Inicio » Noticias » Zona Oriental » Manga » Reseña: Zatoichi de Hiroshi Hirata

Reseña: Zatoichi de Hiroshi Hirata

Publicado en Japón el año 1967, el manga Zatoichi de Hiroshi Hirata relata las aventuras del masajista ciego.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Andrelo el 27/10/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

El año 2009, la extinta editorial española Glenat, lanzó al mercado Héroes Anónimos, un recopilatorio de historias cortas sobre samuráis. De esta manera, en España se abrió todo un mundo al trabajo de Hiroshi Hirata, uno de los más grandes representantes del realismo en el manga.

Pasaron 3 años hasta que se publicó Zatoichi, manga basado en la novela del mismo nombre escrita por el célebre Kan Shimosawa. En la versión de Hirata, vemos al famoso masajista ciego enfrentar decenas de yakuzas y samuráis, haciendo gala de su exquisita técnica de desenvaine.

Hiroshi Hirata

Aprovecharemos esta reseña de Zatoichi para adentrarnos un poco en el mundo de Hiroshi Hirata, y así sentar bases para próximas reseñas de este autor.

Hiroshi Hirata nació en 1937 en Tokyo, y es uno de los autores de manga más longevos y con más prestigio en la actualidad. A día de hoy tiene 84 años, y lleva más de 63 en el mundo del dibujo y las historietas. A pesar de su edad, sigue activo en la industria y hace un par de años fue invitado al Salón del Manga de Barcelona.

Hiroshi Hirata

Nacido en plena segunda guerra mundial, vivió su primera infancia bajo bombardeos americanos. En 1954 su padre fallece, y él con solo 17 años, tuvo que hacerse cargo de su familia, entrando a trabajar a una fábrica, muy alejado del mundo del manga. Con un interés permanente en el dibujo histórico, en 1958 publicó su primer trabajo.

Si bien publicó varios trabajos por algunos años, no fue hasta que se popularizó el estilo gekiga a finales de los años 60’s que la carrera de Hirata despegó. El gekiga es una corriente de manga orientada al público adulto, lleno de realismo histórico y drama, a diferencia de las historias infantiles que predominaban en esos años (como Astroboy de Ozamu Tesuka).

Fue así que en el año 1967, mientras Tesuka publicaba Dororo, Hirata –en su estilo más adulto- publicó Zatoichi, un manga basado en la novela del mismo nombre del escritor Kan Shimozawa. De aquí en adelante la carrera de Hirata iría en aumento, publicando decenas de trabajos a lo largo de los años.

Sobre Zatoichi

Nacido en 1892 en Japón, Kan Shimosawa fue un novelista de renombre durante el siglo XX, cuya fama internacional, en gran medida se la debe a Zatoichi. El masajista ciego tuvo su primera aparición en la novela corta Zatoichi Monogatari, que sirvió como base para la primera película de 1962.

Entre 1962 y 1989 se estrenaron 26 películas sobre el personaje Zatoichi, todas interpretadas por Shintaro Katsu. Luego de la muerte del actor, la saga entró en receso, hasta que en 2003 se estrenó una nueva película protagonizada por Takeshi Kitano. Es gracias a esta última cinta que el personaje tuvo un renacer y se popularizó a nivel mundial (sin quitar, por supuesto, mérito a todas las anteriores).

Argumento Zatoichi de Hiroshi Hirata

En la adaptación del maestro Hirata, el personaje de Zatoichi presencia la muerte de Tamekichi, quien en su último aliento le pide que le lleve su dinero a su hijo Taichi. Sin entender mucho en qué lío se estaba metiendo, el masajista llega a un pueblo sometido por un grupo yakuza, donde tendrá que decidir qué acciones tomar.

Opinión y Análisis

Zatoichi de Hirata nos presenta una historia bastante simple, sin grandes pretensiones, pero con muy buen desarrollo. El manga cuenta únicamente con dos grandes capítulos; Se escucha el canto de Zatoichi, y Zatoichi atraviesa el mar, los que sumados dan 221 hojas. Esto hace que sea una lectura bastante ligera y cómoda.

Al momento de publicarse el manga de Hirata, Zatoichi ya había aparecido en por lo menos 6 películas, por lo que el background del personaje ya había sido explorado en gran profundidad. Por lo mismo, Hirata no intenta indagar ni comprender en demasía la psiquis ni pasado del personaje, sino más bien hace que fluya a través de los acontecimientos del periodo Edo.

Las escenas de acción y sangre tienen una fluidez propia del trabajo de Hirata, sin embargo el dibujo dista mucho de la perfección y detalle que lograría años más adelante. Pese a eso, los paneles y viñetas son armónicos y muy agradables de leer. Interesante que en el personaje de Goichi se nota mucho la influencia del estilo de Ozamu Tesuka.

Zatoichi de Hirata es una obra liviana que sirve para adentrarse en el mundo de este autor. Por una parte, si han visto alguna de las películas de la saga, la lectura será mucho más amigable y amena. Por otro lado, si no se ha visto ninguna, este primer acercamiento servirá como base para poder ver al masajista en la pantalla. Se recomienda encarecidamente Zatoichi de 2003.

Nos leemos luego.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

70 publicaciones.

Sobre Andrelo

Saludos mortales. Me llaman Andrés. Fonoaudiólogo de profesión y padre de afición. Todo lo relacionado con el manga, anime, comics, videojuegos, cine, y ñoñez en general, tiene su lugar en este espacio.