Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Internacional » Apología de la Batifamilia parte 2 – Batman: Legado

Apología de la Batifamilia parte 2 – Batman: Legado

El virus del apocalipsis ha mutado y Batman debe desplegar a sus agentes alrededor del mundo para combatir una terrible amenaza en Batman Legado.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Jorge el 11/05/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

El virus del apocalipsis ha mutado y la amenaza es demasiado grande como para que Batman la enfrente solo. Los agentes del murciélago son desplegados alrededor del mundo para combatir la impía alianza entre Ra´s al Ghul, la cabeza del demonio y Bane, el hombre que quebró al murciélago.

Armand Krol, alcalde de Ciudad Gótica, ha sido encontrado muerto en su hogar, víctima de un rebrote del virus del apocalipsis, amenaza que supuestamente habría sido neutralizada al final de Contagio; El virus ha mutado y pone en peligro, especialmente, a las personas que se habían recuperado de la infección, entre ellas: Tim Drake, Robin. 

Luego de descubrir que el virus fue concebido de forma artificial, Batman rastrea sus orígenes hacia el Oriente Medio, en donde nos enteramos de la existencia de un artefacto milenario oculto bajo las arenas del desierto: La Rueda de las Pestes, un registro petroglifo que contiene la combinación genética de todos los virus y enfermedades conocidos por la humanidad.

La Rueda se encuentra en posesión de Ra´s al Ghul y su Liga de Asesinos, responsables de la creación del virus del apocalipsis, que ahora pretenden repetir el contagio a nivel global, marcando tres grandes ciudades del mundo como objetivo.

Al igual que en el crossover anterior, Contagio, este arco argumental cuenta con la pluma de la gloriosa trifecta compuesta por Alan Grant (Shadow of the Bat), Doug Moench (Batman: Red Rain, Legends of the Dark Knight: Prey) y Chuck Dixon (Batman: Vengeance of Bane); las mentes responsables de sostener la leyenda del murciélago durante la década de los 90. 

Sin embargo es Chuck Dixon a quién podemos atribuir la mayor parte de la autoría de esta saga debido a que era el escritor de la mayoría de los títulos involucrados en este arco, siendo estos: Robin, Catwoman y Detective Comics, que da inicio a esta historia con su número 700 en una edición especial de 38 páginas. 

En este número descubrimos que Ubu, el fiel guardaespaldas de Ra´s, ha sido reemplazado por Bane, personaje co-creado por Dixon; haciendo de Legado no solo una secuela de Contagio, sino también de Knightfall

La relación de Bane y Ra´s al Ghul sería abordada en una historia llamada Bane of the Demon, que sirve de precuela para esta saga, escrita por el mismo Dixon y que establecería a Bane como el nuevo heredero del imperio de Ra´s, elemento que muchos años después sería rescatado para la trilogía de Nolan en el cine. 

Es muy interesante la forma en la que los distintos agentes del murciélago operan para combatir la amenaza de Ra´s. Mientras Robin y Nightwing son enviados a París, Cazadora (Huntress) se encarga de Ciudad Gótica a pedido de Batman mientras el caballero oscuro se encarga de proteger Edimburgo y Calcuta. 

Es importante destacar que, hasta entonces, Cazadora era una vigilante que no temía matar y, por lo mismo, Batman era reticente a contar con ella dentro de su equipo. Más tarde, y a raíz de su desempeño dentro de esta historia, Cazadora encontraría su lugar en la Batifamilia y Batman la invitaría a unirse a la Liga de la Justicia.

Debido a la cantidad de aventuras simultáneas, en la que cada héroe debía afrontar la misión asignada por su líder, se hace notar cómo el protagonismo se encuentra perfectamente balanceado entre cada uno de los personajes, con Batman en segundo plano en varios números.   

La gran gracia de esta saga es justamente fortalecer el modus operandi del murciélago y establecer la presencia de la Batifamilia en el canon del universo DC, concepto que no había sido tratado desde la Edad de Plata de los cómics y que hoy, luego de The New 52, ha sido reformulado con nuevos personajes. 

Pero ¿hubiese sido posible la futura aparición de personajes como Batwoman, Batwing, Red Hood sin la reivindicación noventera de la Batifamilia? Es difícil imaginarlo.

Dixon, Moench y Grant, bajo el alero del genial Dennis O´Neil, y en conjunto con talentos del dibujo como Graham Nolan y Jim Aparo, entre otros, fueron los genios que consolidaron el universo moderno del Hombre Murciélago más allá de su propio protagonista. 

Esta saga recuerda las grandes historias de la década del 70, a cargo de O´Neil en el guión y Neal Adams en el dibujo, en las que el héroe debía ampliar su jurisdicción a nivel global, enfrentando amenazas más allá del continente americano. 

Es importante rescatar este aspecto ya que más tarde sería tratado por el mismísimo Grant Morrison, que pretende hacer de su Batman un hombre de mundo, una especie de súper espía global.  

Ya mencionamos, en la primera parte de esta serie de reseñas, la importancia de la Batifamilia en el universo Batmaniano y, sin temor a equivocarnos, podemos hacer responsable a la década del 90 de la evolución del detective como líder de una operación a gran escala y un miembro más de su propio grupo, sin perder sus característicos atributos austeros, ni su seriedad. 

Los acontecimientos en Legado cimentarían las relaciones entre los distintos vigilantes activos en Ciudad Gótica, quiénes deberían unir fuerzas una vez más en Batman: Cataclismo, historia que será revisada en la próxima entrega de estas reseñas.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

21 publicaciones.

Sobre Jorge

Peregrino en el Multiverso, autor de la novela Alternativa S.A. y chinchinero audiovisual.

X
No olvides leer nuestra última revista digital