Inicio » Noticias » Literatura » A oscuras en la ciudad: Hopper antes de Stranger Things

A oscuras en la ciudad: Hopper antes de Stranger Things

Para ampliar el universo de Stranger Things, leemos A oscuras en la ciudad, novela sobre el pasado de Jim Hopper, el querido policía de Hawkins.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Ktlean el 03/07/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

En julio del año 2016 se estrenó en Netflix una de sus series más famosas: Stranger Things. La historia ganó en poco tiempo una gran popularidad, sobre todo debido a los actores y a las referencias a la cultura popular de los ochenta. Desde entonces se han estrenado otras dos temporadas. Aunque estas no han sido tan alabadas como la primera, el público no ha dejado de prestar atención a cada anuncio por parte del streaming respecto a ella.

Conscientes de este éxito y el potencial comercial, desde hace un tiempo Netflix ha decidido explorar, y explotar, su universo con spin-off. El cómic El otro lado y las novelas Mentes peligrosas y A oscuras en la ciudad han sido las principales publicaciones hasta ahora. Todas han cubierto áreas más o menos difusas que la serie no ha podido o querido mostrar.

En esta nota, nos centraremos en la novela A oscuras en la ciudad, de Adam Christopher, que tiene a Jim Hopper, el jefe de policía de Hawkins, como principal protagonista.

La historia

A oscuras en la ciudad comienza en la cabaña donde Hopper vive con su hija recientemente adoptada: Eleven o, como ha pasado a llamarse legalmente, Jane Hopper. Lejos parece haber quedado el enfrentamiento con el Desuellamentes, por lo que el policía y la joven pueden gozar de una noche tranquila. Al menos hasta que Eleven encuentra una caja entre las cosas del hombre, con la leyenda “Nueva York” escrita en el exterior.

La adolescente expone entonces algo que no nos parece raro viniendo de Hopper: él sabe mucho sobre ella; mientras que ella no sabe prácticamente nada sobre el pasado de él. Comienzan las preguntas, las insistencias y las dudas, ya que el hombre no sabe si contarle o no a Eleven la historia que le está pidiendo.

Finalmente, accede, aunque sin dejar de preguntarse si es o no lo correcto. A través de novela lo veremos con la misma pregunta rondando por su mente, pero continúa a pesar de todo. La historia lo ha absorbido también a él y su hija no dejará que se detenga, por mucho que el relato vaya tomando un cariz más y más oscuro.

Junto a Eleven, conoceremos entonces el pasado de Jim Hopper. Cuando su hija Sara aún estaba viva y él era un inspector de la policía de Nueva York.

La historia dentro de la historia

En 1977, la ciudad de Nueva York era un hervidero de delincuencia, pobreza y corrupción. Por sus calles varias pandillas hacían de las suyas, pero no solo eso. El mismísimo Hijo de Sam mantenía de cabeza a la policía con sus asesinatos.

En medio de este oscuro contexto, Jim Hopper intenta hacer su trabajo lo mejor posible junto a su compañera, Rosario Delgado. Al mismo tiempo, no deja de preguntarse si ese lugar es el indicado para vivir con su esposa y su hija. Esta última sensación aumenta cuando en el panorama aparece otro asesino en serie y el caso le es asignado.

El problema es que pronto Hopper y Delgado se dan cuenta que el caso será incluso más difícil de lo que parece. Personas con un poder superior al de la misma policía de Nueva York se interponen en su camino, obligándolos a hacer las cosas de otra manera o apartarse. Sumado a eso y a medida que la investigación avanza con lentitud, los asesinatos demuestran ser solo una mínima parte de un plan mucho más grande y complicado.

Enfrentado a líderes llamados como personajes de la Biblia y veteranos de la guerra de Vietnam, de la cual él es un sobreviviente, Hopper tendrá que poner en riesgo su vida y su reputación. Todo para traer un poco de paz a la ciudad que es su hogar.

Leer un spin-off

En medio de una ola de reboots, continuaciones más o menos necesarias y adaptaciones varias, los spin-off son una arista más de una moda en alza. De modo que Stranger Things es solo otra marca que está siendo exprimida, probablemente hasta que no sea posible sacarle nada más de calidad.

De momento, han sabido sacarle el partido a las zonas oscuras de su universo o de la vida de sus personajes. Entre estos últimos, Jim Hopper es quizás uno de los que más tiene para dar, la serie se nos deja claro que tiene un pasado complejo. En A oscuras en la ciudad, decidieron tocar solo de forma tangencial el episodio de la vida del policía que ya conocemos, es decir, la muerte de su hija y el posterior divorcio de su esposa.

Esto es un acierto, ya que nos situamos fácilmente en el punto de la vida del personaje que se nos pretende mostrar. Al mismo tiempo, no se nos relata una historia conocida. El caso que Hopper debe resolver en Nueva York es algo nuevo y un evento que tiene lógica dentro de su historial como policía.

Otro punto a destacar es la forma en que se retratan a los personajes que más conocemos, en este caso el mismo Hopper, y Eleven. Al estar en otro formato respecto a la serie, no queda más remedio que fijarse en los detalles. En el caso del hombre hay varios momentos en que el Jim del libro recuerda al de Hawkins. Ya sea por medio de gestos o actitudes, es fácil proyectar al joven policía de Nueva York, aún casado y con una hija, en el que vemos en Stranger Things. Diferente, porque es otro momento de su vida, pero el mismo.

Donde quedan más dudas es con respecto a Eleven. No se dedican muchas páginas a ella, porque sus apariciones son pausas en el relato de Hopper, pero a veces la muchacha recuerda más a la Eleven del principio de la segunda temporada que de su final. Son detalles, pero al ser un spin-off no se puede evitar ser quisquilloso.

Opinión personal

Dejando las comparaciones entre serie y libro, queda la pregunta: ¿A oscuras en la ciudad vale la pena como libro? La respuesta variará según cada lector, pero lo que queda claro es esto: la novela tiene una historia que contar y podría hacerlo incluso si los personajes se llamaran de otra forma.

Sin embargo, si Jim Hopper no fuera el protagonista de este libro, probablemente sería un thriller más, una novela genérica de detectives y asesinos. No destacaría dentro del enorme mercado editorial. Por fortuna para su autor, el logo de una de las series más exitosas de Netflix aparece en la portada en un potente color rojo.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

55 publicaciones.

Sobre Ktlean

Leo demasiado y de a varios libros al mismo tiempo. También escribo historias de fantasmas y gente que sueña con ser detective, las que publico en Wattpad para sentir que me leen.

X
No olvides leer nuestra última revista digital