Inicio » Cómics » Cómic Internacional » Apología de la batifamilia – Batman: Contagio.

Apología de la batifamilia – Batman: Contagio.

En esta reseña revisamos uno de los arcos que caracterizaron la visión moderna del Hombre Murciélago y revisitaron la clásica Batifamilia: Batman Contagio.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Escrito por Jorge el 29/04/2020

La Batifamilia es un concepto que a veces genera reticencia, muchos seguidores del caballero oscuro prefieren las aventuras del detective en solitario. Sin embargo, la batifamilia ha estado presente desde muy temprano en la historia del murciélago y en esta nota repasaremos uno de sus períodos más interesantes.

Durante marzo y abril del año 1996, los títulos de DC cómics relacionados con Batman se vieron entrelazados ante la amenaza del virus ébola esparciéndose por las calles de Gotham. Este crossover sería el preludio de una serie de eventos con los que  Dennis O´Neil, el verdadero padrino de la Batifamilia, se despidió como editor de las aventuras del Hombre Murciélago. 

Mucho de lo que conocemos sobre Batman y su universo, en gran parte, es atribuible a Dennis O´Neil; como escritor concibió a personajes tales como Ra´s al Ghul y su hija Talia, y más tarde, como editor, reunió a talentos como Doug Moench, Alan Grant y Chuck Dixon.

Junto a esta trifecta de escritores orquestó títulos cómo Legends of the Dark Knight, Shadow of the Bat, y otros como Robin y Catwoman;  también trazó sagas como la controversial Knightfall hasta llegar a Tierra de Nadie, la obra que coronó sus catorce años como editor del murciélago. 

Contagio inicia con Azrael (ángel vengador, otrora Batman suplente en la saga Knightfall) desclasificando archivos secretos donde descubre que un portador del virus ébola se dirige a Gotham; información que rápidamente transmite a Batman.

Mientras tanto, la clase alta de la ciudad, también advertidos sobre la amenaza, decide encerrarse dentro del complejo residencial conocido como “Torres de Babilonia” para protegerse del contagio, sin saber que la persona portadora del virus se encuentra entre ellos.

La muerte se toma las calles de Gotham, pero una luz de esperanza se cierne sobre sus desafortunados habitantes: Existe un sobreviviente de un brote anterior del virus y su sangre puede usarse para desarrollar una vacuna. Los residentes de Babilonia ofrecen una recompensa por su captura mientras Batman despliega a sus agentes.

Robin, Nightwing, Oráculo, Azrael, Cazadora y una reticente Gatúbela, operan de manera simultánea alrededor del mundo para salvar a Gotham de la extinción.

Lo mejor de este arco es, sin duda, la sinergia con la que colaboran las diferentes voces en la creciente tensión de este enemigo invisible y mortal que es el virus. Los escritores, cada uno a cargo de su propio título, suman victorias al mito, en conjunto con grandes dibujantes como Barry Kitson, Kelley Jones, Graham Nolan, Norm Breyfogle, entre otros; y comenzar con éxito lo que sería el cierre de la última década del siglo pasado y el ocaso de una etapa, iniciada en 1986, que caracterizó la identidad del Batman moderno.

Por otro lado, este arco argumental adolece de un flojo desenlace, pero esto se debe  al formato en que la historia nos es presentada: como crossover. Cuando llega el momento de presentar el último número con la marca de Contagio en su portada, la trama se concentra más en preparar las siguientes aventuras del personaje principal antes de encontrar una resolución satisfactoria a la trama del virus.

Pero ya veríamos resuelta la historia de Contagio en futuros números entrelazadas en un nuevo arco argumental conocido como: Legado, el cual revisaremos en la próxima entrega de estas reseñas.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí