Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Chileno » Reseña: La grieta II, el palpable terror chileno

Reseña: La grieta II, el palpable terror chileno

En su segunda parte, Christian Luco nos lleva de regreso a la ciudad de la Montaña para vivir en carne propia las consecuencias de La Grieta

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Yerko Soto el 22/02/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Quién diría que un autor aclamado por una obra tan extremadamente tierna y adorable, como lo es Salchi Cómic, también tendría un lado tétrico y oscuro, donde muestra unos dotes inigualables a la hora de entregarnos una obra llena de terror, misterio, asesinatos y un exquisito toque detectivesco. Hablamos nada más ni nada menos que de La Grieta, una saga de terror en la que Christian Luco ha demostrado un desplante “cinematográfico” espectacular aterrizado al papel.

La Grieta plantea una premisa muy sencilla (a primera vista): un típico detective que está en plena búsqueda de un asesino serial que ha aterrorizado a una ciudad, La Montaña; sin embargo, se percatará poco a poco que este caso no es nada normal y que sobrepasa con creces lo que se considera “natural”.

A groso modo, existe un lugar más allá de la muerte, pero no es precisamente el Edén, menos aún si consideramos que todo lo que ocurre en la primera parte de La Grieta no es más que un caso de ocultismo y posesiones demoníacas, propiciado por una antigua anciana que lo único que deseaba era lograr traer criaturas del “otro lado” creando portales a través de las personas.

Los eventos desarrollados en la primera entrega nos llevan a través de una sucesión de desgracias que culminan en un final fabuloso, dejando en claro el título del cómic y abriendo un sinfín de posibilidades que Luco no duda en desarrollar en esta segunda parte.

Booktrailer La Grieta II con las voces de Coté Meneses, Christian Luco y Gilberto Villarroel (Zona Cero y Cochrane vs Cthulhu).

La Grieta II sigue los acontecimientos de manera lineal sobre lo que dejó su predecesora. En esta entrega encarnaremos a la detective Karina Stern, quien fuera la aprendiz del detective Garrao (la cual, por cierto, jamás aparece en la primera parte) y que debe hacer frente a las graves consecuencias ocurridas en el Hostal Arrayán.

Junto a ella atestiguaremos no sólo el “pequeño” problema de los demonios sueltos en nuestro plano terrenal, sino que también deberemos lidiar con la hoy consabida política e inmunidad que tienen ciertas personas con un gran poder.

Hay que destacar que la ciudad ya no es la misma que dejó Garrao. Nos encontramos frente a un ambiente muchísimo más tenso, con el alzamiento civiles contra el crimen que no ha dejado de aumentar, y los asesinatos perpetrados por las criaturas que lograron atravesar la grieta. Los oficiales de policía perdieron toda credibilidad y confianza y son fácilmente manipulables. ¿Acaso no hay quién ponga el orden en este desmadre?

Antiguos personajes vuelven al escenario tomando roles importantes, moviendo los hilos tras bambalinas para ir dando forma a un capítulo lleno de odio y venganza, obligando de cierta manera a que, de entre tantos demonios, renazca un ser capaz de dar fin a todo esto. Pero, ¿será suficiente?

Karina Stern se lleva el protagonismo en La Grieta II, haciendo frente con un temple sólido a fuerzas inimaginables que escapan de todo raciocinio. Pese a la incredulidad ante la situación, los hechos que presenciaremos junto a ella serán más que suficientes para echar abajo nuestras creencias y abrir la mente, cimentando así el camino para que juntos entremos en la grieta final.

Opinión personal

Christian Luco nuevamente entrega una obra digna de tener en la biblioteca personal. Sigue un ritmo paulatino en la narración no obstante dándonos increíbles escenas de acción, y sin perder el hilo narrativo entretejido.

Ideas claras y arte perfecto enfocado al estilo de la historia es lo que demuestra en ambos cómics. El dramatismo en sus ilustraciones potenciado por el coloreado, nos lleva a intuir que todo lo que estamos leyendo no es más que parte de un episodio sucio y tenebroso en la historia de Ciudad de la Montaña. El tono intrigante de la obra se agradece totalmente.

Hay que destacar que, en este apartado, en cuanto al dibujo se trata, existe un ligero avance, quedando demostrado sobre todo en los fondos utilizados. Si en La Grieta I los fondos no eran más que simples trazos, acá hay una mejoría al proyectar planos más abiertos.

Sobre el desarrollo de la historia, nada que decir. Las viñetas no están puestas al azar, todas aportan y enriquecen la obra haciendo que se convierta una delicia de lectura que devoras en un santiamén.

Quiero destacar el desarrollo y el giro que fue tomando poco a poco el detective Garrao a través de las páginas. No es misterio para nadie que el detective volvería a hacer su aparición en la segunda parte; lo que no sabíamos es el enorme esfuerzo que hará por mantener bajo control su sed de sangre, generando aprecio por el personaje y despertando el deseo de que todo vuelva a la normalidad.

Creo que, más allá de mostrar a uno que otro demonio por ahí y por allá, faltó ahondar algo más en el desarrollo del terror o suspenso. Esta segunda entrega se caracteriza más que nada por temas políticos, lo que no es malo, sin embargo uno esperaba algo más cercano a su anterior cómic. (Luco, ¡métele más terror! ¡Mátanos de un infarto al miocardio!).

Para finalizar, nuevamente quedamos con un final inconcluso, prometiendo que lo que se viene en La Grieta III será, por lo bajo, espectacular.

Al parecer, así como se desarrollan los acontecimientos, nos aventuraremos a conocer los más terroríficos y profundos misterios de los infiernos. Por lo tanto, preparen y abran sus mentes para que todos podamos, de alguna manera, salir airosos a través de la grieta.

Recuerden que pueden estar al tanto de las publicaciones de Christian Luco en su página web LaGrieta.cl

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

151 publicaciones.

Sobre Yerko Soto

Mi nombre es Yerko Soto, tengo 32 años y soy Diseñador Gráfico y Programador. Fundé Comiqueros.cl en el año 2019 y me encantan los cómics, y videojuegos. Vivo con mi pareja y tengo un hijo peludo que maulla: Ricardo.