Inicio » Noticias » Cine y televisión » Opinión: Everything Sucks!

Opinión: Everything Sucks!

En la serie de Netflix Everything Sucks seguimos a un grupo de estudiantes que llegan a un acuerdo para grabar una película juntos.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por MaunaStark el 18/01/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Nos situamos en Boring, Oregon, en la década de los 90’s (1996 para ser exactos). Seguimos a un grupo de estudiantes pertenecientes al club de teatro y club de audiovisuales, quienes llegan a un acuerdo para crear una película juntos. A medida que se desarrolla la película, también se desarrollan amores, amistades y desilusiones.

Una serie encantadora y nostálgica a su manera. Si bien, la han comparado con otras series (hmm… Stranger Things… hm), no pretende ser como las demás. Una bonita historia de amor, familia y amistad.


Lo que me gustó

  • Nostalgia. Constantemente nos lanzan referencias a la cultura de los años 90, y es hermoso. Si bien, es algo importante en la vida de los personajes, la serie no hace de esto su punto más fuerte; sabe equilibrar las cosas y tiene claro que está aquí para contar una historia, no para tirar referencias noventeras random.
  • Ternura. Esta serie es muy adorable, a pesar de tratar algunos temas bastante series y maduros. Sus personajes, sobre todo Kate y su padre, se me hacían muy tiernos. Pude empatizar muchísimo con este elenco. Si algo malo les pasaba o si se sentían tristes yo hacía un tipo de mueca o similar; de verdad me sentía mal por ellos.
  • Adultos. Si bien, es una serie protagonizada mayoritariamente por adolescentes, no deja a los adultos de lado (como Stranger Things… hm… hm…), más bien les brinda mucho protagonismo y tiempo en pantalla. Lo que me llama mucho la atención es que la serie los trata como adolescentes, no como adultos. Hacen cosas de adolescentes, piensan y sienten como adolescentes. ¿Será que en realidad no crecemos?

Lo que no me gustó

  • Personajes secundarios. Todos me agradan, todos, pero al menos 3 se me vienen a la mente que no fueron explorados lo suficiente. Obviamente, como personajes secundarios, se tiende a dejarlos un poco más de lado, pero esta serie les dio mucho protagonismo a algunos, sin embargo, esos tres que mencioné los dejas como en la esquina, sin mostrarlos mucho.
  • Episodios muy cortos. El promedio de duración de un episodio de esta serie debe ser de unos 25 minutos, el mismo promedio de un episodio de anime. CORTISIMO. Como me enganché tanto, los episodios se me pasaban volando. Si hubieran sido un poco más largos darían tiempo al espectador de disfrutar más. También les daría tiempo a ellos de resolver ciertas cosas que dejaron un poco vagas.
  • Pocos episodios. La primera temporada (y única hasta ahora) solo tiene 10 episodios. A ver, me brindas unos capítulos de 25 minutos, y más encima son poquísimos. Básicamente te puedes terminar toda la temporada en una tarde.

Lo que me gustó – ¡Con Spoilers!

[su_spoiler title=”SPOILERS” style=”fancy” icon=”chevron”]

  • Conflictos internos. Luke y Kate fueron los personajes que más resaltaron en este ámbito, sobre todo Kate. Por un lado, ella trata de descubrir que es lo que le gusta realmente: hombres o mujeres; sin duda un gran cambio para ella. Por otro lado, Luke, quien se enamora de Kate y conoce las inseguridades de ella, se cuestiona el seguir intentando conquistarla; además, los sentimientos hacia su padre son algo que lo atormentan por casi toda la serie. Ver a estos personajes enfrentarse a sus inseguridades y conflictos fue algo que me gustó mucho.
  • Bullying escolar. No digo que sea algo bueno, no me malinterpreten. El bullying es algo muy cliché y es muy abordado en películas o series con temáticas adolescentes. A pesar de eso, siento que el bullying evolucionó de cierta forma durante el transcurso de los capítulos. Si bien, Emaline, una estudiante perteneciente al club de teatro es quien principalmente molesta a Kate por su orientación sexual, ella termina siendo su pareja al final de la temporada. Irónico, ¿no?
  • Emaline y Oliver. Pueden ser los personajes más irritables al principio, pero con el tiempo les agarré cariño. Su complicada relación amorosa reflejaba un verdadero noviazgo escolar. Cuando Oliver se va a New York y Emaline queda destrozada, es cuando estos personajes terminan un ciclo e inician uno nuevo, ambos por caminos diferentes. Fueron de mis personajes favoritos sin duda.

[/su_spoiler]


Lo que no me gustó – ¡Con Spoilers!

[su_spoiler title=”SPOILERS” style=”fancy” icon=”chevron”]

  • Decisiones de Luke. Luke fue un personaje que me agradó bastante, pero ciertas decisiones me creaban un gran signo de pregunta encima de mi cabeza, específicamente la escena cuando intenta hablar con su padre en el Blockbuster. El decidir no hablarle fue algo que encontré muy estúpido de su parte.
  • Pocos escenarios. La mayor cantidad de tiempo en los episodios estamos encerrados por las paredes de la escuela; no nos alejamos mucho de ahí. Pocas escenas son en casa de los personajes. Lo más lejos que fue la serie, hablando de distancias, fue cuando grabaron escenas para la película en las Rocas Domínguez. Si hubiéramos seguido la travesía de Oliver hacia New York hubiera sido maravilloso.
  • Temporada 2. Maldito Netflix. Esto no es culpa de la serie. El final de temporada nos dejó muy expectantes, queriendo ver el siguiente capítulo inmediatamente, para poder saber qué sucede cuando el padre de Luke llega a su casa. ¿Con qué sorpresa nos encontramos? LA SERIE FUE CANCELADA. Los fans rogamos por la renovación de esta. Necesitamos saber qué es lo que pasó.

[/su_spoiler]


AÑO: 2018 | DIRECTOR: Ben York Jones y Michael Mohan | ELENCO: Jahi Di’Allo Winston – Peyton Kennedy

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

41 publicaciones.

Sobre MaunaStark

Mi nombre es Fernando, actualmente tengo 18 años. Amo la cultura pop. Soy un friki, igual que tú.

X
No olvides leer nuestra última revista digital