Inicio » Noticias » Vídeojuegos » A Short Hike – Los amigos que hacemos en el camino

A Short Hike – Los amigos que hacemos en el camino

Como un descanso en el camino de tantos juegos oscuros o densos, A Short Hike nos propone un viaje tranquilo, agradable y lleno de simpáticos personajes.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Escrito por J Martínez el 06/07/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

De vez en cuando, entre tanto juego serio, sombrío u oscuro, aparecen luces (literales) en la industria; títulos con muy poca pretensión que no buscan más que entretenerte y hacerte pasar buenos ratos con personajes simpáticos o mecánicas simples. No es raro ver este tipo de juegos en la industria indie, aunque, los AAA tampoco se quedan atrás. De hecho, Nintendo es, probablemente, el mayor exponente de este tipo de juegos.

A Short Hike, título desarrollado por adamgryu y publicado originalmente a través de Humble Bundle (aunque hoy se puede encontrar en varias tiendas), nos pone en la piel de Claire. Este simpático pajarillo antropomórfico debe escalar la montaña más alta del parque Hawk Peak, ya que está esperando una llamada muy importante, y esta montaña es el único lugar del parque con recepción. Evidentemente, la escalada no será directa; los desvíos serán necesarios y… ¿agradables?

Gráficos nintenderos e indie

Lo primero que llama la atención de este título es su aspecto gráfico; un pixel grueso en un entorno 3D que recuerda a los tiempos de la Nintendo DS y 3DS. Esto le sienta de maravilla al juego, dándole una particularidad bastante refrescante. El pixel se puede customizar para hacerlo menos grueso, hasta el punto de dejar el juego con un modelado 3D liso. Esto está hecho solo con fines de accesibilidad, pues se recomienda jugar siempre con el pixel grueso que viene por defecto.

El sonido es otra maravilla, sobre todo por el lado de la banda sonora. Cada pieza que suena es una melodía que te invita a relajarte y disfrutar del paseo, ayudando muchísimo a las mecánicas que trae el juego. Punto aparte la melodía del final; un momento muy bonito, acompañado de un piano aún más emotivo.

Lo importante no es el final

A Short Hike te pone un objetivo clarísimo desde el primer momento en que tomas contacto con la protagonista. Escala esa montaña porque tienes que recibir una llamada. Es simple, y podría ser muy directo… pero no lo es. En primer lugar, porque necesitaremos encontrar un par de objetos antes de poder llegar ahí. Y en segundo lugar, porque el viaje hasta la cima es tan, pero tan bello, que será imposible no desviarse un montón.

Apenas iniciamos el viaje nos encontraremos con una agresiva niña que nos pide que le llevemos 15 conchas. Luego, un vecino nos explicará cómo planear. Posterior, nos regalarán una brújula, y nos enseñarán a cómo escalar. En el camino nos encontraremos con gente que ha perdido su reloj, su banda de la suerte, otros que nos enseñarán a pescar, o quienes nos enseñarán que deberemos obtener plumas doradas para lograr llegar a la cima de la montaña.

Estas plumas funcionarán como un sistema de stamina (o energía), por lo que, mientras más tengamos, más alto podremos escalar. Podrás comprarlas o encontrarlas repartidas por el mapa, pero esencialmente aparecerán como recompensas luego de ayudar a los habitantes del parque, cosa que haremos aunque no sepamos que hay un pago por ayudarlos.

Estos amigables animales están llenos de vida y, aunque no tengan voz, podemos ver en sus textos su desesperación al no poder escalar, su tristeza por la falta de dinero o la emoción que les supone echar una carrera contigo. Cada conversación en A Short Hike es preciosa, liviana y agradable, incitándonos a seguir hablando con los otros personajes, en vez de sólo subir la montaña.

Y no solo las conversaciones están impregnadas con al aura simpática que emana este juego. Cada mecánica que nos aparece, como correr, volar, planear o pescar se siente bien, casi natural. Las mecánicas son tan agradables, que parecen una especie de mensaje, que nos incita constantemente a jugar y pasarlo bien. Todo mezclado con las maravillosas conversaciones que nos muestran que todos tenemos problemas, pero a pesar de ellos, podemos ayudarnos los unos a los otros.

Pero el final, igual importa

El final del juego llega con la misma naturalidad que el resto del juego. A pesar de todas los desvíos, el objetivo principal sigue siendo importante. Entendemos lo importante de la llamada que debía recibir Claire, y nos dejamos llevar por esa conversación de la que no teníamos ni idea.

Es un final leve, tranquilo (pero importante), muy en línea con todas las conversaciones que hemos tenido en el parque, al igual que con las mecánicas del juego. Y es que así es todo el juego, leve, tranquilo, amigable, sin que nada de esto sea algo malo. Porque a veces, necesitamos un descanso de historias profundas, “maduras” u oscuras, y la verdad, no se me ocurre algo mejor que recomendar, que A Short Hike.

¡Eso sí! Algo de inglés deberás saber, puesto que el juego solo está disponible en ese idioma.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

74 publicaciones.

Sobre J Martínez

23 años. Vegetariano y ñoño <3