Inicio » Zona Oriental » Yuri on ice y las temáticas complejas

Yuri on ice y las temáticas complejas

Hoy revisaremos las diferentes temáticas presentes en el anime Yuri on ice, las que se ven reflejadas en su principal protagonista: Yuri Katsuki.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Escrito por Ally el 27/03/2020

Constantemente en el mundo otaku, vemos cómo muchos anime de temporada se hacen virales, ya sea por memes, openings, personajes llamativos, etc; pero con Yuri on ice todo fue muy diferente. Al inicio, porque se trataba de patinaje artístico sobre hielo, y con personajes guapos, después fue por la pancita de Yuri o el trasero de Victor, pero a medida que la serie avanzaba, tocaba diferentes temas que muchos notamos.

De primera impresión, todos pensaban que era un yaoi, pero no: la serie es de deportes/comedia, y nunca se va por otra linea. Pero, por alguna razón, aunque son tópicos comunes en esta rama, todos estaban hablando de la serie, desde los fans de anime, hasta el mundo del patinaje artístico profesional, pero ¿por qué? No necesariamente deben haber razones concretas, pero aquí revisamos algunos puntos que pudieron haber aportado a esto.

Para poner en contexto, Yuri on ice -creada por Sayo Yamamoto y Mitsuro Kubo– se trata de un patinador artístico japonés llamado Yuri Katsuki, quien entra en crisis debido a una muy mala racha. Pero un día, las hijas de unos amigos suben un vídeo de él patinando a Youtube, y este se vuelve viral. Entonces su patinador profesional favorito, Victor Nikiforov -actual campeón mundial-, ve el vídeo y decide viajar desde Rusia para entrenarlo, porque cree que el chico tiene mucho talento y potencial. Pero quién iba a pensar que una trama tan simple iba a terminar tocando temas complejos.

Primeramente, la depresión se trata a través de Yuri, y se muestra de diferentes maneras. El chico no se siente capaz de hacer nada bien. Ha entrenado toda su vida para ejercer lo que le apasiona, pero no parece ser lo suficientemente bueno. Los comentarios como “tienes mucho talento” o “lo hiciste bien”, no le son suficientes sin buenos resultados en las competencias, y esto se ve reflejado en el primer capítulo: el chico colapsa debido a esto, situación que empeora con la muerte de su perro, del cual no pudo despedirse.

Yuri se siente solo, vacío e inútil, y decide que lo mejor es huir. Escapa un año de las pistas donde descuida su entrenamiento y sus comidas, lo que se ve reflejado en su gran aumento de peso, dandole aún más inseguridad.

Esto nos lleva al segundo punto, la baja autoestima. Yuri carece de amor propio, tiene poca confianza en todo lo que hace, de por si introvertido, pero este problema llega a ser un obstáculo importante. Intenta ser perfeccionista con sus entrenamientos, pero se rinde fácilmente porque no se siente con el suficiente talento para lograrlo.

Victor le da ánimo durante toda la serie e intenta subirle el autoestima, y de a poco va ayudándolo a confiar de su talento y capacidad. Yuri termina demostrándose que puede hacer lo que se propone, aunque al inicio dependiendo un poco de su entrenador, pero al final de la serie lo hace por sí mismo.

La serie también va tratando otros temas, y no se centra solo en los sentimientos negativos, sino en cómo sobreponerse a ellos. Y aunque Yuri nunca va a terapia profesional, si da el primer paso para superar sus malos momentos: él quiere hacerlo por cuenta propia, no porque los demás se lo dicen, como al inicio de la serie.

Además, Yuri on ice nos muestra una relación homosexual, sin que esta sea la trama principal de la serie, y sin entrar en la categoría de yaoi. A pesar de que varios mangas lo hicieron antes como Banana Fish (del cual, posteriormente salió anime), el nivel de viralización de Yuri on ice ayudó a comprender al mundo otaku que no es necesario que una serie deba ser yaoi o yuri para que aparezca una pareja homosexual y esta se demuestre su amor libremente.

Acá en América puede parecer algo obvio, pero el anime se caracteriza por tener categorías muy marcadas para todo, y en Japón sigue siendo tema de conversación que causa controversia. La serie cuenta la trama principal, y al mismo tiempo trata la homosexualidad como lo que es: algo común e igual de válido que una relación heterosexual, y la va construyendo de a poco y naturalmente. No sobrecarga de imágenes románticas, y son los pequeños detalles los que van mostrando el amor entre los personajes (lo dejaremos hasta ahí para no dar spoilers).

Además de personajes entrañables y competencias de patinaje profesional sobre hielo, Yuri on ice es principalmente la historia de cómo un chico puede ganar confianza en sí mismo y en lo que le apasiona hacer; una historia de aprendizaje que, sin duda, vale la pena revisar.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí
X