Inicio » Cine y televisión » 5 películas Ghibli que le harán bien a tu corazón

5 películas Ghibli que le harán bien a tu corazón

Si bien, Ghibli tiene pocas producciones, cada una de ellas dejan un antes y un después en quienes las ven. Te recomendamos 5 imprescindibles del estudio.

Tiempo de lectura: 8 minutos

Escrito por FanoPetrikov el 02/01/2020

Antes que todo, hay que entender que acá no nos toparemos con estos típicos “rankings” de películas ordenadas de mejor a peor, ni tampoco son  una obligación de recomendación.

Teniendo esto claro, debemos comprender que Studios Ghibli, a diferencia de todos los otros estudios de animación que existen en el mundo, ha desarrollado pocas películas, pero cada una de sus producciones dejan un antes y un después, tanto en la historia del estudio así como también en las personas que disfrutan de sus producciones.

Hace mucho tiempo que las animaciones del estudio dirigido por Hayao Miyazaki vienen siendo catalogadas como icónicas e incluso su calidad se extiende mucho más allá de Japón, lo suficiente como para poder entrar en competencia contra estudios de renombre como Pixar o DreamWorks.

Las películas de Ghibli tienen una profundidad icónica que las desenmarca de la idea de ser dirigidas al público infantil, más bien trata de llegar a todo público, transmitiendo un mensaje muchas veces empático y otras veces nostálgico, generando un dinamismo contextual que puede llegar a ser, metafóricamente, contestatario y lleno de una emocionalidad de la que nos sentimos envueltos.

Teniendo esto en consideración, pasaré a recomendar 5 películas de Ghibli. Esta recomendación no tiene otra mirada que no sea la mía y está apuntada a personas que no han visto películas del estudio y van a iniciar su travesía.

El viaje de Chihiro, 2001.

Probablemente una de las películas más populares, llevada al segundo escalafón en los rankings del New York Times, además de ser galardonada hasta decir basta. El viaje de Chihiro va más allá de ser una de las más icónicas de Ghibli.

La sinopsis nos habla de una niña que en un viaje de mudanza junto a sus padres toman un desvío equivocado que los deja en la palestra de un mundo mágico y uno humano. Chihiro se ve envuelta en esta trama entrando a un universo donde los dioses, las hechiceras, las brujas y la fantasía son reales. Llega a este mundo a trabajar a un hotel, donde buscará por todos los medios salir de ahí y poder volver a su mundo, salvando a sus padres.

Te darás cuenta que a lo largo de la película los significados metafóricos dentro de ella te harán explotar la mente. Como es una recomendación, no voy a spoilear, pero si la ves, ten en mente las siguientes ideas:

  • La constancia de la rutina envenena hasta las almas más libres.
  • Los códigos de amor entre las amistades y las relaciones humanas se sobreponen al abuso.
  • ¿Por qué Chihiro no debe mirar hacia atrás?

La princesa Mononoke. (1997)

Para los que ya la han visto, saben que no hay nada malo que se pueda decir de esta obra. Miyazaki centró su dirección en un ángulo donde el convencimiento, la seguridad personal y la convicción deben darse camino en nuestras vidas aunque sea de una manera radical.

Algunos acostumbran a ver en películas para niños y adolescentes, sentidos de convicción relacionados al ser mejores personas, al creer en el sueño que uno tiene y a seguir luchando por conseguirlo. acá es lo mismo, pero con sangre, sudor y lágrimas.

La sinopsis habla de una niña que fue criada en el bosque por los espíritus que en este habitan. Ellos la forjaron, la empoderaron y le dieron la potencia para luchar por la protección de este. Un joven buscará la forma de llegar a ella, de entenderla y sumarse a la búsqueda de la libertad natural.

Esta producción cuenta con una capacidad de metáforas increíbles, si es que no es la película con más recursos metafóricos del estudio. Con la consigna de “Kill the humans, save the forest”, veremos un film donde nos terminaremos convenciendo de que los humanos nos dividimos en dos únicas categorías: la gente buena y la gente mala.

Acá no hay un pensamiento de que no podemos convivir con otras especies en el mundo, pero si tendremos que entender que hay un respeto, que debemos madurar. Además, la dosis de feminismo y empoderamiento que la película nos muestra es un claro adelanto a los tiempos actuales.

La inclusión actual de consignas sociales en el mundo de las películas se basa en incluir personajes de ciertos rasgos, hacer un acto contestatario mínimo, sin quedar mal con nadie o derechamente echar a perder un film alterando su originalidad. Acá, no. Miyazaki arrasó con todo e hizo una película más revolucionaria de lo que parece… algunas ideas que pensar después de verla:

  • La paz no funciona cuando no hay una capacidad empática de las partes y solo funciona cuando está armada.
  • “Gohan, a veces hay enemigos que no entienden con las palabras”
  • O eres parte del problema o eres parte de la solución.

La tumba de las luciérnagas. (1998)

Pearl Harbor le dio al cine no solo una película de guerra con muy buenos efectos especiales, además de seguir aumentando el amor nacionalista al ejército de los estados unidos y lo difícil que fue la guerra para ellos.

Sin desconsiderar lo terrible del contexto histórico que puede ser una guerra, la tumba de las luciérnagas no nos venderá una mala imagen de nada ni buscará lograr emocionalidades a través de cursilerías relacionales, la tumba de las luciérnagas nos mostrará la realidad japonesa después del acto más vergonzoso de la humanidad. Una cosa es tener una diferencia ideológica o no estar de acuerdo en ser parte de un régimen, pero otra cosa muy distinta es ser derechamente malo.

En la sinopsis nos encontramos en agosto de 1945, justo cuando los ataques nucleares provocaron la rendición de Japón. Días después de la devastación, con la radiación y los 3.000 grados de calor, en el país del sol naciente el sol lo habitó por años, quemando la piel, desgarrando el cuerpo, intoxicando los órganos, envenenado el terreno, contaminando el agua, pero aún más, poniendo frente al espíritu de un país un obstáculo tan grande que hasta el día de hoy, es difícil de superar. Para terminar de convencerte de verla, imagínate todo esto, en dos niños.


Arrietty y el mundo de los diminutos. (2010)

Acá nos trasladaremos a lo lindo de la amistad, cuando esta logra sobreponerse a los difíciles momentos que nos da la vida. Ghibli tiene una obsesión con la capacidad de convivencia de los seres existentes en la tierra, hay una recurrencia común en todas sus producciones relacionadas a temas como la segregación, la discriminación y el aislamiento.

En Arrietty  y el mundo de los diminutos nos topamos con una casona en medio del campo. Shawn se ha mudado a esta casa a causa de sus problemas cardíacos (similar a la necesidad de Anna en “When Marnie Was There” cuando se muda por su asma). Acá conocerá a Arrietty, con quien desarrollará una linda amistad, pero también se darán cuenta que bajo su casa existe una comunidad de gente diminuta que verá amenazada su tranquilidad.

Esta película centra ideas relacionadas a la convivencia social, a la organización comunal y al apoyo necesario de quienes presentan más capacidades de ayuda. Es una revolución. Con mucha más profundidad que las películas infantiles de oriente, como Bichos o Antz.


Nausicaa del valle del viento (1984)

Esta película tan antigua de Ghibli nos muestra un escenario post apocalíptico, poco usual en las películas de animación de la época, donde los males eran contemporáneos a los héroes y podían aun ser detenidos. Acá la escoba ya quedó, se pudrió todo y ahora la tierra está en una crisis. Quedan pocos humanos, todos reunidos en reinos rodeados entre sí que conviven de una manera hostil entre uno y otro. Todo esto basado en la novela homónima creada por el mismo Miyazaki.

La historia habla de Nausicaa, quien deberá enfrentar a Lady Kushana, una reina que busca extirpar a unos insectos gigantes de un bosque mediante el control de un dios de la guerra, quien le daría el poder de ejecutar el plan. Nuestra protagonista tendrá que hacer lo imposible para evitar la masacre.

Filosofìa de la película, similar a muchas historias Ghibli, nos presentan dioses que son dotados de poderes de creación o destrucción ilimitados. Sin embargo, todos los dioses que nos presenta el universo cinematográfico de Ghibli, son dioses con muchas características mortales, pueden ser heridos, mostrar sentimientos y emocionalidad, también se hacen amigos de humanos, interfiriendo en sus mundos.

Todo esto es un mensaje metafórico más allá de lo que pueda darnos Ghibli, y es que todos tenemos la capacidad psíquica y emocional de convertirnos en mejores personas, cuando luchamos por el bien y por lo que nos convence.

Sin más, esperamos que la selección coincida con tu propio top.

Punpunia.cl

Sobre FanoPetrikov

Filosofía barata, teoría sin fundamento, creador de inutilidades, escupidor de tonterías, dependiente emocional, una persona muy desdichada.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí
X