Inicio » Noticias » Cine y televisión » Reseña: Resident Evil: Infinite Darkness

Reseña: Resident Evil: Infinite Darkness

Resident Evil celebra el 25º aniversario de su exitosa saga de videojuegos y nos trae una nueva serie CGI; Resident Evil: Infinte Darkness

Tiempo de lectura: 7 minutos

Escrito por Felipe Ignacio Pereira el 19/07/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Resident Evil es una de las sagas de videojuegos más exitosa de la historia, con un recorrido de más de 2 décadas no solo en videojuegos, sino que también incursionando en films, juegos de mesa, cómics, mangas y hasta obras de teatro basadas en la franquicia. Sin ir más lejos, este año se presentó la primera serie canónica de la saga, Resident Evil: Infinite Darkness.

Difícil sería pensar hace 25 años, en 1996, que un videojuego para la consola PlayStation se volvería una de las franquicias más potentes de Capcom, codeándose con grandes como Street Fighter y revolucionando los videojuegos con una historia que, si bien no inauguraría el género como tal, si pondría las bases del Survival Horror.

Tal fue el éxito de la saga de virus, zombies y aberraciones creadas por la Corporación Umbrella, que se abrió un abanico de posibilidades para expandir la historia y robustecer el lore de la saga. Es así como en 2008 se dio inicio a la creación de películas CGI que llegaría a condimentar el canon, con Resident Evil: Degeneration (2008), Resident Evil: Damnnation (2012) y Resident Evil: Vendetta (2017).

Poster oficial de Resident Evil: Infinite Darkness.

Como forma de celebrar el aniversario 25 de la saga, Capcom decidió tirar la casa por la ventana. Este año se estrenaría el videojuego Resident Evil Village, un reboot cinematográfico de la saga a la que le dio vida Milla Jovovich, y una serie CGI, que al igual que las cintas mencionadas, contaría un capitulo nuevo dentro de la saga de videojuegos. Así llega Resident Evil: Infinite Darkness.

La historia de Resident Evil: Infinite Darkness

Al igual que las cintas, la serie es una pieza para fans de la saga más que para un público casual, por lo que es necesario tener cierto background del año en que ocurren los hechos y de quienes son los personajes. La serie trascurre en 2006, un par de años desde el videojuego Resident Evil 4 y un año desde Resident Evil: Degeneration.

Y al igual que esta última, es protagonizada por Leon Kennedy y Claire Redfield, personajes insignias de la saga, quienes vieron la luz allá por 1998 en el aclamado Resident Evil 2, donde eran unos jóvenes protagonistas. Ocho años después, más maduros, se vuelven a encontrar bajo una maraña de misterios que conectan a la Casa Blanca y oscuros secretos.

Un ataque deja expuesta a la Casa Blanca, por lo que se llama a diferentes agentes especiales para proteger al Presidente de la nación. Entre ellos es convocado Leon Kennedy. El mismo día de su llegada, un brote de un extraño virus deja expuesto a los trabajadores de la casa blanca volviéndolos zombis, por lo que la protección del presidente es una prioridad.

Leon Kennedy como agente especial protegiendo al presidente durante un brote de zombies en la Casa Blanca en Resident Evil: Infinite Darkness.

Por otro lado, Claire Redfield, quien trabaja para TerraSave, se encuentra en Penastam, un país azotado por guerras civiles. Allí descubre que militares de las fuerzas norteamericanas estuvieron expuestos a un virus. Ambas situaciones se conectan, y es tarea de Leon y Claire descubrir la conspiración bajo estos ataques de armamento viral.

Claire y Leon, sobrevivientes del universo de Resident Evil

Sin duda el plato fuerte de Resident Evil: Infinite Darkness era poder ver un nuevo reencuentro entre esta pareja, viéndolos trabajar juntos para hacerse su camino entre armas biológicas descubriendo una conspiración. Sin embargo, el reencuentro de los personajes queda más como algo anecdótico que como algo vital para la trama.

Leon Kennedy es el personaje que tiene más aparición en pantalla, envuelto en escenas de acción y en un trama lineal que hace que se luzca como el sobreviviente innato que es, al igual que en los videojuegos. No logramos ver un arco evolutivo del personaje, solo lo vemos en lo mejor que sabe hacer, ser un héroe de acción.

Claire Redfield, en su rol de coprotagonista, queda relegada a un personaje de apoyo con poco que aportar o incidir en la trama. Salvo por el inicio y el fin de la temporada, sus interacciones con León son mínimas, y se siente más como un relleno usado para vender a la pareja dentro de la serie que como un personaje de armas tomar, como en los videojuegos.

Claire Redfield vuelve en este nuevo capitulo par descubrir el misterio de Resident Evil: Infinite Darkness.

Los personajes más interesantes y que tienen incidencia en cómo se desenvuelve la trama, son los agentes federales Shenmei y Jason. Ambos vinculados al accidente en Penastam, logran llevar a Leon a descubrir qué hay detrás de la conspiración y el accidente de la Casa Blanca, y cómo esto debe ser frenado antes de desencadenar un guerra con China.

Calidad de Resident Evil: Infinte Darkness

En contraposición a la calidad de la historia presentada, la serie es un regocijo audiovisual, con un CGI pulido y fluido que logra resolver de buena forma las escenas de acción y suspenso a lo largo de la serie.

En el diseño de escenarios se logra ver un detalle acabado en la mayoría de estos, al igual que en el diseño de personajes, donde las expresiones faciales y corporales están bien cuidadas.

El talento de las voces es otro plus que logra ayudar a la serie, con Nick Apostolides y Stephanie Panisello volviendo a dar las voces a Leon y Claire respectivamente, volviendo del remake de Resident Evil 2 en 2019. Ambos logran marcar bien la madurez de sus personajes a través de sus tonos, lo que da un capa de profundidad y cuidado con los detalles.

Las BOW’s, parte esencial de la saga, no faltan en Resident Evil: Infinite Darkness.

El futuro tras Infinite Darkness

Con el anuncio de Resident Evil: Infinite Darkness, Capcom nos prometía una serie que aportaría al canon y en la que no solo tendríamos a Leon y a Claire, sino que estaría llena de cameos de personajes protagonistas de la saga, haciendo crecer un hype frente a los fans de la saga. Lamentablemente, esto no se logra cumplir.

Con una historia intrascendente dentro del canon y que no lograr cerrarse bien, se le puede dar el beneficio de la duda y pensar que se nos ha dejado la puerta abierta para una segunda temporada. Sin embargo, la forma de narración con la que nos encontramos se siente más como una película dividida en 4 partes que como una serie que nos deje sub tramas a tratar en el futuro.

Las ideas nuevas que se aportan dentro de la historia son rápidamente deshechas y, para el final de temporada, todo se logra cerrar de forma apresurada y cortante. Asimismo, el desarrollo de los personajes es más bien nulo, cometiendo el mismo error que las cintas CGI cometieron en su tiempo, dejar a Leon como el eterno sobreviviente y el resto de personajes como relleno.

Capcom y Netflix aún no ha confirmado si se realizará una segunda temporada que pueda remendar los errores que Reisdent Evil: Infinite Darkness deja, con una historia visualmente impresionante pero narrativamente vacía y superflua, que no deja la vara alta ni para futuros proyectos de la franquicia, ni para series de anime exhibidas en Netflix.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

18 publicaciones.

Sobre Felipe Ignacio Pereira

Mi nombre es Felipe, soy ñoño por elección, escritor por pasión, realizador audiovisual por vocación. Me gustan los X-Men y Buffy. Hice mi primer fatality a los 7 años.

X