Inicio » Noticias » Cine y televisión » Reseña “She dies tomorrow”: ¿Y sí los ataques de ansiedad fueran contagiosos?

Reseña “She dies tomorrow”: ¿Y sí los ataques de ansiedad fueran contagiosos?

Estrenada hace apenas un mes, "She Dies Tomorrow" es la nueva película de Amy Seimetz, con una de las premisas más interesantes del año 2020.

Felipe Quitral Escrito por Felipe Quitral
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Estamos acostumbrados a ver películas dónde los protagonistas se enfrentan a sus propios conflictos internos, los cuales pueden derivar, por ejemplo, de algún trastorno.

Este año la directora Amy Seimetz decidió tomar esta idea y llevarla un poco más allá: ¿Y sí los ataques de ansiedad fueran contagiosos? Una premisa que sin dudas resulta muy interesante. ¿Logró la directora crear una buena obra con tan buenas cartas?

La paranoia colectiva como eje central

She Dies Tomorrow empieza cuando se nos presenta a Amy, una joven que se acaba de mudar, aparentemente comenzando su nueva vida. Sin embargo, ella comienza a mostrarse distante y desconectada de la realidad. Aquí comenzamos a notar que sufre, de vez en cuando, ataques de ansiedad que trata de controlar.

Más entrado el film, Amy recibirá la visita de Jane, quién se muestra preocupada por la salud de su amiga. Pero en su visita, Jane se verá enfrentada a la sorpresiva declaración de nuestra protagonista: “Voy a morir mañana”. Jane se muestra confundida, pues Amy no tiene razones para lo que afirma. Tiempo después, Jane comenzará a declarar lo mismo que su amiga: “Voy a morir mañana”. Y a medida que más avanza la cinta, más y más personas tendrán el miedo que inicialmente tenía la protagonista.

Sin dudas es algo muy inteligente estrenar una película así en nuestra situación actual, pues viene como anillo al dedo a la pandemia. Se muestra perfectamente cómo se puede expandir la histeria o paranoia colectiva en un grupo de personas, tal y cómo ocurrió con el colapso de algunos servicios en nuestro contexto actual.

Sí a esto le sumamos el buen uso del color, con tonos tan tenebrosos e intensos, nos genera una perfecta sensación de angustia cuando es necesario. Así lo quiso la directora, pues toda esta cinta nació a partir de cómo reaccionaban las personas cuando ella les contaba sus experiencias con ataques de pánico.

Además, a pesar de sus errores, que veremos a continuación, sabe mantener muy bien la tensión y el suspenso durante los 86 minutos que dura la cinta.

Lamentablemente esta película tiene algunos problemas. Esto debido a que en el resto de los apartados se termina perdiendo mucho del potencial inicial de la trama. Al tratar de ponernos en la mente de las personas que comienzan a sentir esta paranoia, la película se termina complicando innecesariamente.

Y no es una complejidad en el sentido de que la trama tenga muchos giros difíciles de comprender. Simplemente se prefiere omitir muchas cosas. ¿Omitir información es algo malo entonces? Para nada, pero esta obra llega a un punto peligroso de “secretismo”. Sí, trata de hacernos entender el cómo perciben el mundo estas personas. Pero para efectos de la historia, quizá se hubiera agradecido un poco más de claridad en algunos momentos.

Por ello se podría haber mostrado un poco más de Amy, para comprenderla, o al menos saber qué fue de ella, pues en algún momento se le comienza a dejar bastante de lado. El problema es que cuando se abordan otros personajes, estos resultan aburridos. Se siente que están puestos solo para justificar la propagación de la paranoia, más que para añadir algo interesante a la historia.

De todas formas, se puede encontrar una idea nihilista muy marcada en la película que la hace más interesante. Desde un comienzo Amy sabe que no está del todo bien en su proceso de recuperación, pero parece no importarle demasiado. No se preocupa mucho, pues tiene claro que morirá, mañana, en una semana, un año. No sabe por qué ni cómo lo hará, pero evidentemente pasará. Por más que trate de escapar de esa idea, siempre estará ahí. Si bien no toda la trama recae en este nihilismo, no deja de ser un tema interesante el cual analizar.

Es una pena que She Dies Tomorrow tenga algunas fallas que la alejan de ser un emblema del thriller psicológico. Pero no deja de ser una propuesta interesante, que aunque se desmorona un poco en el camino, nos puede dar mucho de que reflexionar, más aún en los tiempos en los que vivimos.

Felipe Quitral
48 publicaciones.

Sobre Felipe Quitral

Hola! Soy Felipe, distópico por naturaleza y tengo 19 años de puro caos. Veo películas, series y duermo, a veces escribo también. Sic mundus creatus est