Inicio » Literatura » Purranque: un viaje por el presente y las memorias

Purranque: un viaje por el presente y las memorias

El sur, la capital, el campo, el metro, el futbol, el mapudungún, la familia y los amigos se reúnen en una serie de relatos en Purranque

Tiempo de lectura: 4 minutos

Escrito por Andrelo el 26/04/2022

Nacido y criado en el sur de Chile, en la comunidad de Oromo-Forrahue en Purranque, el profesor de lingüística y literatura de la Universidad de Chile, Cristian Oyarzo, deambula a través de narraciones biográficas entre el pasado y el presente en Purranque, su debut como escritor.

El libro de 141 páginas de la editorial Emecé Editores del Grupo Planeta, se presenta en un formato rústico con solapas, muy agradable y ligero de leer. A través de cada uno de los relatos que se manifiestan, esta suerte de autobiografía va dejando entrever los pensamientos y vivencias del autor a lo largo de los años.

Sobre el autor

Cristian Oyarzo (1974) proviene de la comunidad Oromo-Forrahue en la localidad de Purranque. Es lingüistica egresado de la universidad de Chile. Se desempeña como docente y participa permanentemente en proyectos de enseñanza de la lengua Mapuche. Actualmente colabora en un proyecto de escritura de epew(relatos ficticios de la tradición oral mapuche) en versión bilingüe mapudungún/castellano.

Cristian Oyarzo

Opinión y análisis

Entrar en Purranque es sumergirse en la vida de Cristian, este lingüista proveniente del campo sureño y actual ciudadano de la capital chilena. De a poco vamos conociendo a su familia de origen. Esa compuesta por padres, hermana, tíos, abuelos, etc. donde cada uno de ellos tiene más de algo que decir.

Semejanzas y contrastes hay por donde se mire dentro de Purranque. No todo es negro o blanco, aunque a veces sí. Las historias llenas de matices y algo más que una pisca de ironía van develando el sentir de Cristian y su opinión política y social respecto a diversos temas. “no vi el desalojo, pero la columna de máquinas y Fuerzas Especiales era como para ir a una guerra, una cantidad absurda tratándose de un puñado de gente pacífica…” Ósea, pacos siendo pacos como siempre.

Muy interesante es que Purranque se va revelando en forma bilingüe; español y mapundungún. El mismo autor se encarga –en la mayoría de las veces- de explicarte algunas conjunciones, conectores y gramática en general de la lengua mapuche, para entender de mejor manera los textos. Hay relatos completos en mapundungún, con su traducción al español al pie de la página.

Purranque se conforma de 106 relatos sin título, solo separados por la estrella mapuche de 8 puntas. Eso es lo que hace tan dinámica la lectura. Algunos no alcanzan la media plana, mientras que otros se extienden por dos hojas. Si bien son autoconcluyentes, se mantiene un hilo conductor inmaterial que mantiene todo en orden.

Quien haya vivido en el sur, especialmente en zonas colonizadas por alemanes, sabe que el clasismo es pan de cada día, y Cristian enfatiza mucho en eso cada vez que puede: “mi mamá trabajó por años como empleada puertas adentro en el fundo del alemán Bretahuer. Prácticamente le crio a sus 3 hijos. Cuando caminábamos a diario rumbo a la escuela, los Bretahuer pasaban siempre en sus camionetas. En invierno nos salpicaban agua y barro y en el verano nos dejaban tapados en polvo. Mi mamá no dejó nunca de referirse con cariño a sus patrones y sus hijos.”

Lo rico de Purranque es que uno toma cariño al tiro con los personajes; el tío Ocho Mil, doña Nora y don Machi, la Paola y la Caro (que de tanto afecto que le agarré ya ni le digo Carolyn) y, por otro lado, un poco de odio sano hacia otros como los latifundistas o la gringa que llamaba a seguir a Jesús en una marcha estudiantil.

Otro de los temas recurrentes es la pelota, el futbol. El libro está lleno de referencias al deporte popular, pero no con una épica empalagosa como la de BB, dios no, sino más bien una llena de magia mundana donde un tractor termina iluminando la tanda de penales en pleno campo. Cosa más buena.

Finalmente, no puedo no sentirme tocado por Purranque en el fuero interno porque también soy del sur, de Osorno, ciudad nombrada varias veces. La emoción que siento cada vez que la nombra, es la misma que siento cuando aparece Osorno en las noticias, ya sea porque Essal nos dejó sin agua por más de una semana, o porque el único constituyente RN salió de esta zona.

¿Dónde comprar?

El libro se encuentra disponible para comprar directamente en la página de Planeta. y en las principales librerías a lo largo del país.

Nos leemos luego.

Punpunia.cl

Sobre Andrelo

Saludos mortales. Me llaman Andrés. Fonoaudiólogo de profesión y padre de afición. Todo lo relacionado con el manga, anime, comics, videojuegos, cine, y ñoñez en general, tiene su lugar en este espacio.

  • Sígueme:

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí