Inicio » Noticias » Literatura » Las Bene Gesserit en Dune: Poder y mística femenina

Las Bene Gesserit en Dune: Poder y mística femenina

Una de las fuerzas más importantes dentro de la obra de Frank Herbert: Las Bene Gesserit y su uso de la mística femenina como arma de poder.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por San Chris el 11/10/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Analizar adecuadamente a las mujeres de la obra Dune, resulta una tarea compleja. Específicamente a la Hermandad Bene Gesserit, en las cual debemos reconocer la complejidad de su caracterización y la relevancia de la mística femenina.

Muchos de sus roles, aunque no todos, caen dentro de los límites de los que tradicionalmente han desempeñado las mujeres. Por ejemplo Lady Jessica, que es una concubina, madre, consejera y líder religiosa.

Todas las facetas anteriores hacen que sea más complicado analizar la representación de estas mujeres; ya que no es suficiente mirar simplemente sus roles, nivel de igualdad o rango en la jerarquía de poder. Por lo tanto, es fundamental que analicemos su capacidad de controlar el cuerpo y la vida de cada persona. Así como la capacidad de influir activamente en los resultados de los eventos de la obra.

Esto ofrece una forma útil de mostrar cómo las mujeres son personajes activos, influyentes y poderosos en Dune; aunque no necesariamente tengan los marcadores tradicionales de autoridad.

Las mujeres Bene Gesserit ejercen su agencia en una variedad de áreas, incluida la política, la religión, la educación y la historia.

Bene Gesserit y la mística femenina

Es sabido que Jessica, la Bene Gesserit más destacada de Dune, es la ventana principal que tenemos a su agencia colectiva y a las habilidades que ayudan a facilitarla. Sabemos que estas habilidades son parte de su entrenamiento y la vemos transmitiendo sus lecciones en el entrenamiento de su hijo, Paul Atreides. También vemos ejemplos de otras mujeres Bene Gesserit que utilizan habilidades similares, por lo que suponemos que son comunes a los miembros de la orden.

En el centro de todo está su capacidad para controlar cada nervio y músculo del cuerpo a través de su entrenamiento en prana-bindu.

La Voz en la adaptación de David Lynch

De ahí surgen otros tipos de control, incluido el control reproductivo, que les permite elegir cuándo concebir y determinar el sexo de su hijo. Tienen formidables habilidades de lucha y pueden participar en combates cuerpo a cuerpo sin depender de las armas.

Las Bene Gesserit, mediante la mística femenina, poseen un control vocal excepcional a través de la Voz, donde elevan su voz a un cierto registro para controlar inconscientemente a los demás. Pueden obligar a otros a moverse físicamente o persuadirlos de una idea con un estímulo más allá de la persuasión ordinaria.

Además, son capaces de mejorar sus capacidades mentales. Como cuando sufren la agonía al consumir la Melánge, expandiendo su conciencia para incluir a sus ancestros femeninos. Esto les proporciona información, sabiduría y recursos adicionales con los que tomar decisiones.

Este aspecto nos remonta a la filosofía de Giordano Bruno, filósofo y mago renacentista, quien plantea la idea del arte de la memoria. Este tipo de habilidad servía a los gobernantes para sacar provecho del aprendizaje mnemotécnico y la comprensión de la religión como instrumento de manipulación colectiva.

¿Poder femenino?

N o obstante, más allá de su formación en Prana-bindu, está la educación en varios idiomas, el espionaje, la diplomacia y los credos religiosos, entre otros; dejándolas preparadas para participar activamente en el mundo de muchas formas.

Aunque algunos personajes intentan etiquetar a las Bene Gesserit como «brujas», esto se debe a que tienen miedo de esta mística femenina, al mismo tiempo que temen a las mujeres poderosas. No es porque haya influencias mágicas u ocultas en acción. Sus habilidades se basan en un entrenamiento estricto, y vemos a un joven, Paul, dominar estas habilidades también, gracias a la instrucción de su madre.

Lo que hacen las mujeres de la Bene Gesserit, con todas estas extraordinarias habilidades, es perseguir sus objetivos finales: querer dirigir los asuntos humanos a través de la política y la religión. Lo hacen a través de una variedad de actividades. Realizan pruebas en humanos para evitar que las personas sean víctimas de instintos animales y vuelvan a ser esclavizadas por máquinas pensantes.

Difundieron propaganda religiosa a través de la Missionaria Protectiva para asegurar agujeros en todo el universo. Hacen alianzas con familias y organizaciones gobernantes tal como se ha hecho a lo largo de la historia.

El dilema del Kwisatz Haderach

Sin embargo, si sus mujeres son tan hábiles y poderosas ¿Por qué pretenden producir un sobrehumano masculino que pueda unir el espacio y el tiempo con sus poderes mentales?

Dune (2021)

Herbert mencionó que Dune fue escrita para explorar la mística del superhéroe y la susceptibilidad de la humanidad a la adoración del héroe, permitiendo que líderes poderosos y carismáticos se hagan cargo de su capacidad de toma de decisiones.

No obstante, a pesar de que eligió crear un superhéroe masculino para que sirviera como foco de esta crítica, Herbert no deja a las mujeres fuera de escena ni las absuelve de la culpa. Demuestra que las mujeres también pueden ser criticadas por aprovecharse de las debilidades de la humanidad y ejercer poder para sus propios fines. No vemos que la orden Bene Gesserit tenga éxito en el control de su Kwisatz Haderach, a pesar de generaciones de cuidadosa planificación.

En cambio, vemos la ironía en una organización poderosa que ha pasado generaciones cultivando una mística femenina religiosa y difundiendo propaganda para sus propios fines, siendo desterrada por estas mismas cosas, perdiendo el control sobre su final cuidadosamente planeado.

Esto es parte del comentario de Herbert sobre los peligros de las personas que buscan el poder y la dominación, y la descripción de la Bene Gesserit y la mística femenina destaca que este fenómeno incluye tanto a mujeres como a hombres.

El mesías andrógino

Herbert también fue influenciado por la psicología de Jung, quien teorizó sobre los principios dualistas de lo masculino y lo femenino en el inconsciente de hombres y mujeres, pero también sobre un equilibrio o combinación de elementos, un tipo de androginia que permite la plenitud en la personalidad.

Herbert parece aceptar una visión tan dualista en las descripciones del lugar interior que las Bene Gesserit temen mirar pero al que Paul puede acceder.

Sin embargo, también muestra a Paul convirtiéndose en una especie de figura andrógina, una Bene Gesserit que no es ni completamente masculina ni femenina. Al parecer, abrazar la mística femenina, en lugar de suprimirla, permite que Paul pueda lograr lo que hace.

En resumen, podemos decir que Dune es famosa por su construcción mundial, y la orden Bene Gesserit forma una parte clave del universo.

Esta orden matriarcal debe reconocerse como un hilo conductor entre el poder, la política y la religión, así como una forma de mostrar a las mujeres como figuras activas, influyentes y poderosas por derecho propio.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

4 publicaciones.

Sobre San Chris

¡Hola! Mi nombre es San Chris Atherton, literador y brujotaku de día y noche. Autor del libro ¡Libérate! Manual de uso mágico y adivinatorio de las cartas Clow, publicado por Hechiza Ediciones. Quería ser protagonista de un mahō shōjo.