Inicio » Zona Oriental » Manga » The Terrifying Mind of Junji Ito: El umbral de lo siniestro

The Terrifying Mind of Junji Ito: El umbral de lo siniestro

Cuatro historias cortas e independientes entre sí. Costumbres antiguas y experiencias siniestras para sus lectores, una obra trascendental.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por FanoPetrikov el 03/02/2022

Las costumbres antiguas y las leyendas de boca en boca, son casi reliquias culturales de muchos lugares del mundo. A pesar de que al día de hoy muchas de ellas prevalecen, han tomado ya el lugar que les corresponde en la historia, es decir, el lugar de la mitología y la leyenda urbana.

Pero todo lo que nosotros podemos entender por mitos y prácticas antiguas, jamás han sido desmitificados como tal, sino que solamente han entrado en la categoría a falta de pruebas. Esto nos puede llevar a hacer una entretenida e interesante pregunta: ¿Los mitos y las leyendas surgen por el mero poder creativo de los seres humanos, tanto en tiempos antiguos como actuales, para poder explicarse las cosas? O ¿Realmente alguien presenció lo que hoy en día se le conoce como mito o leyenda y, en un afán por perpetuarlo, lo hizo correr de boca en boca?

Es una duda que permite a la creencia criolla dar espacios para poder cuestionarnos las leyendas que hoy habitan en Chile y en el mundo. Y es desde esta perspectiva que viajamos a nuestro querido archipiélago de Japón, donde las leyendas tienen más tiempo que cualquier mitología sudamericana. Largos períodos han pasado por Japón, y junto con ello, historias y creencias que han modificado la forma de ver la cultura japonesa hasta el día de hoy.  

El umbral de lo siniestro es un manga compuesto de historias cortas de Junji Ito, publicadas originalmente en LINE manga, en el que el autor trabajó durante todo el 2020 en plena época de pandemia. Nos entrega cuatro relatos que abordan dos creencias y hábitos culturales del Japón (y no tan ajenos al resto del mundo), y dos historias que, como siempre, muestran una trama novedosa al lector, ahondando en nuevas formas de sentir terror.

Vademécum

Para este vademécum, tenemos cuatro historias cortas. La primera llamada “La cuesta de las plañideras”, es un relato que nos cuenta la historia de Yuzuru y Mako, dos jóvenes comprometidos que deciden hacer un viaje previo a su boda. Con la intención de que la vida los sorprendan, toman un tren a los lugares campestres de Japón. Una vez en Tohoku, presencian un velorio. Nada anormal, si no fuera por el llanto desconsolado de una mujer.

Una plañidera, conocidas en Chile y México como “lloronas”, se encargaba de lamentarse a mares frente al velorio. Pasado esto, y ya alejados del pueblo, la pareja se encontrará con esta llorona, quien con un simple vistazo maldecirá a Mako a llorar de por vida. Las circunstancias se desenvuelven en pueblos fantasmas, leyendas antiguas y un final terrible.

La segunda historia, titulada “La madona”, hace una clara referencia al fanatismo de los colegios religiosos y quienes están a cargo de ellos. Una nueva integrante de una de estas instituciones comienza a percatarse de las raras conductas que surgen dentro de lo que más bien parece una secta antes que un colegio. Las obsesiones con las imágenes religiosas y los acompañamientos relacionados a la brujería, hacen de esta historia un relato tétrico y siniestro.

En el tercer lugar se encuentra: “La corriente espectral de Aokigahara”. De conocimiento popular es que en el mar de árboles que se extiende a las faldas del monte Fuji en Japón, muchas personas comenten suicidio anualmente. En esta historia nos encontramos con una pareja que decide ir a quitarse la vida, pero en la búsqueda del lugar indicado, se encontrarán con un extraño fenómeno de almas en penas, que recorren el bosque como un río, donde nada es lo que parece.

Por último, aparece: “El duermevela”, un relato contado por su protagonista, quién está convencido de que es un asesino en serie, a pesar de que no tiene pruebas de ello. Es para el protagonista de esta historia un padecimiento horrible el tener que presenciar detalladamente cada homicidio cometido por quien cree es él mismo. No será hasta la aparición de una amiga de mucho tiempo donde se revelará que algo ha estado interviniendo en sus recuerdos.

Desmembramiento

La obra es perfecta de inicio a fin. Los cuatro relatos son sin duda un fruto que representa en completa pureza el terror y, como su título lo anuncia, lo siniestro de diferentes aspectos del ser humano.

El recurso de poder utilizar tanto creencias populares como los espíritus del monte Fuji, o los roles de las lloronas en los velorios para el descanso del alma, son sin duda un material que no solo se presta para profundizar en obras que buscan entregar terror a sus lectores, sino que también colaboran en la expansión de la cultura japonesa.

Por otro lado, el uso de los terrores psicológicos que constantemente Ito presenta en sus obras, dan espacios a sus lectores para poder encontrar miedos que jamás se pensó existirían. Manejar los recuerdos de otras personas o apelar al fanatismo, lo sectario y/o las catarsis colectivas son siempre chances de generar caos e incertidumbre en la psiquis humana, tanto a niveles conscientes como inconscientes, que es, básicamente, el entendimiento total de cómo funciona el miedo.

El recurso de “lo siniestro” tiene un uso freudiano en este tomo de Junji Ito. De hecho, hace algunos alcances psicológicos también dentro de la obra. Recordemos que Freud utiliza el concepto para referirse a lo que no es proveniente de casa, por ende, a algo con lo que no estamos familiarizados.

Pero así mismo, podemos entender que lo siniestro puede ser algo que no debe salir a la luz. Es acá donde las cuatro historias del manga convergen, puesto que, en todos los casos, las catástrofes se desarrollan de una manera que desenfocan a sus protagonistas, inmiscuyéndolos en la duda y el chisme, utilizando la debilidad del albedrío humano para sumergirlos en los peores terrores que puedan vivir.

Epitafio

Es sin duda un manga más que recomendado para los amantes de las buenas historias. El terror jamás debe faltar dentro de la biblioteca de cualquier lector, y si hay que tener algo bueno y no tan reconocido quizá de Junji Ito, sin duda El Umbral de lo siniestro es una excelente opción.

Tiene de todo: miedo, sangre, viseras, dibujos bizarros, excelente trama, una buena linealidad, además de mantener un ritmo constante. Ninguna de las historias es mejor o peor que la otra, todas son de gran calidad, y a diferencia de otras obras como Aula Demoníaca o Fragmentos del Horror, donde muchas historias dejan gusto a poco, acá las cuatro historias dejan un excelente sabor, deseando leer más del maestro.

En los aspectos estéticos, nada que decir, desde el poder ilustrativo de Ito hasta la dedicación de, en este caso, ECC para el tomo, entregan calidad y esmero en cada detalle.

“Cuanto más siniestros son los deseos de una persona, más pomposa, en general, se vuelve la nobleza de su lenguaje.”

Aldous Huxley

Punpunia.cl

Sobre FanoPetrikov

Filosofía barata, teoría sin fundamento, creador de inutilidades, escupidor de tonterías, dependiente emocional, una persona muy desdichada.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí
X