Inicio » Noticias » Vídeojuegos » Undertale: el camino a la determinación

Undertale: el camino a la determinación

En el año 2015, el desarrollador independiente Toby Fox le regalaría al mundo de los videojuegos Undertale, una obra llena de determinación.

Tiempo de lectura: 10 minutos

Escrito por Rogher el 30/09/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

El 2015 fue un excelente año para los videojuegos. Llegaron al mercado tanto títulos importantes como sorpresas inesperadas. Fue un año en donde franquicias muy queridas volvieron con nuevas entregas (Fallout 4, Mortal Kombat X, The Witcher III), otras regresaron para despedirse de los fans (Metal Gear Solid V, Batman Arkham Knight), mientras que algunas deciden lanzar nuevas experiencias con similitudes a otras (Bloodborne, Ori and the Blind Forest). Por otro lado, algunos dejaron caer una sorpresa que nadie se esperaría.

Esto ultimo trataremos en esta reseña, pues Undertale, juego creado por el desarrollador independiente Toby Fox, fue una sorpresa para muchos cuando fue lanzado en PC vía Steam el 15 de septiembre del 2015. ¿Quién diría que un juego financiado en Kickstarter, que tenia como meta $5.000 USD, lograría obtener al final más de $50.000 USD?. En su momento, se convirtió en uno de los videojuegos más populares durante el último tramo de 2015 e inicios de 2016.

Antes de comenzar hay que aclarar algunas cosas. No habrá ningún spoiler grande del juego, ni nada que arruine la experiencia. De hecho, una de las cosas que hacen que este juego tenga mucho de qué hablar es el misterio que hay en su universo. Pero si quieres disfrutar del titulo sin saber nada, es recomendable que vayas a terminar el juego, o vas a pasar un mal rato.

Monstruos y humanos

Hace mucho tiempo, los humanos y los monstruos vivían en paz y armonía. Pero un día estalló una guerra entre las dos razas, dando por vencedor a los humanos. Por consecuencia, todos los monstruos fueron desterrados hacia las profundidades del Monte Ebott y, para que todo fuera peor, fueron sellados por una barrera mágica que les impide volver a la superficie.

Nosotros controlaremos a un niño que, rondando por Monte Ebott, termina cayendo en las profundidades, yendo directo al subsuelo. Su objetivo es, simplemente, salir de ahí y volver a la superficie. Pero para esto tendrá que adentrarse hacia donde viven los monstruos.

Ese es el inicio de Undertale, simple y directo. Pero el trasfondo no es un punto negativo, sino todo lo contrario, pues la obra de Toby Fox es capaz de hacer mucho con muy poco. La narrativa del titulo esta construida por arcos, y en cada uno de ellos conoceremos a los monstruos que viven en el subsuelo. Cuando se mencionan a estas criaturas, al principio pensarás que son hostiles y despiadados, pero la realidad es que son más humanos de lo que pensamos.

Entre ellos tenemos a Toriel, una cabra humanoide con un instinto materno, o Sans y Papyrus, dos hermanos esqueletos divertidos por ser muy diferentes entre si: uno es egocéntrico de buen corazón y otro es perezoso con un sentido del humor bastante malo.

Esto no queda ahí, pues mientras más recorres el subsuelo te toparás con más personajes como Undyne, líder de la guardia real que, a pesar de ser atemorizante y ruda, puede ser gentil y amable. También tenemos a Alphys, la científica real que aparte de ser «otaku» es tímida, pero que trata de ser útil y servicial.

Estos personajes y los no mencionados que hay dentro del juego hacen que la aventura sea de lo mas amigable. Sin embargo, toda esta «felicidad» no será para siempre, pues el juego tendrá que mostrar su lado mas oscuro, sobre todo considerando que esta obra esta inspirada en Earthbouth, uno de los JRPG de Super Nintendo más extraños y, de cierto modo, perturbador.

Ese aspecto puede variar, y depende de nosotros como jugadores, pues Undertale no es simplemente un JRPG inspirado en juegos del género como Final Fantasy o Dragon Quest (mencionando a los juegos de NES y SNES), ya que a su favor tiene uno de los sistema de combate más interesantes que se han explorado en los videojuegos. Pero llamar esto «sistema de combate» no seria adecuado.

Un viaje para matar o perdonar

Para hablar de este tema, hay que volver al principio del juego, pues ahí es donde se nos presenta este sistema. En Undertale, al ser un juego basado en los JRPG, los combates serán por turnos, y la mayoría de estos eventos serán aleatorios. Podemos luchar contra los monstruos, conversar con ellos y/o pedir piedad. Si tomamos la decisión de luchar podremos matarlos para ganar experiencia y oro. Pero si en vez de asesinar entramos en una conversación, al punto de querer buscar su perdón, no ganaremos experiencia (pero sí oro). Aunque igual, si no queremos hacer ninguno de los dos, podemos huir del enfrentamiento.

Esto es importante, ya que aquí es donde Undertale muestra su mensaje y el que podamos escoger la ruta que queramos. Si queremos establecer diálogo con los monstruos y perdonarlos estaremos haciendo la Ruta Pacifista, si hacemos lo mismo pero a la vez matamos algunos monstruos seria la Ruta Neutral, pero si solo queremos matar a todo lo que nos encontremos haremos la Ruta Genocida. Hay que dejar esto claro, ya que estas rutas cambian el final del juego y afecta lo que vayas a hacer.

La Ruta Neutral es la que tiene muchos finales, dependiendo de las acciones que hagas. La Pacifista tiene el verdadero final. Pero la Ruta Genocida es la mas oscura. No es que simplemente saques el final malo, sino que todo el juego cambia a un aspecto más tenebroso, al punto de que se convierte en un «creepypasta», pero mucho más perturbador. Esto porque si decides hacer este camino entero, y decides volver a jugar para sacar el final bueno, este será afectado de manera permanente.

Algo que tiene el sistema de combate del juego es que une el JRPG con el subgénero «Bullet Hell», pues vas a tener que esquivar ataques derivados de balas que te van a hacer daño. Si por casualidad pierdes, tendrás que empezar desde el ultimo punto donde guardaste. Esto no ocurre solo con los monstruos normales, sino que también con los jefes del juego. Estos son un caso especial, debido a que cada uno de ellos tiene un estilo de ataque muy diferente.

Como ejemplo tenemos a Papyrus, donde tenemos que esquivar sus ataques haciendo unos saltos densos, o Undyne, en donde hay que protegerse de sus flechas con un escudo. Hay que volver a reiterar esto: todas las secuencias de combate de los jefes de Undertale son diferentes y únicas, pero hay que tener cuidado porque algunos son complicados de esquivar. Es recomendable estar equipado con comida para soportar los ataques si decides perdonar o matar a los jefes.

Para concluir el apartado de la jugabilidad, decir que es muy sencillo, pero a la vez muy completo para lo que ofrece. Quizás sus mecánicas no sean novedosas (pues bebe de otros juegos ya establecidos en la industria), pero al mezclarlas se vuelven refrescantes y únicas a la vez

El carisma y alma de Undertale

La obra de Toby Fox no tiene los gráficos mas apantallantes y no tiene una duración de 50 o 60 horas como otros juegos. Pero solo con una duración de 6 a 7 horas y un «pixel art» similar a los juegos de la NES, ya ha hecho mucho con muy poco. Eso no queda ahí, debido a que se complementa con unos personajes simples pero bien construidos y carismáticos, que son capaces de hacer sentir muchas emociones con un mundo lleno de sustancia en el que dan ganas de estar.

Pero nada se compara con la hermosa y maravillosa banda sonora que tiene Undertale. Este es, sin duda, uno de los mejores apartados que tiene este titulo. Hay que aplaudir a Toby Fox por ser un compositor con un talento indescriptible, pues los temas que hay dentro del juego están bien llevados por el guion y los personajes. Temas como Bonetrousle, Memory, Spear of Justice, Death by Glamour, Undertale, Hopes and Dreams, Megalovania y otros más, se van a quedar grabados en tu memoria.

Undertale tiene lo suficiente para ser una obra digna del recuerdo. Una historia simple, con una estructura de arcos bien ejecutada, unos personajes carismáticos que hacen que la aventura no sea para nada despreciable, el diseño de personajes que, aunque no es nada de otro mundo, los vuelve fáciles de reconocer, y una banda sonora que ofrece momentos de alegría, tristeza, terror, diversión, y otras emociones más. Es, sin duda, uno de los videojuegos independientes mas icónicos de los últimos años.

Una experiencia para el recuerdo

Los que amamos este medio interactivo nos solemos encontrar con un videojuego en particular que nos ha cambiado la vida, o que nos han dicho decir que esto no son un simple entretenimiento y que pueden ser algo más. Undertale es parte de esos juegos, pues muchos lo consideran su juego favorito o un título que expresa muchas cosas, como lo ha hace la música, el cine o la literatura. Quizás, para otro tipo de público, este juego no sea la gran cosa. Mientras que quizás otros no deseen conocer la obra, debido a que gran parte del fandom es bastante tóxico y mancha todo lo bueno que ha creado Toby Fox.

Pero sacando lo negativo, Undertale fue uno de los mejores juegos del 2015. Es uno de los títulos independientes que más impacto han generado en el medio, y también es de esos juegos que hay que jugar una vez en tu vida. Lo mejor de todo esto es que tiene un precio muy barato. Puedes conseguirlo en PS4, Xbox One y Nintendo Switch de manera digital. Los que tienen PC no necesitan un equipo de alta gamma para poder jugarlo, y si tienen problemas con el inglés, hay una traducción hecha por fans si desean disfrutarlo en español.

Creo que sobra decir que está más que recomendado. Es un imperdible para los que buscan una experiencia única y memorable. Es uno de esos juegos que será recordado y rejugado por muchos años mas. En síntesis, Undertale es una obra llena de determinación.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

96 publicaciones.

Sobre Rogher

Soy Rogelio Garrido Navarrete, mejor conocido como Rogher, un joven humano veinteañero solitario que le gusta ver películas y anime, leer libros comics y manga, pero sobre todo en este mundo jugar videojuegos ya sea en un ordenador o en una consola. Podría hablar de mi vida, pero la timidez a veces me gana.