Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Chileno » Clandestino, el rescate de la obra de Amancay Nahuelpan

Clandestino, el rescate de la obra de Amancay Nahuelpan

Publicada originalmente en 2017 por BlackMask Studios, llega este año a Chile Clandestino, el cómic de Amancay Nahuelpan

Tiempo de lectura: 7 minutos

Escrito por Chile en viñetas el 15/03/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Editorial Planeta se la ha estado jugando por el cómic chileno. Tras el rescate del Mampato de Óscar Vega, las publicaciones de Duam y Juan Buscamares de Félix Vega, obras nuevas como La narración de Arthur Gordon Pym, autoras como Daniela Thiers y Paulina Palacios, ahora llegan con Clandestino, cómic donde su autor integral es Amancay Nahuelpan.

Con 206 páginas a todo color, esta obra que originalmente se publicó en 2017 mediante entregas por Blackmask Studios, llega a una gran cantidad de librerías chilenas, tanto físicas como virtuales, para acercar el trabajo de Nahuelpan al público nacional.

Amancay Nahuelpan

El autor chileno-canadiense que actualmente vive en Temuco, publicó en Caleuche cómics Hijos de P, su única publicación en tierras chilenas hasta hace un mes. Tras esa primera publicación nacional, pasa a tierras internacionales de la mano de editoriales como IDW, Boom! Studios y Blackmask Studios para finalmente recalar en DC Cómics.

Tras participar en DC Talent Showcase en 2017, una especie de cazadores de talentos de DC, debuta en la editorial estadounidense con DC Beach Blanket Bad Guys Special #1, pero comienza a llamar la atención por su participación en Nightwing, el primer Robin que decide independizarse de Batman.

Tras esas experiencias, participó en una breve historia de Batman, en Wonder Woman, en la Justice League Dark y en Gotham City Monsters, recientemente traducido al español, donde se hace cargo de toda una historia de 6 números junto al guionista Steve Orlando.

Con la espina clavada de tener una única publicación en Chile y bastante inubicable a estas alturas, retoma Clandestino, cómic creado en 2017 bajo el sello de BlackMask Studios, para publicarlo con Planeta. Con esto, para el público nacional pasa de ser el chileno trabajando en DC Cómics a ser el autor de Clandestino.

El argumento

La república de Tairona vivía un periodo de inestabilidad económica y política cuando, en 1973, el general Kapala realiza un golpe de Estado. A esto le siguieron acciones brutales de parte del ejército, sin discriminar en cuanto a represión se refería. Entran a casa de una mujer con su hijo, a la que matan, pero el niño, Niko, logra escapar.

A punto de morir de hambre y cansancio, aparece Linco, un hombre con aire al Che Guevara que lo rescata y se lo lleva con él. Años después, Niko pasa a ser llamado Clandestino y forma parte de El Koyam, un grupo que es la resistencia armada en contra de la dictadura.

En una de sus misiones, el grupo es descubierto por los militares y son brutalmente masacrados, quedando con vida solo Clandestino y Lena, una mujer integrante del grupo armado que conoce desde que eran niños, y tendrán que hacer que el Koyam sobreviva, luchando por derrocar al dictador.

En el camino se irá encontrando con viejos conocidos, pero no del modo que se habría esperado. A medida que se avanza en el cómic se va descubriendo que los motivos de los personajes son una búsqueda de venganza, ante rencillas personales, sociales y hasta sentimentales.

El cómic

Es un cómic lleno de acción, con mucha violencia explícita, sesos volando por los aires, patadas demoledoras, balazos en la cabeza y hasta desmembramientos con espadas. A pesar de esto, se acompaña con una trama política que evoca a momentos de la historia de Latinoamérica.

El golpe de Estado de Kapala es una clara alusión al golpe ocurrido en Chile con Pinochet, el rescate de Linco usa incluso la vestimenta de los cubanos que vencieron a Batista y tanto entrenamiento como escondites de el Koyam evocan a las guerillas de la FARC en Colombia.

Además de las referencias históricas, hay distintos guiños al mundo del cómic, como las similitudes entre Vilcún (personaje del que no se habló para evitar spoilers) y Tetsuo del manga Akira, el juez Dread que es mencionado en una nota, haciendo clara alusión a Judge Dredd, personaje de cómics, entre varias otras.

Aspectos técnicos

Para llegar a DC Cómics, una de las dos editoriales más importantes del mundo del cómic, se requiere un nivel de calidad que pocos son capaces de alcanzar. Amancay Nahuelpan es uno de los que lo logró, y en Clandestino demuestra el por qué. Las escenas de acción, muy abundantes, son perfectamente desarrolladas y están llenas de detalles.

Es necesario detenerse en cada dibujo, sobre todo en aquellos que usan una página entera o dos, ya que en cada personaje, en cada golpe, hay algo que nos hace detenernos para apreciar las consecuencias de los violentos actos. Además de los detalles, la composición de las viñetas y la historia en su conjunto logran crear un cómic atrapante, donde dan ganas de dar vuelta la página para seguir leyendo.

El guion, sin ser espectacular, acompaña de buena manera la narración y la historia en su conjunto, con diálogos propios de la dureza de las situaciones vividas y de sus personajes. Lejos de ser una simple historia política de guerrilla, el cómic mezcla otro tipo de emociones y si bien presenta un protagonista claro, al cual se supone deberíamos apoyar, es una figura muy alejada de un héroe clásico, sin tampoco reducirse a un mero antihéroe.

Conclusiones

Sin duda Clandestino es un cómic que hay que tener en la colección. No sólo por ser de un autor chileno que está en las grandes ligas, sino que por la calidad de la obra, que garantiza entretención y con la posibilidad de permanecer horas reparando en detalles y referencias.

El único pero que se encuentra en la obra no corre por parte de Nahuelpan, sino que por el trabajo editorial. Se rescata el gran trabajo de rescate de esta y otras obras, pero en esta ocasión la calidad no es la misma de la que pudimos ver con, por ejemplo, la obra de Félix Vega. Es un cómic a todo color, pero en ciertas viñetas se nota la tinta un poco corrida, como si la hoja estuvieses manchada. Si bien puede ser un error de la imprenta, es la editorial la que debe procurar porque esto no pase.

Al finalizar el cómic hay cuatro páginas negras donde perfectamente se podría haber incluido una ilustración del autor, un contexto de la obra o algunas palabras de otro artista respecto a la obra. Si bien se entiende los libros suelen finalizar con un par de páginas en blanco (o en negro si la hoja es de ese color), cuatro parece un exceso y se siente poco natural al leerlo.

A pesar de estos detalles, estamos ante un gran libro que vale la pena tener y que está distribuido en todo Chile e incluso el mundo mediante algunas plataformas digitales.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

11 publicaciones.

Sobre Chile en viñetas

Soy profesor de filosofía, aunque preferiría ser filósofo. Me gustan los cómics, sobre todo chilenos; el anime y la literatura. Creador de Chile en viñetas, perfil de instagram.

X
No olvides leer nuestra última revista digital