Inicio » Noticias » Zona Oriental » Manga » En un rincón del cielo nocturno: Una belleza de historia

En un rincón del cielo nocturno: Una belleza de historia

Un manga que nos muestra lo lindo de lo simple y lo inmortal del amor. En un rincón del cielo nocturno es otro acierto de Milky Way Ediciones

FanoPetrikov Escrito por FanoPetrikov
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

En un rincón del cielo nocturno (Yozora No Sumikko De), es un manga escrito y dibujado por Nojico Hayakawa, publicado en el año 2013 por la editorial Taiyoh Tosho, y posteriormente patentado al español por Milky Way en el 2016. Es un tomo autoconclusivo, popularmente reconocidos como “tomo único” y tiene un estilo shojo/yaoi.

Sinopsis

La historia nos centra en Hoshino y Sodou, dos compañeros de colegio que se conocieron en el taller de astronomía. La línea temporal nos pone 11 años adelante, cuando sus vidas ya se encuentran encaminadas y separadas.

Todo transcurre con normalidad, Hoshino es nuestro protagonista central, una persona tímida y sencilla que actualmente se encuentra trabajando como profesor. Sin darle importancia al nombre del instituto, la historia nos muestra a Shota, un estudiante problema con el que Hoshino debe lidiar.

Un día, después de que Shota se metiera en un conflicto, Hoshino se encuentra con Sodou en el colegio, pues es el padre de Shota. Al darse cuenta de la sorpresa, nuestro protagonista comienza a sufrir un remezón emocional, reviviendo en la imagen de un crecido Sodou, un sentimiento tan rebosante como el amor.

A lo largo del manga, la historia se focalizará en la reunión de estos compañeros, el cómo los caminos se han tornado más complicados para cada uno, cómo sus personalidades han cambiado y qué cosas han mantenido desde su separación.

En cuanto a la construcción de la historia

Podríamos decir que En un rincón del cielo nocturno es un manga shojo o yaoi más, sin novedades que mostrarnos a los lectores. Pero pareciera ser que hay un punto favorable en todo esto, y es la involucración completa de las funcionalidades de las personas frente a las circunstancias.

A lo que vamos es que, a pesar de ser un tomo que al leerlo sientes que la historia transcurrió en sólo días, logra darle a este breve tiempo el desarrollo suficiente para que, al terminarlo, no tengamos la sensación de que algo faltó en el relato.

El poder destacar constantemente las personalidades de los protagonistas y el recurso de flashbacks en diferentes tamaños o colores de fondo, permiten que la complementariedad temporal nos muestre más a fondo los motivos del presente, para la toma de decisiones de los personajes.

Junto con esto, se usa el recurso clásico de muchos Shojo/Yaoi, que es la crítica social de cómo son miradas las relaciones homosexuales y la homosexualidad como tal, en una sociedad tan represiva como lo es Japón. No es sólo un proceso con el que hay que lidiar en el exterior, sino que también requiere de una seguridad interna inmensa frente a la amenaza social.

El mejor recurso es la simplicidad de lo lindo. Aparte de que mediante avanza la trama nos damos cuenta que los escenarios son super simples, no presentan mayor desarrollo ni pretende ponernos en un lugar preciso para poder desarrollar algo, pero se consigue que podamos caer perfectamente en el factor ternura o romanticismo.

El uso de las estrellas, del espacio como tal, siempre ha sido una herramienta que otorga un buen desarrollo cuando queremos entrar en el amor, pero acá, este recurso no llega a lo latoso de la cursilería, sino que más bien cae en lo magnificente. Por dar un ejemplo, los elementos estelares nos hablan de cosas enormes que no podemos siquiera dimensionar, muy distantes, misteriosas e incalculables.

Estas características son las que, para su autora, son sinónimo de amor. Poder liberar esa cantidad de sentimiento de una manera directa es complicadísimo. Es por lo mismo que en el manga, podemos encontrar puntos donde la sinceridad muy directa llega a ser algo muy chocante, al menos así nos lo hacen sentir a través de sus protagonistas.

Lo que me gustó y lo que no

Me gustó mucho que fuera directo al grano, no nos deja con sensación de vacío el terminar la historia. Además, no se da las vueltas para poder hacer los giros, porque no lo necesita. Desde un principio nos muestra hacia donde está orientada la trama sin hacerla predecible.

Otro factor que me gustó, al menos en el formato físico, es la dedicación que le puso Milky Way al tomo, con una sobre cubierta muy linda, con dedicatoria de su autora y también con un leve material extra tras la cubierta rústica.

Que no me gustó, su dibujo, no en su totalidad, pero si siento que, en momentos, fue un poco débil, quizá despreocupado, pero fuera de eso, nada que nos desvié la lectura ni mucho menos, que le quite valor a lo buena que es.

No es un desperdicio de tiempo leer esta maravillosa historia. Recomendada para los fanáticos del género, también del manga y mejor aún, para los que amamos los tomos autoconclusivos, sobre todo cuando son así de buenos.

FanoPetrikov
47 publicaciones.

Sobre FanoPetrikov

26 vueltas al sol. Tratado de hilar la psiquis de los demás y la mía también. Lector por amor al arte, otaku y existencialista. La subjetividad está sobre nosotros. ¿O no?