Inicio » Zona Oriental » Manga » Me dijiste que para siempre: Porque los finales felices son casi un imposible

Me dijiste que para siempre: Porque los finales felices son casi un imposible

Revisamos la obra de Mengo Yokoyari, una antología de historias publicadas entre el 2018 y 2020, que nos muestra la cara oscura del amor.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por FanoPetrikov el 27/05/2022

Es común dentro de las historias de amor el encontrar un final feliz. Después de episodios turbulentos, diferentes altos y bajos, además de todos los obstáculos que no se consideran pero que pasan, logran las parejas llegar al ansiado “el final feliz”.

Lo que no es nada más alejado de la realidad. El amor como tal, las relaciones amorosas como tal, pueden ser casuales, impulsivas, extensas, cortas, lindas, románticas o tóxicas, pero nunca fáciles. Y es que toparnos con circunstancias que ameriten compromiso siempre traerán a colación las partes oscuras de la naturaleza humana, donde el egoísmo, lo posesivo y los celos pueden salir a la palestra y por consiguiente, presentar realismo frente al posible “final feliz”.

Me dijiste para siempre, o Isshou Sukitte Yutta Jan en su idioma natal, es una obra publicada en el 2020 que reúne 7 historias cortas recopiladas entre el 2018 y el 2020 en diferentes revistas de manga. Su autora, Mengo Yokoyari, viene publicando ya desde hace varios años para diferentes revistas.

El 2010 había publicado Haruwaka, publicó también Scum’s Wish entre el 2012 y el 2017 (serie larga), entre otros, y actualmente se encuentra colaborando con Aka Akasaka (Kaguya Sama, Love is War!) en el manga Oshi ko no.

Sinopsis

Me dijiste para siempre recopila 7 historias que abordan las relaciones amorosas desde un punto de vista realista y hasta crudo. Este nivel de explicitud le permite considerarse un seinen. Su contenido busca abordar desde los amores no correspondidos hasta el abuso.

Estas temáticas contrastan un poco con el título del manga, por lo que podemos entender que busca generar una especie de ironía respecto a ello. Los títulos, eso sí, no chocan entre ellos y las narrativas de cada historia se sienten diferentes, así como también la trama.

Corazón de Acero por ejemplo, aborda la historia desde un desengaño, aplicando la frialdad de la aceptación en su protagonista. Neo Dutch Wife en cambio puede sentirse más ambigua, donde no sabemos realmente hacia donde nos quiere llevar la autora respecto a la idea de poder perderse un poco de las vivencias personales.

Stand By You es más cruda y aborda temáticas de abuso y violencia sexual y psicológica. Guapa, en cambio, da contraste a la historia anterior debido a que se centra un poco más en el amor propio. Una flor por otro lado, es quizá una de las historias más interesantes, puesto que aborda un poco las relaciones que uno deja en el camino y como a veces nuestro mundo emocional evita que podamos transparentar las verdaderas intenciones o la verdadera imagen de quienes tenemos alrededor.

El amor te inclina hacia adelante es quizá una muestra de la evolución maligna del amor, y se enfoca en mostrar las delgadas líneas de las emociones puras y los sentimientos obsesivos. Namu ami te quiero es la historia que le da el cierre a la antología y funciona como fábula, dejando el aprendizaje de que las relaciones deben buscar una reciprocidad si lo que quieren es efectividad, de lo contrario dejémoslo hasta acá no más.

Algunas apreciaciones

Creo que la intención del compendio es buena, quizá más que buena, interesante. Y esto lo comento buscando alejarme de la obviedad que sería el pensar de que solo lo hizo para hacer una recolección de publicaciones y ya está.

Lo que me complica es que las historias son variables y no se logra identificar el eje en común aparte de que las relaciones no son como deberían ser. Esto puede ser explicado por dos aspectos que, creo yo, son constantes: lo primero, es que las historias varían en la profundidad de sus personajes.

Algunas logran resolverse muy bien en el sentido de que a pesar de ser historias de no más de 20 páginas, dan un buen espacio para los personajes y su desarrollo, entregando una trama interesante y bien resuelta. Pero por otro lado, los protagonistas no logran llegar a los espacios que esperamos y si a eso se le suma la frivolidad que ejercen, las posturas y sus acciones mismas en cuanto a circunstancias como la violencia y el maltrato, entonces quedamos cortos de desarrollo.

No sé si podemos culpar derechamente a la autora por la intención que tiene de entregar una buena obra, o la carencia de edición. Lo que sí es cierto es que la calidad ilustrativa de la obra es otra cosa. Podemos apreciar en ella sensualidad, violencia descarnada, emocionalidad facial y también un excelente trabajo en fondos, por lo que no podemos dudar de la habilidad ilustrativa de la misma.

Últimas palabras

Creo que Me dijiste para siempre podría haber sido más. No la considero para nada una mala obra, pero sí corregiría un par de cosas; su nombre, puesto que no creo que vaya tan de la mano con la narrativa misma. Es un nombre insinuante, pero no te vende la obra; es decir, necesito leerla para que me haga eco la decisión del bautizo.

Por otro lado, está la duración de sus obras; siento que el potencial existe, está y puede desarrollarse de buena manera, pero no en esta duración. Quizá si las historias más interesantes del tomo pudiésemos alargarlas a dos historias por tomo o, incluso, a una narración auto conclusiva de cada una, podría haberse ahondado más en la trama, haber terminado de dar un excelente desarrollo de personaje y así haber evitado que se sienta más que como una antología, como una amalgama.  

Actualmente, IVREA Argentina lo ha publicado y está disponible en Punpunia Manga Store.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí
X