Inicio » Noticias » Zona Oriental » Manga » Rurouni Kenshin: ¿qué hace que un hombre deje su vida de vagabundo?

Rurouni Kenshin: ¿qué hace que un hombre deje su vida de vagabundo?

Luego de vagar durante 10 años, ¿por qué Kenshin Himura, protagonista del manga y anime Rurouni Kenshin, decide dejar su vida de vagabundo?

Andrelo Escrito por Andrelo
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Rurouni Kenshin, conocida en gran parte de occidente como Samurai X, sin duda es un anime que dejó huella en gran parte de los niños, jóvenes y adultos de los años 90’s, los cuales vieron con asombro la increíble destreza del espadachín con cicatriz en forma de cruz en su mejilla izquierda.

Si bien la serie es recordada por sus épicas batallas, como la del protagonista contra Sojiro, Saito, o el señor Shishio, hay algo qué siempre llamó mi atención y generalmente es pasado por alto: ¿Por qué Kenshin decidió quedarse junto a Kaoru en el dojo Kamiya? ¿Qué hace que el antiguo Battosai, luego de 10 años, decida dejar su vida de vagabundo?

Más de una década tuvo que pasar desde que el manga finalizó, hasta que su despreciable autor nos acercó -en parte- a una respuesta a la pregunta que da título a este artículo. Tiempo más que suficiente para poder analizar una y otra vez esta historia; entender la mente del legendario Hitokiri Battosai, sus tormentos, demonios y carencias emocionales.

Una infancia marcada por la muerte

Shinta, con tan sólo 6 años tuvo su primer encuentro con la muerte, perdiendo a sus padres y hermanos a consecuencia del cólera y la hambruna. Desde aquí, la vida del pequeño niño hasta su adolescencia sólo estuvo marcada por la violencia y asesinatos. Luego de ser vendido como esclavo, encuentra cariño en 3 mujeres que lo ven como su hermano pequeño. Sin embargo, esta pequeña muestra de cariño finaliza cuando la caravana de esclavos en la que viajaban es masacrada por unos bandidos.

Aunque conoció por muy poco tiempo a esta suerte de hermanas mayores, la trágica muerte de ellas tocó las fibras emocionales más profundas del pequeño, que con tan solo 7 años, ya había perdido por segunda vez lo más cercano a una familia. Es imposible a tan corta edad procesar todo lo ocurrido, generando en su fuero interno una constante lucha entre el aprecio y desinterés por su propia vida.       

Todo lo ocurrido anteriormente propició el encuentro entre Shinta y quien fue su maestro por más de 5 años, Hiko Seijuro XIII, el cual le enseñó el arte del Hiten Mitsurugi Ryu y sirvió, además, como figura paterna del ahora rebautizado Kenshin. Antes de terminar su entrenamiento, el adolescente decidió dejar a su maestro y tomar partido en la guerra civil que vivía Japón, uniéndose a los Ishin Shishi y embarcándose en una cruel matanza.

En sus años dentro del grupo opositor al shogunato Tokugawa, con apenas 14 años –edad donde aún no se alcanza madurez emocional, física ni psíquica-, Himura comenzó a forjar su leyenda como destajador, asesinando con su katana a sangre fría a cientos de personas. Todo por un una sociedad más justa, donde la gente pueda vivir tranquila.

– ¿Cómo te llamas chico?
– Shinta
– Ese no es nombre para un espadachín. De ahora en adelante te llamarás Kenshin. Te enseñaré todo lo que sé.

En este periodo oscuro de la historia nipona, donde Kenshin formó parte de la elite de asesinos por casi 5 años, el destajador volvió a encontrase con el amor, desamor y odio junto a Tomoe. Todo producto de una venganza preparada por la misma en contra del joven pelirrojo. La muerte de su amada marcó un punto de inflexión en Battosai, comenzando así su viaje físico y espiritual de 10 años, buscando redimirse por todos los asesinatos cometidos.

El fin del vagabundo

En este punto, en el año 1878, comienza el manga estrenado en 1994, donde Kenshin, con 28 años de edad, llega a Tokio, y se encuentra con Kaoru Kamiya. Luego de descubrir un complot en contra de la joven instructora de Kendo, el ex asesino la ayuda y esta le ofrece quedarse en su dojo como huésped.  Himura responde “Empiezo a estar cansado de viajar. Soy un espadachín errante, un rurouni, y, como tal, no sé dónde me llevará el fluir de mi vida..”

Nunca se supo con exactitud qué cosas hizo el vagabundo durante sus 10 años de viaje, sin embargo se puede deducir que erró por todo Japón, ayudando a la gente que lo necesitara. ¿Fue Kaoru la primera mujer con la que estuvo después de Tomoe? No lo sabemos, pero probablemente no. Fueron 10 años donde vivió un proceso de sanación, el que posiblemente se efectuó gracias a más personas.

Lo que si se sabe con seguridad, es que Kenshin siempre se sintió a gusto con una vida tranquila. Durante los 5 meses que vivió casado con Tomoe, reconoce que si bien ama el arte de la espada, no le gusta matar. Por lo mismo, ha vivido muy feliz todo ese tiempo disfrutando de las cosas simples y aburridas de la vida.

Cuando conoció a Kaoru, probablemente recordó a su antiguo amor, y además, resurgió en él la idea de un hogar cálido y la necesidad de protección hacia ella. Si bien, Kenshin es un adulto de 28 años, que pasó por muchas cosas, no deja de ser solo un niño con una infancia truncada y necesidad de afecto como cualquier otro.

Las OVA’s de Rurouni Kenshin, Tsuiokuhen, las cuales muestran el pasado de Kenshin como el legendario Hitokiri Battosai deben ser las obras más queridas por todos los fanáticos del anime por igual. ¿Por qué traigo esto a colación? Porque a opinión personal –e impopular- esta muestra una gran falla: la personalidad de Kenshin es mucho más fría y distante que la real.

En el manga queda clara su personalidad bondadosa y amigable. Mientras trabajaba como vendedor de medicinas, solía verse a Tomoe cuidando a los niños de la villa. Momentos que Kenshin disfrutaba de tal manera, que llegaba a jugar con todos los niños, como si fuera uno más. Por muy cliché que suene, el concepto de familia es algo que siempre estuvo en la mente de Battosai.

Pese a que Kenshin decidió quedarse un tiempo como invitado en la residencia de Kaoru, no tardó en volver a su vida de vagabundo al encontrarse con sus demonios del pasado, y en particular con Makoto Shishio. Sin embargo, todo este arco argumental sirvió para que, por fin, Himura tenga un lugar al que llamar hogar. Confirmando más adelante, que esa fue la primera vez que dijo las palabras “Estoy en casa” desde que se convirtió en vagabundo.

Restauración

Producto de la película live action del 2012 la serie tuvo un nuevo auge, por lo que el aborrecible autor lanzó una nueva historia de 11 capítulos titulada Rurouni Kenshin -versión cinematográfica- Restauración. Lo interesante de este nuevo manga, es que trae un capítulo llamado Acto 0, el cual narra los sucesos que pasaron 5 días antes de que Kenshin llegue a Tokyo y conozca a Kaoru.

En una zona residencial de extranjeros en Yokohama, Himura tiene un encuentro con la doctora Elder: una extranjera que se dedica a viajar por el mundo dando ayuda médica a quienes no pueden costearla. Luego de que intentaran matarla, Kenshin se involucra en el conflicto y logra salvarla. En el momento de la despedida, la doctora mira la mejilla izquierda del ex Battosai y le dice: “… el cuerpo y la mente están profundamente unidos, mucho más de lo que pensamos”.

Como último consejo, la doctora Elder le dice a Kenshin que toda enfermedad y herida, aparte de tratamiento, requiere reposo. Finalmente agrega que, si durante su viaje encuentra a alguien que llame su atención lo suficiente como para dejar de vagar, que se detenga y no siga viajando. Kenshin sonríe y atesora su consejo, el cual pone en práctica al conocer a Kaoru, futura esposa y madre de su hijo.

Nos leemos luego.

Andrelo
43 publicaciones.

Sobre Andrelo

Saludos mortales. Me llaman Andrés. Fonoaudiólogo de profesión y padre de afición. Todo lo relacionado con el manga, anime, comics, videojuegos, cine, y ñoñez en general, tiene su lugar en este espacio.