Inicio » Noticias » Vídeojuegos » Reseña – Halo: Combat Evolved, la evolución de un género

Reseña – Halo: Combat Evolved, la evolución de un género

En noviembre del 2001 se lanzaba la primera Xbox junto con Halo: Combat Evolved, un FPS legendario. Hoy resañaremos a detalle este gran juego.

Tiempo de lectura: 14 minutos

Escrito por Diego Sandoval el 12/01/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Se dice que los grandes artistas copian. Esto es una forma directa de decir que varios autores saben cómo manejar sus influencias para ofrecer obras únicas. En el caso de Bungie Studios, su primer juego fue un clon de Pong llamado Gnop!, lanzado para computadoras Mac en 1990. El juego fue popular, debido a que no había un port oficial de pong para estas plataformas. 

Luego Bungie lanzó varios juegos que les traerán mucho éxito como Pathways into Darkness, la trilogía de Marathon, Myth: The Fallen Lords, etc. Llegando 1997, el estudio empezó a trabajar en un juego de estrategia en tiempo real con ambientación de ciencia ficción, pero el juego mutó a ser un shooter en tercera persona, para luego usar una vista subjetiva. Este juego sería lo que conocemos hoy como Halo

El inicio de Bungie

Halo originalmente saldría para Mac y Windows, pero Microsoft mostró interés en el proyecto, y adquirió el estudio, haciendo que el juego se volviera una exclusiva para la primera Xbox. De ahí, Bungie pasó por mucho ensayo y error para perfeccionar el programa. Tuvo que quitar lo que no funcionaba, haciendo muchos cambios en el camino, para llegar al juego que tenemos hoy.

En este esperanzador 2021 vamos a iniciar una serie de artículos durante el año, en donde repasamos las saga de Halo de cara al lanzamiento de Halo Infinite, y recordaremos por qué el Jefe Maestro es un gran héroe.  

El sitio Unseen 64 recopilo varías betas de Halo

Campaña 

Desde los noventa, el género de los FPS fue un privilegio para los usuarios de PC, y si bien hubieron intentos para adaptarlo en consolas, el binomio teclado y mouse era lo ideal para el género. Hubo FPS pensados para consolas como Goldeneye y Perfect Dark que trajeron varias soluciones de diseño, pero Halo es el que trajo estándares que se usan hasta hoy en día.

El sistema de control de Halo está pensado para una conciencia de consolas, creando un manejo simple de entender. Los Sticks del control remplaza bien las funciones de movimiento y vista de un FPS de PC, y si bien la precisión no es exacta como la de un mouse, esto no es un problema, ya que el diseño de juego no requiere una precisión entrenada para el jugador.

En su eje principal, Halo se juega como cualquier FPS, pero rompe varías reglas establecidas del género. Solo podremos portar 2 armas, las que intercambiaremos por otras en nuestro camino. Además contamos con salud regenerativa o, mejor dicho, escudos recargables. 

Muchos FPS no limitaban el inventario de armas, pero Halo lo limita por una buena razón; invita al jugador a experimentar con todo el sistema de juego y su entorno. Dentro del arsenal contamos con armas humanas y alienígenas, con diferencias notables una de otras, y cada arma tiene mecánicas únicas que sorprenden al jugador constantemente.  

La esencia clásica del FPS está presente, debido a que cada enemigo cuenta con diversas estrategias que hay que saber para acabar con ellos, y también es necesario experimentar con el entorno y las armas. De hecho, Bungie se inspiró en el primer DOOM para crear un sinergia atrapante en su sistema de juego. 

En Halo existe un bucle o triángulo en el cual se cierne su combate. El ciclo va de usar armas a distancia, granadas, y ataques cuerpo a cuerpo. 

Halo es una experiencia que va en constante transformación, haciendo de cada partida, algo distinto a probar. El diseño de juego premia bien las aproximaciones agresivas y las acciones defensivas, ya sea por la valentía de enfrentar al oponente, o tirar una granada y cubrirse para recargar nuestros escudos, formando un termino intermedio sólido.

La inteligencia artificial de Halo fue un avance importante en su momento. Los oponentes reaccionan de diversas formas hacia nosotros. El accionar de los enemigos genera situaciones variadas, sobre todo con los Grunts, unos enanos que se asustan fácilmente, transformando el panorama.   

El juego cuenta con entornos abiertos que incentivan al jugador a crear nuevas formas de ir a hacia los enemigos. En estos escenarios podemos encontrar diversos vehículos con mecánicas distintas, como torretas para abrirnos paso, Power-Ups, y aliados que ayudarán. Así tenemos distintas formas de atacar directamente, ya sea usando francotirador, o atropellando a un Covenant como Johnny Herrera. 

Hay dos tipos de enemigos, el Covenant y los Flood. El Covenant actúa como un ejercito, mientras que los Flood son como animales salvajes con sus ataques, por lo que debemos responder de forma agresiva. 

Sin embargo, debido a los problemas que Bungie tuvo que atravesar para terminar el juego, algunos diseños de niveles funcionan y otros no. En los entornos abiertos es donde la libertad de acción está muy lograda, mientras que los entornos cerrados permiten una acción más directa y llena de estímulos. El problema es que varios de estos escenarios tienden a repetirse mucho, ya sea en estructuras o elementos visuales que se reciclaran mucho.

Esto llega a ser tedioso en la segunda mitad del juego, en partes donde entramos a instalaciones del Covenant, pero sobretodo en las de los Flood. Sin embargo, el incentivo por experimentar con el sistema de juego hace que se puedan digerir estas secciones. 

Otro problema, es que algunos picos de dificultades están desbalanceados, como en secciones donde no contamos con las armas adecuadas y justo tenemos que hacer frente a vehículos enemigos, o momentos donde entramos por una puerta y una manada, de sorpresa, nos mata.  

Sin embargo, estas deficiencias no arruinan el juego, y en sí, todo el conjunto de juego funciona muy bien, volviéndolo toda una evolución para el género en ese entonces. 

Historia

Halo nos presenta un conflicto futurista, en el cual la humanidad, por medio de la colonización espacial, entró en contacto con un pacto entre diversas razas alienígenas, llamado el Covenant. El Covenant ve a la humanidad como una amenaza y entra en guerra. Por muchos años, la guerra generó muchas bajas para los dos lados, pero llegó un punto en que nuestra raza ya estaba perdiendo. 

La acción empieza cuando el Covenant ataca una nave humana llamada The Pillar of Autumn. Frente a esta situación, se lanza a la batalla a un soldado Spartan, denominado el Jefe Maestro, un militar de élite que forma parte de un proyecto de modificación genética especial para crear súper soldados.  

Luego de ir evandiendo a los Covenant, nos introducen a Cortana, la IA que nos guiará durante todo el juego. Esta invasión nos hará escapar de la nave, para luego aterrizar en un planeta raro con forma de aureola (Halo), y tendremos que descubrir sus secretos.

Evitando entrar en detalles, Halo nos hace creer inicialmente que esto sería una historia simple de humanos contra aliens, pero a lo largo del juego, vemos cómo todo se complica, formando muchos matices en la trama. Todo esto se desarrolla de forma exponencial. Los villanos no eran tan así como lo pensábamos, surgen más antagonistas, y preguntas frente a nosotros. 

Al principio la historia nos tiene pensando en lo que estamos viviendo, pero luego todo va tomando vuelo cuando conocemos a los otros antagonistas, como los parásitos Flood, y las verdaderas funciones del Halo, dotando misterio y una riqueza argumental. 

La narrativa hace uso de cinemáticas en varios momentos, son funcionales, pero no llegan a ser tan buenas en términos de realización.

Multiplayer

Originalmente Bungie no pensaba en crear un modo multijugador, pero a pocos meses de terminar el desarrollo, se decidió hacerlo, aprovechando la pantalla dividida y las capacidades LAN de Xbox, que permitía conectar una consola con otra.

Sorpresivamente fue un éxito. Este modo tenía las bases de los shooter arena tipo Quake 3 o Unreal Tournament, pero adaptadas a Halo, creando así un multiplayer muy funcional en consolas. No se podía jugar en línea, porque de inicio Xbox Live no estaba presente. Eso cambiaría en la secuela y traería una revolución. 

Gráficos y el remake

Gráficamente Halo fue un avance tremendo en su tiempo, un FPS nunca se había visto tan bien en una consola, y sacaba a relucir lo mejor de Xbox. Hoy en día ese apartado gráfico no ha envejecido bien, y muchas texturas se sienten muy simples. La dirección arte está bien lograda, con una identidad propia con fuerza, logrando ser icónica.

En el año 2011 salió Halo: Combat Evolved Anniversary, un remake para Xbox 360. Es una buen revisión a grandes rasgos, y se juega igual al original, pero ilumina muchas zonas que primordialmente eran oscuras, como las instalaciones del Covenant y del Flood, comprometiendo la visión de Bungie. Lo bueno es que con un botón se puede pasar al juego de 2001 en cualquier momento, algo que podrían hacer varios remakes. 

Música

Martin O’Donnell es el encargado de la banda sonora, y en este apartado hace un tremendo trabajo que utiliza coros, mucha percusión, pianos, piezas orquestadas para lograr un buen feeling .

La música sirve para transmitir todo un sentimiento de misticismo alrededor de Halo y también para ayudar al diseño de juego, despertando en el jugador todo los estados de ánimo necesarios para estar inmerso.

Conclusiones 

Halo: Combat Evolved marcó un antes y un después, haciendo que un género fuera finalmente funcional en consolas, trayendo a la vez ideas frescas que este necesitaba. Bungie sentó las bases en cómo se debe hacer FPS en consolas y como crear multiplayers para estas. 

Hay quienes dicen que Halo ha arruinado el género. Y quizás el juego haya envejecido mal en gráficos y en algunos apartados jugables. El problema no está en quien creo una tendencia, sino en quienes imitan de mal forma la tendencia; algunos shooters que seguían a Halo no entendían bien la obra, y terminaron creando vicios de diseño. 

“No. Creo que acabamos de empezar.”

El Jefe Maestro en Halo Combat Evolved.

Halo creó toda una masa de fanáticos que sigue fielmente la saga y desarrolla contenido para esta, como la serie de Red Vs. Blue.  Afortunadamente, esta obra está al alcance de todo el mundo, ya sea por Steam, en las consolas de Xbox, el compilatorio de The Master Chief Collection, o pagando el Gamepass. Así podrás entrar a conocer todo lo que Halo oculta. 

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

28 publicaciones.

Sobre Diego Sandoval

Conocido también como Dr. Cayman en la web. Soy un amante del arte en todas sus corrientes y por sobretodo del videojuego. Actualmente me dedico al arte digital y al Game design. Puede que en una vida pasada pude haber sido un doctor de la plaga o un loco de remate.