Inicio » Cine y televisión » Los Anillos de Poder: ¿será una mala producción?

Los Anillos de Poder: ¿será una mala producción?

La nueva serie basada en el mundo de J. R. R. Tolkien ha generado mucho debate meses antes de ver la luz. ¿A qué se debe tanto "hate"?

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Chico Guitarra el 01/04/2022

Cuando se supo que Amazon estaba trabajando en una serie basada en el mundo de “El Señor de los Anillos”, realmente me fue difícil contener la emoción. Siendo alguien que no ha leído los libros de dicha trilogía (ni otros escritos que expanden la mitología y lore de la Tierra Media) me fue imposible no fascinarme ante tal mundo de fantasía que vimos en el séptimo arte.

Mas tarde y con el paso de los meses, se anunció que el nombre oficial de la serie sería “Los Anillos de Poder”, que será una precuela ambientada muchos años antes incluso de “El Hobbit”, y además se liberaron muchas imágenes, enseñando detalles de locaciones y personajes completamente nuevos.

Pero no fue a partir de la salida del primer teaser cuando, para mi sorpresa, se inició una ola de críticas negativas a una serie que aún no podemos si quiera ver, sepultándola por adelantado y catalogándola de un “completo fracaso”. ¿A qué se debe esto?

“El proyecto más ambicioso de Amazon Prime Video”

Para comenzar, lo que se sabe sobre la serie como tal es que estará ubicada una era antes de la cual se desarrollan los eventos de la guerra del anillo, específicamente cuando los anillos fueron forjados, y que tomará por inspiración obras de J. R. R. Tolkien que expanden la riqueza de su mundo, como “El Silmarillion”.

Con personajes que regresan, aunque con nuevas interpretaciones, el teaser enseñó toda la calidad en cuanto a producción, diseño de vestuario y de arte, además de los bellísimos paisajes en su mayoría grabados en Nueva Zelanda, dejaron en claro que se trata de una superproducción.

A pesar de eso, la polémica se armó casi de inmediato, ya que muchos fans puristas de las obras de Tolkien acusaron a la producción de ser irrespetuosa respecto al canon, y esto en específico por características físicas sobre los personajes.

Por un lado, estaban aquellos adeptos al canon de Tolkien, quienes expresaron inaceptable que existiera, por ejemplo, una enana negra (no existen enanos negros en la Tierra Media) y además que no tuviese barba (tal y como describe Gimli a las mujeres enanas) por lo que culparon a las tendencias inclusivas de arruinar por adelantado a la serie.

Y por “el otro lado de la vereda” están aquellos que, en respuesta a los fans de Tolkien, los acusaron de racistas y retrógrados ante la postura tan intolerante sobre las nuevas adaptaciones a los personajes.

¿Un cambio viene mal siempre?

Dentro de todo este intenso debate, me gusta pensar que todo cambio viene bien, mientras se implemente bien. Tomo de ejemplo la comparación entre la trilogía cinematográfica de El señor de los Anillos y la de El Hobbit.

La basada en la guerra del anillo es de un tono muy adulto, serio y realista, debido a como son los acontecimientos y, por el contrario, la historia de Bilbo Bolsón tiene un tono más ligero y una paleta de colores más vivos, mucho más parecido a un cuento. Para aquellos que vieron primero las películas de inicios de los 2000 vieron sumamente inferior El Hobbit.

Pero la verdad es que, si bien forman parte del mismo mundo, son historias muy distintas. El Hobbit se toma libertades en cuanto al canon establecido de Tolkien debido a que su base para una trilogía es un solo libro, y aun así es muy disfrutable.

  • Además, los videojuegos de Middle Earth, tanto Shadow of Mordor como Shadow of War plantean historias totalmente originales que no forman parte del canon, pero aun así respetan la continuidad de hechos importantes dentro de ese mundo.

Y ese es el punto: respeto. Se pueden hacer cambios y libertades creativas mientras estas sean justificadas y coherentes dentro de las reglas e historia de un mundo ya establecido.

También, es pertinente entender la imposibilidad de Amazon en tener un asesoramiento directo al creador de este mundo. Si, J. R. R Tolkien es irremplazable, aunque se tengan mil expertos en la materia de sus creaciones (cosa que Disney si puede hacer con George Lucas y Star Wars).

Y es esta la razón del enojo de los defensores de Tolkien, y es que en un inicio se les prometió que la nueva serie seria fiel al canon, pero al mismo tiempo esta iba a ser una “adaptación” de hechos, lo que de una forma u otra genera cambios.

Conclusión: hay que esperar a verla

Es comprensible que las personas opinen sobre algo que les importa, y más aún sobre un producto basado en una de las sagas cinematográficas más famosas e influyentes en el género de fantasía. Esto ya ocurrió con otra saga cinematográfica influyente y sí, me refiero a la mano de Disney sobre Star Wars, en donde el resultado no fue del todo favorable (salvo por las series).

Así como las expectativas positivas por la nueva trilogía de Star Wars acabó jugando en contra, quizá las pocas expectativas que hay ahora favorezcan a Los Anillos de Poder, ya que aun ni si quiera sale y ya se le puso la lápida que, en mi opinión, es injusto. A toda producción, sea en el cine o en la televisión, se le debe juzgar por su calidad y contenido cinematográfico antes que por cualquier cambio que se sienta injustificado.

Punpunia.cl

Sobre Chico Guitarra

Hola! Si de casualidad llegaste aquí por información, dejame decirte que no encontrarás a ningún experto escritor ni nada parecido a eso. Lo único que encontrarás es a un sujeto común y corriente, pero muy apasionado y entregado al máximo por y para cada cosa que hace ;)

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí