Inicio » Noticias » Vídeojuegos » Review: Axiom Verge – Metroidvania excelente en 8/16 bits

Review: Axiom Verge – Metroidvania excelente en 8/16 bits

Axiom Verge, desarrollado y distribuido por Thomas Happ Games es un juego tipo Metroidvania con una estética y sonidos en 8 o 16 bits muy retro.

Tiempo de lectura: 9 minutos

Escrito por J Martínez el 16/12/2019
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Axiom Verge, desarrollado y distribuido por Thomas Happ Games es un juego tipo Metroidvania con una estética y sonidos en 8 o 16 bits muy retro. De la mejor forma posible toma la exploración de los Metroidvania y la exprime al máximo, complementándola con una infinidad de power-ups, habilidades y armas que encontraremos repartidas a través del inmenso mapa que nos pone por delante.

No me gustan los juegos en 2D. Es más, siendo más estricto, no me gustan los metroidvania. Me es completamente imposible tomarme en serio, o sentir real, un mapa y un mundo presentado en sólo 2 dimensiones. Además existe el hecho de que cada escenario siempre tendrá plataformas que pareciera que existen sólo para que podamos pararnos sobre ellas y poder avanzar. Y sí, a casi todos los videojuegos les pasa esto, pero las 2 dimensiones me hacen recalcarlo muchísimo más.

Dicho esto, me encantó Axiom Verge. Y diciendo me encantó me quedo corto. A pesar de que sigo sintiendo lo que dije en el párrafo anterior, el juego consigue algo que no todos consiguen tan fácilmente; tenerte enganchado durante toda la experiencia. Con cada paso que das, ya sea hacia adelante o hacia atrás, el juego encontrará la manera de sorprenderte y mostrarte cosas nuevas. Con una infinidad de mecánicas, cada giro que Axiom Verge da es un placer de ver y descubrir, haciendo que cada minuto que juguemos sea increíble.

Nostalgia en 8 y 16 bits

No termina de quedar muy claro si la estética es en 8 o 16 bits. Parece ser que es una extraña combinación entre ambas. Pero al final, lo único que importa es el aire retro que le da a al juego. Cada diseño de nivel, personaje, enemigo o incluso los fondos de cada escenario te recordará a esos viejos videojuegos que podrías jugar en SNES o una arcade.

En este sentido me recordó mucho a Metal Slug, guardando las evidentes diferencias en la ambientación de cada juego. Ahora, si no estás acostumbrado a jugar a títulos con éste tipo de estética, o si nunca has jugado juegos retro o antiguos, quizás se te hagan algo pesadas las visuales, casi como si no estuviesen muy trabajadas.

Aunque evidentemente esta estética es así a propósito, y una vez que te acostumbras te maravillarás con los escenarios, enemigos, personajes y proyectiles que puedas ir viendo.

Otro punto a destacar son las animaciones. Los enemigos tienen sus animaciones de combate bien definidas y reconocibles (algo que en este tipo de juegos creo que es muy necesario). Los escenarios, si lo requieren, poseerán objetos con animaciones bien detalladas, que les darán una vida increíble a los niveles.

Y lo mejor de todo son las animaciones de nuestro personaje. Los saltos, los movimientos, los movimientos de nuestra arma al disparar o usar alguna habilidad. Todo está increíblemente detallado y se siente muy fluido al verlo, haciendo que la sensación de juego a la vista sea más que placentera.

Resaltará, una vez que lo veas por primera vez, ciertos lugares en los que el juego parecerá buegado o con errores. Estos quedan perfectamente bien con la estética del juego, dando posibilidades increíbles a todo lo que podemos ver en él. Sin ir más lejos, una de las animaciones que más me gustaron fue la de poder atravesar paredes que encontraremos en cierto punto. Esta provoca que nuestro personaje tenga una especie de error que nos llevará a hacer la acción en cuestión.

El tema es que esta animación está tan bien trabajada, que para alguien que no sabe que es una habilidad, parecerá que estás aprovechándote de bugs del juego. Esto sólo lo logra el detalle visual increíble que tienen estos supuestos errores.

El aspecto sonoro también tendrá este carácter retro que los gráficos poseen. Ya sean los efectos de sonido al disparar, perforar o usar una habilidad, o el OST (que es maravilloso), todo estará trabajado en este estilo antiguo y nos dará una nostalgia de escuchar en la mente. Es decir, un disparo en Axiom Verge se asemejará más al movimiento de Pacman que a un disparo de Call of Duty. Y realmente esto le sienta genial al juego.

Ahora, siendo más estricto, el OST, a pesar de que está elaborado como para un videojuego de consolas de sobremesa antiguas, sí tiene una profundidad que dichos juegos sólo soñaban con poseer. Jugar a Axiom Verge con unos buenos audífonos es un placer, ya que cada pieza del soundtrack le dará una ambientación perfecta a los niveles, sumergiéndonos de lleno en todo el mundo que el juego nos plantea. Mención especial en este punto a la música que se reservaron para los jefes. Siendo motivadísimas y enérgicas, siempre nos darán ese empujón necesario para volver a intentarlo cuando fallemos.

Mecánicas que parecen no tener fin

Pero realmente el punto fuerte del juego son su mecánicas. Partiremos con absolutamente nada, salvo el poder movernos y saltar. Luego encontraremos nuestra primer arma. Después encontraremos otra. Y otra. Ahora, con una de estas nuevas armas podremos activar un tipo de interruptores que antes habíamos visto pero no podíamos usar. Detrás de la puerta que ese interruptor abrió encontraremos nuestra primera habilidad.

Con esta habilidad encontramos un power-up y nos mejoramos la vida. Con más vida llegamos al siguiente punto de control y encontramos una nueva habilidad. Y esto sigue, sigue y no se detiene hasta el final del juego.

La cantidad de armas, power-up y habilidades nuevas que podremos encontrar a través del juego es demencial, y el descubrimiento de estas no se detendrá hasta el final del juego. Ahora, igual hay algunas que tendrás que ser un buen explorador para encontrarlas. E igual hay algunas que tendrás que ser un observador excepcional para darles más utilidad de las que parece. Todo está tan, pero tan bien implementado que las sorpresas de cómo puedes usar las habilidades y armas no parará nunca.

Pero lamentablemente esta infinidad de mecánicas vienen con un problema. Evidentemente, cada habilidad poseerá su propia manera de ejecutarse y esto provoca que la complejidad del control, al menos con mando, se eleve. En varios puntos del juego me vi cayendo de plataformas porque me equivocaba de botón y usaba la habilidad incorrecta.

Por supuesto que esto no sería tan perjudicial si no ocurriese también en los jefes. Ahí, donde una equivocación es terrible y puede significar una muerte, el mapeo de controles que tienes en tu cabeza se te puede olvidar e inevitablemente morirás.

Otro punto negativo, que personalmente me encontré, es que más allá de que en los jefes te puede servir más un arma u otra, en la exploración directa personalmente usé sólo 1 (ya que está puede dañar a través de las paredes). Obviamente hay otras armas que son más útiles, pero me pareció curioso que no me haya visto en la necesidad de usar otras. Aunque la verdad, pensándolo en frío, la variedad en las armas está muy presente y su eficiencia en cada escenario puede ser más útil que otra.

Todas y cada una de las habilidades servirán a un sólo propósito (además de derrotar enemigos evidentemente); la exploración, que siendo honesto, es una delicia. Volver tras tus pasos no se hace para nada pesado gracias a los power-ups (un enemigo que antes matabas con 5 disparos lo derrotarás sólo con uno), y llegar hasta un punto en el que habías estado hace 3-4 horas puede darte una recompensa muy valiosa.

Es que el sentido de explorar, siempre presente en los metroidvania, en Axiom Verge se ejecuta extremadamente bien, se hace completamente recomendable (y necesario) y es increíblemente divertido.

La exploración se ve beneficiada también gracias a que poseemos un mapa que se irá relevando a medida que estemos en el área en cuestión, por lo que siempre tendremos claro los lugares donde no pudimos llegar previamente. Además podremos poner 2 marcas en los mapas para ir señalando lugares en los que vimos algo a lo que no pudimos acceder.

El mapa ayuda de sobremanera a la exploración así como también el poder mantener un registro de lugares en que hemos estado y los objetos que hemos dejado atrás. De otra forma, esto sería un completo caos, porque los escenarios son gigantescos y están plagados de secretos.

Por otro lado, me parece importante destacar (y atacar un poco) la narrativa del juego. Si bien me he enterado de muy poco, siempre me produjo curiosidad el argumento. Este se ve totalmente beneficiado gracias a ciertas zonas de los niveles en los que nos encontraremos unas máquinas gigantes y diremos; “¿Qué? ¿Qué es esto?“, e igual, si le tomamos atención a los diálogos, entenderemos lo que son.

Lamentablemente para el juego, más allá de estas zonas y ciertas curiosidades con las mecánicas muy puntuales, la historia estará contada completamente con texto e imágenes. Esto, al menos personalmente, provoca una nula empatía con el protagonista y los personajes que van apareciendo, además de que no termina de explicar demasiado bien la trama que por momentos se pone extremadamente complicada. ¿Interesante?, sí, bastante. Pero complicada y algo mal explicada también.

Conclusión

Axiom Verge es un metroidvania en su máxima expresión. Es también una oda tremenda a los juegos en 8/16 bits de antaño. Con unos gráficos y unos sonidos muy cuidados, hechos para darnos transportarnos a épocas de la SNES y máquinas recreativas, el juego nos mantendrá pegados a la silla por horas, sorprendiéndonos y refrescando sus mecánicas a cada momento.

Batallas contra jefes entretenidas, exploración deliciosa y un abanico de habilidades y armas que no parece terminar nunca es lo que encontraremos en este título que fácilmente nos dará 10 horas de entretenimiento aseguradas. Y aunque tenga puntos algo bajos, estos son muy puntuales, e igual los pasas por alto en la suma y resta de cosas que Axiom Verge tiene por aportar.

Axiom Verge está disponible para PC, PS4, PSVita, Wii U, Nintendo Switch y Xbox One a través de sus respectivas tiendas.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

68 publicaciones.

Sobre J Martínez

23 años. Holi, no sé que más poner

X
No olvides leer nuestra última revista digital