Inicio » Literatura » Los peligros de fumar en la cama

Los peligros de fumar en la cama

El perfecto equilibrio entre terror, gore y crítica sobre la sociedad Argentina: Los peligros de fumar en la cama de Mariana Enríquez.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Muerto el 23/08/2022

Mariana Enríquez es conocida por sus historias perversas acompañadas de un potente sentimiento de identidad latinoamericana, especialmente argentino, país al que pertenece. Aparte del mejor ejemplo que es Nuestra parte de noche, la mejor forma de adentrarse en su literatura es Los peligros de fumar en la cama, antología de cuentos publicada en 2006.

Los peligros de fumar en la cama es la primera antología de la destacada autora Argentina. Publicada en 2006, la obra cuenta con una selección de cuentos que exploran sectores rurales y urbanos de Argentina, retratando los peores lados de ambos casos.

Los cuentos

El desentierro de la angelita: Una joven cuenta cómo su abuela le tiene pavor a la lluvia y hace todo lo posible para no oírla. Sin embargo, tiempo después la chica desentierra unos huesos en el patio de la casa de su abuela y descubre que son los restos de una tía abuela que no alcanzó a vivir más de tres meses, siendo ella la razón por la que su abuela le teme a la lluvia, ya que en esos instantes puede oírla llorar.

Este relato rescata la tradición de los sectores rurales de Latinoamérica correspondientes a los funerales de los «angelitos», bebés que mueren antes de cumplir un año.

La virgen de la tosquera: Un grupo de amigas se obsesiona con un chico que, por lo que se demuestra, está interesado en la más grande del grupo, la cual la mayoría odia en secreto. El grupo de jóvenes encuentra el caudal de un río perfecto para bañarse en aquel caluroso verano y, junto al río, una virgen que resulta ser mucho más siniestra de lo que ellos creen.

El carrito: En un suburbio como cualquier otro, un domingo llegó un vagabundo con un carrito de supermercado. Las personas a su alrededor de ellos y uno, al ver que el vagabundo iba a defecar en la vía pública, no se le ocurre mejor idea que empujarlo para que caiga sobre sus propios desperdicios. El vagabundo huye avergonzado y entonces se le queda su carrito de supermercado que traerá la ruina para los suburbios.

El aljibe: De un día para el otro, la hija menor de una familia comienza a tenerle fobia a salir de su hogar, a morir durante la noche, a las sombras de la noche y hasta la más mínima bacteria: todos aquellos miedos que tenía su familia, pero ya no. Desde entonces, la protagonista reunirá su escasa valentía e intentará averiguar qué ocurrió.

El mirador: Una presencia relata cómo una niña observa la torre de un edificio, pero lo fundamental es descubrir quién cuenta la historia y el por qué. Una claro homenaje a los clásicos victorianos sobre lugares embrujados y su enorme apego a lo material.

Dónde estás corazón: Una mujer se enamora gradualmente de las enfermedades tras obsesionarse con novelas románticas del siglo XVIII. Sin embargo, más temprano que tarde su obsesión la lleva a superar los límites que cualquier persona podría imaginar.

Sin duda, este es el relato más grotesco, mórbido y explícito de la autora, pero también inteligente y muy bien construido. La elegancia y lo inusitado de su desenlace contrastan con lo retorcido que se retrata a través de sus páginas, convirtiéndolo en el relato más impactante de la autora.

Carne: Este cuento nos va contando de forma progresiva las atrocidades que un par de fanáticas le hicieron a su ídolo Santiago Espina, un cantante de rock con mucho futuro por delante que estaba logrando volver locas a todas las jóvenes de Argentina, alterando todos los medios de comunicación.

La temática de la fangirl llevada a su máxima expresión, con el clásico toque perverso de la autora.

Chicos que faltan: Poco a poco los niños de una ciudad comienzan a desaparecer y las autoridades hacen lo posible para encontrarlos. Los padres van día tras día a reclamar que no han hecho lo suficiente, hasta que una tarde una familia avisa que su hija volvió, pero muy distinta a como la conocían. Luego de eso todos los otros niños empiezan a volver.

Los peligros de fumar en la cama: Una mujer fuma todos los días en su cama, pero cuando escucha la historia de una mujer que se le quemó el departamento por fumar a media noche, un intruso y seductor sentimiento comienza a colarse en su mente.

Cuando hablábamos con los muertos: Un grupo de adolescentes encontró el mejor panorama para pasar sus tardes: jugar a la ouija mientras beben alcohol, ¿Qué malo puede salir?

¿Por qué leer a Mariana Enríquez?

La autora argentina se ha consagrado como una de las grandes voces de la literatura latinoamericana gracias a su particular forma de mezclar el terror y la crítica social. Cada uno de sus cuentos toca fibras sensibles de la sociedad, pasando desde los trastornos de conducta alimentaria, las costumbres de los sectores rurales hasta las familias «monstruos» y el fanatismo adolescente.

La inteligencia de Mariana se acomoda perfectamente con la estética del terror, pues, aunque mucha gente piensa que es un género para personas morbosas que desean leer crímenes atroces, el terror es el recipiente perfecto para las metáforas, la crítica social y la conceptualización de los medios.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí