Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Chileno » Reseña: El ejercito de Dios – Acción Cómics

Reseña: El ejercito de Dios – Acción Cómics

La delincuencia, el crimen organizado y drogas son el limite para el Padre Armas, quien decide tomar un camino poco ortodoxo en El Ejercito de Dios.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Escrito por Carlos Segovia el 28/12/2019
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

 

Cuando la tierra se transforma en un infierno es hora de que alguien traiga la justicia de Dios a los hombres.

El cómic chileno El ejercicio de Dios inicia en un barrio de clase media en lo que se da a entender por la jerga que es Chile. Vemos en primer plano al Padre Armas, un hombre de barrio que en las primeras páginas muestra una fuerte vocación de servicio y con mucha cercanía a su “rebaño”, pero al ver la marginalidad y el tráfico de drogas, entre otros delitos en su población, encuentra que una actitud pasiva no es suficiente y se levanta a las armas como una consigna divina.

El Padre plasma esta ideología brutal de tal manera que marcará su camino en las siguientes páginas sin mostrar ningún signo de piedad frente a aquellos que hacen daño a su comunidad. Dando el puntapié inicial lo vemos en la Iglesia de su barrio, donde descarga una semiautomática contra el culpable de ciertos eventos que llevaron a Armas a tomar un camino poco ortodoxo.

Frente a los delitos en su comunidad se muestra duro y sin piedad, pero en un par de viñetas, en medio de la historia, se le ve incluso piadoso, mostrando de forma muy creativa algo similar a la parábola bíblica del “Hijo prodigo”, sin dejar de repartir golpes y desplegando cuadros llenos de acción.

Escrito está: Mi casa es casa de oración; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones

Tras tener todo perdido seremos testigos de sus destrezas en combate e ingenio. En un galpón, amarrado, golpeado y con todo en su contra, se aprecia las habilidades del Padre Armas, tanto que genera la duda sobre su suerte o si de verdad alguien “arriba” le quiere ayudar, a pesar de lo despiadado de su actuar.

Tras los eventos desarrollados en el cómic finalmente nos queda claro cuál es la posición del cura, sus motivaciones y cómo seguirá en el futuro la historia, con un el Padre Armas inserto en algo mucho más grande…

Los responsables

Claudio Álvarez, autor de El Gran Guarén, sorprende con su creación El ejercito de Dios, mostrándonos una visión bastante particular de la fe. En esta ocasión es Gonzalo Oyanedel Gonzalo Oyanadel (@gxl_oyanadel), guionista de “Fin del luto“(2012) y “La ciudad salvaje“(2014), quien nos presenta un cómic lleno de personalidad, acción y muerte, entregándonos un personaje único: un cura de armas tomar, cercano y a la vez distante de su comunidad, sin miedo a perder nada, lejano a los curas reales que se ven en el día a día.

En los dibujos tenemos a Ximena Rodríguez  (@ximeilustradora) con múltiples trabajos a su haber, “Anima del puerto: Infección“(2015), “Nuke, la ciudad salvaje” (2016) y Atómica: Judas . Debo decir que el trabajo es grandioso. Si bien, es un cómic en blanco y negro, te da la sensación de que si fuese en colores estos sobrarían.

Con tal grado de dibujo que el rostro del protagonista e incluso el de los secundarios son expresivos a mas no poder. Creo que las escenas de acción con esta calidad de ilustración son de alto nivel, dan ganas de rescatar otros trabajos de Rodríguez.

En Conclusión

Este cómic entrega mucho para leer y pensar. Es de lectura rápida gracias a las escenas de acción, pero no deja de tener un buen trasfondo y una interesante filosofía del personaje, lo que ayuda a que el cómic sea totalmente recomendable.

Es una compra necesaria, porque es algo muy buen trabajado y merece la pena ser leído.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

21 publicaciones.

Sobre Carlos Segovia

Enfermero de profesión, trabajador de la salud publica, fanático de los Cómics y Videojuegos con una Hermosa Esposa que me quiere con todo y ñoñerias, y un Peque feliz de sacar mis cómics y juegos cuando no estoy

X
No olvides leer nuestra última revista digital