer y, aunque carecen de la impresionante mitología por la que le conoceríamos después, si se puede alcanzar a distinguir ese estilo sobrio y sombrío que le caracteriza.

Vamos con las recomendaciones.

  • La bestia de la cueva. Un relato corto sobre un hombre que, luego de separarse de su grupo de excursión, empieza a recorrer una serie de antiguos túneles y se encuentra con algo horroroso. No es el mejor de sus relatos, pero es bastante decente para empezar.
  • La tumba. Un joven de noble linaje descubre una extraña tumba que se relaciona con sus ancestros, comenzando a caer en una poderosa obsesión que lo llevará hasta la locura. Tiene mucho de los mejores cuentos de Poe.
  • Los gatos de Ulthar. Se nos relata los hechos que llevaron a la creación de una curiosa ley en el pueblo de Ulthar, lugar en el que está prohibido matar gatos. A pesar de su simpleza, es uno de sus relatos favoritos de esta etapa.

Si los monstruos indescriptibles y los horrores inenarrables no son lo tuyo, quizás alguno de estos cuentos te sea mucho más agradable.

Segunda etapa: Los mundos oníricos

Si hay una cosa que fascinaba (y probablemente aterraba) a Lovecraft era todo lo relacionado al sueño y los viajes astrales, algo que no llama la atención cuando revisamos fechas, pues Sigmund Freud murió solo dos años después que el maestro de Providence y el importante contrabando de drogas que hubo en la década de los 20’s en Estados Unidos, hizo que este tema calata bastante en la literatura de la época, la suya no fue la excepción.

  • El ser bajo la luz de la luna. Un hombre recibe una inquietante carta de un amigo donde éste relata un extraño sueño en el que se encuentra atrapado. Corto, sencillo y espeluznante, no tiene perdida.
  • La nave blanca. Un farolero ve cada noche en la costa un barco casi fantasma, luego de lograr llegar a él comienza a viajar por las exóticas tierras del sueño. Si de niño quedabas fascinado con los relatos en alta mar, aquí tienes una versión retorcida y extraña.
  • Hypnos. Un par de amigos empieza a experimentar con drogas cada vez más potentes para llegar hasta lo más profundo de las tierras del sueño. Si eres fanático de la mitología griega, te encantará la utilización de Hypnos que posee este relato.

Estos relatos, como es evidente, van mucho más tirados a la fantasía y tienen como referente más a Lord Dunsany que a Edgar Allan Poe, pero muchos de ellos ya presentan las características propias de su estilo con monstruos y situaciones más allá de la comprensión humana.

Tercera etapa: Los mitos

Esta es la parte de su obra que todos, de alguna forma, tenemos en mente cuando pensamos en este autor: dioses malignos que viven más allá de las estrellas, monstruos de apariencia indescriptible y experiencias tan horrorosas que sus narradores preferirían morir a seguirlas recordando. Si eres fan del autor, no me mates por las recomendaciones, porque el ciclo de los mitos será tratado en la siguiente parte.

  • El color que cayó del espacio. Un arquitecto descubre la historia detrás de un lugar que los nativos llaman “el marchito erial”, donde alguna vez cayó un meteorito. Uno de los mejores relatos del escritor.
  • Las ratas en las paredes. Luego de restaurar la antigua mansión de su familia, nuestro protagonista descubrirá su aterrador legado y caerá presa de uno de los poderosos enviados de las estrellas. Un legado maldito, una ciudad perdida y la mención a uno de mis dioses favoritos de su mitología, échale un vistazo.
  • En las montañas de la locura. Novela donde una expedición a la antártica termina muy, muy mal. Un aterrador viaje que cuestiona todo lo que conocemos acerca de la historia humana.

De acuerdo, pero…
Si nada de lo que te he dicho ha terminado de convencerte, espero poder hacerlo en la siguiente parte, donde hablaremos acerca de los llamados ciclos lovecraftianos, en caso de que quieras algo más ordenado.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

72 publicaciones.

Sobre Pía Marian

Creo que desde siempre he sentido fascinación por las historias, sin importar el empaque en que vengan. Y por eso me encanta hablar sobre ellas. Editora freelancer, escritora amateur y miembro del staff de Comiqueros.

X
No olvides leer nuestra última revista digital