Inicio » Literatura » El Kybalión: Alquimia, mente y filosofía

El Kybalión: Alquimia, mente y filosofía

Revisaremos el Kybalión, una obra que estudia la filosofía de Hermes Trismegisto, el creador de la alquimia.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por White Usagi el 27/07/2022

Hoy revisaremos El Kybalión, un manifiesto vinculado a la alquimia, la filosofía y el conocimiento ocultista. El libro es una reedición de Aquari, sello de editorial Planeta, y sus autores se presentan bajo el seudónimo de Los Tres Iniciados: supuestos seguidores anónimos de las enseñanzas de Hermes Trismegisto, el padre de la alquimia.

En esta reseña nos enfocaremos en diseccionar y encontrar sus pilares fundamentales; siempre apuntando a la deconstrucción de sus ideas y a la presentación de su discurso narrativo.

El Kybalión de Hermes Trismegisto

Separemos su descripción en dos prismas diferentes:

Hermes es una invención: Intentando mantener una explicación sencilla, se puede decir que Hermes Trismegisto –que significa el tres veces grande-, es un personaje creado durante el periodo alejandrino. Según expertos, Hermes se rige por las reglas del Sincretismo, es decir, que nace de la comparación entre dos o más dioses por parte de eruditos viajeros que documentaron paralelismos entre panteones de diferentes culturas.

Hermes sería el sincretismo del dios egipcio Thoth y el dios egipcio Hermes, ambos creadores de la escritura, la palabra, y guía de las almas que abandonan la tierra. Investigaciones actuales también lo asocian fuertemente al cristianismo, donde cumple el rol del maestro de Abraham: el primero de los tres patriarcas del judaísmo.

Hermes Trismegisto. Imagen de dominio público.

Hermes fue quien inspiró a las antiguas civilizaciones: Hermes Trismegisto creó la alquimia, la astrología, y las bases de las astronomía. Fue un gran maestro que vivió en el antiguo egipcio, tanto así que los eruditos se inspiraron en él para crear al dios Thoth y al dios Hermes. Según teólogos antiguos, fue él quien preparó a Abraham para su gran viaje.

Fue él quien escribió los hermética, textos que hablan de astrología, medicina y farmacología, alquimia o magia, y con una antigüedad aproximada del siglo III antes de Cristo.

La enseñanza del hermetismo a través del Kybalión

Los labios de la sabiduría permanecen cerrados, excepto para el oído capaz de comprender.

El Kybalión

Los Tres Iniciados, practicantes de una antigua doctrina secreta y hermética, deciden compartir con el mundo una serie de enseñanzas que, hasta ese momento, solo se podían aprender de boca en boca. El manifiesto, bautizado como El Kybalión, ofrece una explicación detallada, pero simple, de los antiguos tratados herméticos escritos por Hermes Trismegisto: el padre de la alquimia, maestro de Abraham, y persona influyente para varias culturas del mundo.

El libro se centra en la transmutación mental, un proceso donde las personas pueden sincronizarse con la ley que va contra todas las leyes: una fuerza superior bautizada como EL TODO, y que obra a través de nosotros gracias a la madre-padre mente. Según las enseñanzas de Hermes, cada pequeño objeto es resultado de una única entidad superior que no se puede comprender, ya que nuestras mentes finitas solo pueden imaginar algo igual de limitado.

A través del estudio y explicación de las siete reglas fundamentales, El Kybalión buscará sumergirte en su misteriosa forma de plantear el ciclo de la existencia.

Representación del estudio de la alquimia.

Lo bueno: bellamente presentado

El Kybalión te trata como si fueses uno más de su familia desde las primeras páginas. La narración está muy bien pensada y ejecutada. La forma en que escala las ideas refleja el cariño de su creador por transmitir lo que ha aprendido de leer los textos originales. Consideren que El Kybalión es el estudio de los tratados herméticos originales, y que está especialmente diseñado para funcionar como una guía de introducción a su filosofía.

Entonces tenemos una serie de citas extraídas de Los hermética, y explicadas con la misma paciencia que un maestro iluminado a un aprendiz primerizo. Las 144 páginas son fáciles de masticar, la terminología avanzada fluye con el discurso sin atascar la fluidez. Y aunque suele ser redundante al intentar explicar citas extraídas, lo hace muy bien al momento de intentar transmitir la enseñanza detrás.

La presentación física es elegante y misteriosa, pero sin caer en lo sobrio y tedioso. Las ilustraciones que separan los capítulos principales son preciosas, y sirven como una pequeña pausa distractora antes de retomar el texto.  

Lo malo: le cuesta vencer el escepticismo

Si hablamos de presente, hablamos de una época donde la gente tiende hacia el escepticismo para bien o para mal. Ya sea aferrarse de forma fanática a una ideología, teorías conspirativas de control mundial, o algo tan simple como escudarse en una base científica comprobada para ignorar a otros que piensan diferente.

No he leído el Kybalión original, pero se nota que el manifiesto hace su mayor esfuerzo para intentar convencerte de darle una oportunidad. En las primeras páginas, su filosofía supuestamente secreta choca con el hecho de que es un producto comercial y masificado, e intenta combatirlo al aclarar que el conocimiento hermético solo llegará a quienes estén listos para escuchar. Que el acto de tener el libro, leerlo de mano propia o escuchar de él, es producto del TODO y nuestra conexión con él.

Y aunque la idea está bien justificada y explicada –de hecho, a mí me gustó bastante-, siento que no termina de romper el velo del escepticismo polarizado en el que vivimos, haciendo un poco más difícil alcanzar a gente fuera de su nicho.

Sobre White Usagi

Futuro escritor de ciencia ficción. Amante de los video juegos, películas, series y libros. Tengo el afán de deconstruir cosas, buscando llegar hasta el mismo centro de cada idea.

  • Sígueme:

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí