Inicio » Cine y televisión » Westworld: La experiencia de un mundo perfecto

Westworld: La experiencia de un mundo perfecto

Una experiencia audiovisual que vale la pena comentar, entender y vivir, en tiempos convulsos, decepcionantes y categóricos: Westworld

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Don el 22/02/2022

Ver Westworld es una experiencia que pone en duda las creencias de cada persona, ya que en el fondo de su corazón entiende que la vida es un vaivén de hitos, experiencias, creencias y suposiciones que pueden explicar triste y alegremente el propio origen de la existencia.

Esta serie, dirigida por Jonathan Nolan y producida por Lisa Joy vio la luz en 2016 y actualmente ya congrega tres temporadas a su haber, además de contar con la aprobación para una cuarta.

Pero antes de ir a los detalles de las tres primeras, vayamos por parte y resolvamos las siguientes inquietudes: ¿Cómo nace Westworld? Y, ¿sobre qué trata generalmente esta serie?

Westworld, sus inicios

Westworld, fue originalmente una película estrenada en 1973, escrita y dirigida por Michael Crichton (¿Les suena? Si es así, la memoria los acompaña y podrían autocelebrarse), escritor de La Esfera y Jurassic Park, entre otros títulos.

Westworld tuvo una continuación en 1976, llamada Futureworld, dirigida esta vez por Richard T. Heffron y si bien se basó en la idea original de la novela de Crichton, su impacto fue bastante menor a su antecesora.

Un joven Michael Crichton

¿Qué estamos viendo?

Tanto las películas como la serie, que aún continúa vigente, tratan la historia de un “parque de diversiones” tan extenso que realmente se convierte en un verdadero mundo por visitar y en el que los visitantes no tienen reglas y pueden hacer lo que les plazca.

En este parque, los visitantes son inmunes al daño de los “anfitriones”, los cuales son robots humanoides tan reales que una persona común y corriente no podría identificarlos por más que quisiera.

Es en este escenario que las historias se desarrollan; de hecho, cada visitante puede vivir las historias que cada personaje en el parque le ofrezca. Como puede deducirse, las aventuras por vivir son centenares o, al menos, tan variadas que un visitante demoraría años en experimentarlas totalmente.

¡Qué baraja!

Una parrila de actrices y actores suprema y una invitación

Thandie Newton, Evan Rachel Wood, Anthony Hopkins, Jeffrey Wright, James Marsden y Ed Harris son algunos de los protagonistas de esta increíble serie, que sin dudas hará volar sus cerebros de formas que jamás pensaron.

Pero, como el deber llama, se hace necesario adelantar un poco de las temporadas sin caer en el spoiler, una misión compleja, considerando que cada detalle es una perla y las tres temporadas son un verdadero tesoro.

Bueno, aquí vamos.

T1. Obertura: El mundo perfecto (?)

No hay mejor momento que el descanso y una buena aventura. Si tu deseo es satisfacer el deseo animal de nuevas experiencias y gozar de una gran dosis de violencia y sexo, ¿por qué no visitar Westworld y la experiencia que te ofrece?

Este impresionante “parque de diversiones” provee esto y más. Todos sabemos que una buena dosis de adrenalina es sana para el cuerpo y eso se satisface inmediatamente al poner un pie sobre las tierras del oeste de Estados Unidos, ya que esta atracción se enmarca en una narrativa histórica que abarca la expansión al oeste de la década de 1840 y la guerra civil norteamericana de 1861.

Pero hay que recordar que la diversión es tal siempre y cuando se disfrute el juego. En este mundo descarnado, no hay mejor cosa que hacer que lo que se desea, inclusive si esto va contra preceptos morales esenciales.

El Oeste puede ser salvaje y peligroso, pero no te preocupes, la magia está en creer que nada fuera de lo común puede ocurrir y no hay algo en este mundo que esté fuera de regla.

¿O sí?

Palabra clave: Descontrol.

Nada es lo que parece

T2. Desarrollo: Preguntas y respuestas

¿El mundo se cae? ¿No era perfecto hasta el detalle más minúsculo? ¿Quiénes somos? Peor aún, ¿Quiénes son ellos? ¿Por qué hacen lo que hacen?

Cuando crees conocer tus verdaderos orígenes, un cuerpo que no es tal, sumado a una mente que jamás podría ser (en teoría), te golpea la mejilla y hace que vuelvas a entender qué es lo bueno y lo malo.

Probablemente, esta segunda parte te hará llorar, no por el hecho de ver una que otra muerte, no, (ya estás grande para eso); la congoja nacerá más bien al ponerte en la piel de quien por tanto tiempo han abusado y su dolor y dudas se convertirán en las tuyas.

Una vez que hayas asumido tu rol en esta historia, no sabrás en dónde estás parado, dudarás si eres quien realmente dices ser y, peor aún, entrarás en conflicto respecto tu propia realidad.

Palabra clave: Experimento.

Atardeceres y balas

T3. Fuga:  Maquiavelo usa computadoras

Las dudas no existen, la misión es clara y clarificante al resto. No hay manera de no seguir el rumbo trazado porque quien lo escribe, ni siquiera eres tú.

Todo atisbo de preocupación desaparece, por supuesto, en un mundo calculado no existe el caos, el desorden, “la posibilidad”. La vida te experimenta y no eres mucho más que un tubo de ensayo con fecha de caducidad.

Los ojos de la verdad

Solo una voz puede sacarte del sopor, de la inmovilidad, de la muerte en vida.

Esa voz no es Dios.

Palabra clave: Destino.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí